Blogia
mQh

los otros falsos positivos


columna de lísperguer
Artículo relata cómo bandas de paramilitares llegaron a controlar el piedemonte llanero: Cundimarca, Meta, Boyacá y Casanare.

En la guerra contra los campesinos en Colombia, paramilitares y militares han cometido muchos crímenes horrendos.Torturas y ejecuciones inimaginablemente salvajes, como la chica que fue mutilada a machetazos hasta que no quedó de ella sino el tórax y la cabeza, y los hornos crematorios, donde se deshacían de sus víctimas, vivas o muertas. Son los creadores del concepto ‘falso positivo’, nombre dado a civiles que son asesinados por la tropa paramilitar para ser vestidos con el uniforme de la guerrilla y ser presentados como guerrilleros caídos en combate. El gobierno de Uribe pagaba cerca de dos mil dólares por cadáver. La muerte debía probarse con la cabeza o las manos del ajusticiado.
En el artículo que estoy leyendo se revela una nueva modalidad de crimen, también salido de la afiebrada mente de esos monstruos: el asesinato de civiles, e incluso de las propias tropas militares, para ser presentados como paramilitares muertos en combate y así hacer creer al gobierno que el ejército estaba efectivamente atacando a los paramilitares.
"El sargento ‘Rodríguez’ también les pidió", leemos en el artículo en verdadabierta, en que se cuenta cómo los paramilitares de don Mario llegaron a controlar el piedemonte llanero, "simular combates entre el Ejército y los ‘paras’, y así presentar personas asesinadas por las autodefensas como paramilitares muertos en combate [énfasis agregado] contra los soldados del Batallón Serviel.
"Fue así como en una ocasión ‘Flechas’ seleccionó dos paramilitares rasos de una de sus escuelas de entrenamiento y los llevó a la vereda Europa de Paratebueno. "Cuando vieron las tropas del Ejército, los ‘paras’ asesinaron a los dos patrulleros y dispararon en dirección a los soldados que se aproximaban. [Énfasis agregado] "Huyeron y dejaron los dos cadáveres, con sus armas, uniformes y brazaletes, para que los presentara como autodefensas muertos en combate.
"En otra ocasión, según ‘Flechas’, sus hombres asesinaron a dos civiles cerca a Medina, que "nada tenían que ver con las autodefensas", y los abandonaron cerca de una patrulla del Ejército [énfasis agregado]. Fueron presentados ante los medios como paramilitares que murieron en enfrentamiento".
Consterna la barbarie de estos criminales y su espeluznante desprecio por la vida humana y por los valores y normas que suelen regir las relaciones entre personas civilizadas, asesinando por consideraciones de estrategia o de dinero, a sus propios reclutas o empleados. Nada se puede agregar que represente fielmente el horror que causan estas figuras salidas del infierno. En Chile, como caso único en la prensa hispana, el diario de extrema derecha ‘La Tercera’ llama "combatientes" a los paramilitares colombianos.
lísperguer

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres