Blogia
mQh

cuidado con los enanos terroristas 2


Enfermiza campaña acusa a mujeres extranjeras de viajar a Estados Unidos para dar a luz y lograr así que sus hijos sean ciudadanos estadounidenses, los que, ya adultos, serán enviados a Estados Unidos a matar a estadounidenses. Por supuesto, la estúpida instigación proviene del campo republicano.
[Jessica Pieklo] Si hemos de creerle a la representante Luoie Gohmert (republicana de Texas), uno de los peligros más graves que enfrenta hoy el país son bebés. Bebés terroristas. Claro que ahora se ven bonitos e inocentes, pero los hicieron nacer en este país con un propósito muy especial: convertirse al nacer, automáticamente, en ciudadanos estadounidenses y, una vez adultos, tras una vida de adiestramiento como terroristas, volver a Estados Unidos y hacernos volar a todos.
Ojalá fuera un chiste.
Las aseveraciones de Gohmert han estado circulando, incontestadas, naturalmente, en Fox News, como parte de la campaña de la derecha para modificar o revocar la 14 Enmienda. La representante Gohmert no es la única que hace estas acusaciones. La representante Debbie Riddle (republicana de Texas) apareció recientemente en el programa de Anderson Cooper en CNN y argumentó que hay extranjeras que tienen hijos en Estados Unidos con el "maligno propósito de convertirlos en pequeños terroristas, que luego volverán a Estados Unidos y nos atacarán". Las dos republicanas se niegan a retractarse de estas inflamatorias acusaciones, incluso después de que el FBI declarara repetidas veces que se trata de creencias absurdas.
¿Por qué tendrían que hacerlo ahora que rinde tantos frutos políticos para los republicanos y cuando los medios, y los demócratas, no han sido capaces de repeler esta ofensiva narrativa? El tema de los enanos terroristas refleja la combinación de lo peor de las tendencias republicanas anti-musulmanas y xenófobas y sus impulsores simplemente rechazan las evidencias que entregan los hechos y la razón.
Dejando el cinismo y la ironía, desglosemos por un instante algunas de estas creencias, incluyendo su origen en la masiva campaña contra los bebés ilegales.

Turismo para Parir Es una Falacia
Desde el 11 de septiembre de 2001 los viajeros de la mayor parte de países del mundo que quieren viajar a Estados Unidos con una visa de turista deben superar un riguroso proceso para ser admitidos en el país. Ese proceso incluye proporcionar evidencias del propósito del viaje, entregar huellas digitales y fotografías, y sobrevivir una entrevista con un funcionario de la sección de visas de la embajada estadounidense antes de que recibir efectivamente una. El proceso para recibir un permiso de residencia es todavía más difícil. Aparte de las conjeturas, los que hacen estas instigaciones no han presentado nada que se parezca a pruebas de que mujeres embarazadas, especialmente mujeres árabes, estén viajando a Estados Unidos con el único propósito de dar a luz.

Bebés Nacidos en EUA Legalizan a Sus Padres
Pese al hecho de que esta creencia es fácilmente desechable, de todos modos se rehúsa a morir. La realidad es que ningún padre ilegal con un hijo nacido en territorio estadounidense obtiene por esto ningún beneficio, por lo menos durante los primeros 21 años, o más normalmente 31 años. Eso quiere decir que un niño debe primero cumplir 21 años antes de que él o ella apodere a cualquiera para un permiso permanente. Normalmente, los padres tendrán que vivir fuera del país por un período de al menos diez años antes de convertirse en residentes permanentes, debido a su condición ilegal.

Inmigrantes Ilegales Están Inundando las Fronteras
De acuerdo al Pew Hispanic Center, de cerca del ocho por ciento de los niños nacidos en Estados Unidos, uno o los dos padres son inmigrantes ilegales. Suena alarmante, ¿no es así? Lo que el informe también dice, y es algo que no ha recibido la misma atención que ese ocho por ciento, es que el ritmo de llegadas no autorizadas se han acelerado a fines de los años noventa y los primeros años del siglo 21. Esos niños que nacieron antes aquí, tienen padres de que han estado en el país por al menos cinco años y no han sido, como sugiere la creencia, "depositados" en la frontera por sus madres embarazadas e indocumentadas.
Los ataques contra las mujeres inmigrantes y sus hijos son ruines y políticos. En este momento, los ataques contra la 14 Enmienda han pasado más allá de la política y son realmente patéticos. Los conservadores habituados a adoptar el principio del carácter excepcional de Estados Unidos, esculpieron en la 14 Enmienda y en la adopción del punto de vista estadounidense de otorgar ciudadanía a los que nacen en el país, como un principio que permitió que nuestro país se elevara sobre los otros y se convirtiese en un faro de la democracia. En algún momento esa misma creencia llevó a los republicanos a revisar las leyes de inmigración de este país -una revisión que se necesita desesperadamente, pero que por desgracia no puede ocurrir porque la retórica se ha infectado tanto con grotescas manifestaciones de racismo que, por lo menos de momento hace simplemente imposible todo debate. Hasta que esa persistente y perniciosa narrativa racista no sea exorcizada de la plataforma republicana, la reforma de la inmigración, en mi opinión, está muerta. Y todos vamos a sufrir las consecuencias.
19 de agosto de 2010
©care2
cc traducción mQh
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres