Blogia
mQh

condenan a ladrones de bebés


Diez años de prisión a los apropiadores de María Natalia Suárez Nelson.
Argentina. El Tribunal Oral Federal Uno de La Plata condenó a los dos acusados de la apropiación de una beba, hija de un matriomonio de desaparecidos, en agosto 1977, durante la dictadura militar. Omar Alonso, su padre adoptivo, y el ex capitán de navío, Juan Carlos Hertzber, fueron condenados por los delitos de retención, sustracción y ocultamiento de un menor y alteración del estado civil. Los jueces dispusieron exámenes médicos para resolver como cumplirán la condena los dos sentenciados, que en la actualidad están beneficiados con la prisión domiciliaria.
Los jueces Carlos Rozanski, Roberto Atilio Falcone y Mario Portela encuadraron los delitos como de lesa humanidad en el marco de un genocidio perpetrado por la dictadura militar, entre 1976 y 1983, cuando la sustracción de hijos de desaparecidos "era una práctica sistemática como parte de un plan destinado a disciplinar a la sociedad".
Además, el tribunal platense también encontró a Alonso y Hertzber culpables de "falsificación de documentos públicos" de la entonces niña. María Natalia Suárez Nelson es hija de María Elena Isabel Corvalán y Mario César Suárez Nelson, ambos desaparecidos durante la dictadura por su militancia en Montoneros.
El expediente sobre su desaparición se inició en agosto de 1985, cuando, según la causa, Omar Alonso y su esposa, María Luján Di Mattía, armaron un relato ficticio sobre el supuesto nacimiento de su hija y se negaron a pericias científicas que podrían haber determinado la verdadera identidad de la joven.
En 1986, el matrimonio se fugó con la niña al Paraguay y, al amparo de la dictadura de Alfredo Stroessner, compartieron estadía con otros apropiadores como Norberto Bianco y Samuel Miara. En 1993 Alonso fue detenido en una de sus visitas a La Plata, pero la Justicia provincial lo sobreseyó.
Diez años después de la fuga, fue extraditada la esposa de Alonso, que también estuvo detenida, pero luego fue liberada y la absolución de ambos fue dictada por el juez penal Juan Carlos Bruni, de la Justicia bonaerense, decisión que confirmó la Cámara de Apelaciones.
En 2003, la causa se reabrió en el fuero federal y el 31 de agosto de 2005 el juez Arnaldo Corazza libró una orden de allanamiento a los fines de "secuestrar muestras alternativas" de sangre de las que sea posible extraer ADN de María Natalia Alonso.
Recién el 1 de junio de 2006, María Natalia conoció su verdadera identidad, a través de la notificación de los resultados del estudio de histocompatibilidad realizados por el Banco Nacional de Datos Genéticos.
Durante el juicio se acreditó que Herzberg entregó la niña nacida en cautiverio a Alonso y su mujer, quienes la inscribieron como propia en el Registro de las Personas.
[Foto viene de este blog.] nopublicable.blogspot.com]
15 de diciembre de 2010
14 de diciembre de 2010
©página 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres