Blogia
mQh

uribe defiende a primo parapolítico


La declaración de Uribe en el caso de su primo, el ex senador Mario Uribe. En el documento, que consta de nueve puntos, el ex presidente afirma, entre otras cosas, que nunca recibió mensajes o sugerencias de los grupos paramilitares a través del ex congresista Mario uribe Escobar.
Colombia.En cuatro páginas el ex presidente Álvaro Uribe respondió, el 22 de junio de este año, el cuestionario enviado por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, dentro del proceso que la Sala Penal adelanta contra su primo, el ex senador Mario Uribe Escobar, por sus presuntos vínculos con grupos paramilitares.
En el documento, el ex presidente Uribe niega que Mario Uribe haya tenido alguna participación en su mandato, distinta al hecho de que desde el Congreso de la República, en su condición de Senador, siempre apoyó las iniciativas legislativas presentadas por su gobierno.
Sin embargo, Uribe reconoce que contó con el apoyó de su primo en sus dos candidaturas. "Fue el primero o uno de los primeros aspirantes al Congreso en adherir a mi candidatura. Otros que lo hicieron fueron Germán Vargas Lleras, Manuel Ramiro Velásquez y Luis Alfredo Ramos", dijo el mandatario.
El ex presidente afirma, además, que nunca recibió mensajes o sugerencias de los grupos paramilitares a través del ex congresista.
"No, jamás. Mi política de gobierno la expuse al público. Siempre la repetí en diferentes regiones. Fue así como, desde la primera campaña presidencial expuse mi intención, deseo y decisión de adelantar procesos de paz con estos grupos armados al margen de la ley, siempre y cuando se diese el cese de actividades criminales y mostrasen la voluntad inequívoca de reintegrarse a la vida civil, abandonando la violencia y su accionar delictivo (...) reitero que nunca se recibieron mensajes o sugerencias de los grupos militares a través del doctor Mario Uribe Escobar, éste nunca adelantó gestiones de ninguna índole, ante el Presidente o ante el gobierno a favor de esos grupos, y nunca participó en el proceso de paz que el gobierno adelantó con las autodefensas y que culminó con su desmovilización y entrega", respondió el ex presidente en el cuestionario.
Uribe reconoce además que el auge de su campaña de 2002 sí ayudó en la votación a aspirantes al Congreso como Mario Uribe y otros que se adhirieron a ella. "Es cierto. Mi candidatura presidencial evidentemente favoreció las candidaturas al Congreso de quienes durante la campaña adhirieron a ella. Como ejemplo puede citarse los casos de Mario Uribe", señala el ex presidente.
"En este cuestionario, el ex presidente Álvaro Uribe respaldó las afirmaciones de su primo Uribe Escobar, demostrando cómo esos vientos de cola beneficiaron esa candidatura, la cual desde un principio nadie creía en ella y ese ímpetu del ex jefe de Estado favoreció al ex congresista y corrobora por qué la alta votación en el 2002", afirmó el defensor Nodier Agudelo, hace apenas unos días.
 
Las Razones del Interrogatorio
La Corte interrogó al ex presidente Álvaro Uribe con el ánimo de aclarar cuál era el objetivo del encuentro entre el ex senador Mario Uribe Escobar y el ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso, donde se presume que hablaron de unas razones del presidente de ese entonces, Álvaro Uribe, para que se emprendiera un proceso de paz.
Cabe recordar que el ex senador antioqueño se declaró inocente de los cargos que lo vinculan con paramilitares. Aunque admitió que se reunió en una oportunidad con Salvatore Mancuso en compañía de Eleonora Pineda, negó cualquier nexo con las Auc.
Según el ex senador, en esa reunión, de corta duración, el ex jefe paramilitar le manifestó la intención que tenía de "utilizarlo" por sus vínculos familiares como enlace frente al entonces candidato a la presidencia y gran opcionado a ganar, Álvaro Uribe.
Uribe Escobar dijo que rechazó su propuesta. "Discutimos rápidamente… quería convertirme en enlace con el próximo presidente de la República... quería que yo le sirviera de enlace. No acepte ese encargo".
El ex senador también aseguró que no pactó nada con Mancuso y que nunca celebró acuerdos de ninguna índole. "La reunión fue inesperada… después de oírle su discurso, simplemente respondí de manera cortes que no era posible y que sin embargo en una situación tan difícil la paz era un objetivo plausible. De hecho, Salvatore dice expresamente que nunca hice gestión para ellos ni que él jamás pidió un voto para mí".
Según Uribe Escobar, las acusaciones de Mancuso en su contra son motivadas por su intención de vincular a un gran número de políticos con el paramilitarismo en lo que denominó en algún momento como "el tsunami político". Para el ex congresista, el objetivo de Mancuso con esto era provocar un quiebre en la política que permitiera un "beneficio jurídico para todos los involucrados".
18 de septiembre de 2010
17 de septiembre de 2010
©semana

rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres