Blogia
mQh

rosario tiene museo de la memoria


Quedó inaugurado anoche el Museo de la Memoria en la ex sede del Comando del II Cuerpo. "Construimos este edificio para que lo mejor y lo más oscuro de la condición humana queden aquí reflejados", dijo el director del Museo, quien fue el único orador. El gobernador Binner lo calificó de "maravilloso proyecto educativo".
[Guillermo Zysman] Argentina. Rosario no olvida. Y desde anoche tiene su Museo de la Memoria inaugurado. Ante una multitud que se concentró en la esquina de Córdoba y Moreno, el gobernador Hermes Binner y el intendente Miguel Lifschitz encabezaron el acto que dejó formalmente habilitado el espacio que recuerda la violación de los derechos humanos en la última dictadura en lo que fuera la sede del II Cuerpo de Ejército durante aquellos años en la ciudad. "Hemos construido un Museo para que el nombre de los ausentes, aquellos que fueron arrebatados por la violencia homicida del Estado, no sean devorados por el olvido. Quisimos que su juventud, su templanza, sus visiones del mundo quedaran resguardadas entre estas paredes", destacó el director del Museo, Rubén Chababo. "Parece un sueño, pero es la realidad, demuestra que 33 años de lucha no fueron en vano", se emocionó en el escenario Elsa ‘Chiche’ Massa, de Madres de Plaza de Mayo. Binner recordó que la ordenanza del Concejo que definió el emplazamiento fue sancionada durante su gestión al frente del municipio "y no bien se presentó impulsamos su sanción e hicimos las gestiones para que este maravilloso proyecto se concrete". Lifschitz destacó "el mensaje de tolerancia que difunde el Museo pese a referirse a las atrocidades de la dictadura".
El tiempo no acompañaba. Tras una sofocante jornada, al caer la tarde el cielo se puso amenazante. No fue obstáculo para que miles de rosarinos se acercaran a Moreno y Córdoba para participar de la inauguración del Museo de la Memoria donde hasta hace poco funcionó el lujoso bar temático Rock & Feller’s. Militantes de aquellos años, Madres, Abuelas, jóvenes de hoy involucrados en la cosa pública, artistas y la dirigencia política de la ciudad y la provincia dijeron presente. También estaban los tres mentores de la iniciativa: los ex concejales radicales Daniel Luna, Rafael Ielpi y Roberto Bereciartúa.
Emocionado, Binner recorrió el Museo y recordó ante Rosario/12 que cuando se presentó el proyecto en el Concejo "por parte del ex concejal Luna, lo apoyamos, le dimos impulso y luego hicimos todas las gestiones ante la provincia para que este maravilloso proyecto cultural y educativo se concrete y sea la realidad que hoy estamos viendo, para que nuestros jóvenes vengan y conozcan lo que pasó en aquella época, y para que no vuelva a suceder".
Lifschitz comentó que la negociación con el antiguo propietario de la vieja casona donde funcionó el II Cuerpo de Ejército "fue una de las primeras decisiones políticas que tuve que adoptar al asumir la intendencia. Negociamos, llegamos a un acuerdo y compramos el inmueble y con mucha satisfacción lo estamos inaugurando". Para el intendente el espacio habilitado "es un lugar para generar conciencia, pensado para todos pero en particular para las generaciones que no vivieron aquella tragedia". El jefe comunal destacó "el mensaje de tolerancia que promueve el Museo pese a tener que abordar las atrocidades cometidas por el Estado en la dictadura".
El viento hizo lo suyo e impidió el "descubrimiento" de uno de los símbolos del Museo: diez columnas en forma de rollo de bronce con los nombres de los desaparecidos y víctimas del terrorismo estatal. Un show de multimedia evocó aquellos años reflejándose en las paredes recuperadas para la ciudad y luego llegaron los discursos.
Chababo recordó que durante "años en estas puertas que hoy abrimos de par en par, madres, padres y hermanos llegaron en búsqueda de una verdad que les fue negada". Más adelante destacó la tarea de reconstrucción de "esta casa en un sitio para la reflexión, piedra por piedra, baldosa por baldosa para que sirva de testimonio de cuán fragil es la condición humana y cuán responsable somos cada uno de nosotros de su cuidado".
Aludió a la prolongada y compleja negociación con los empresarios responsables del Rock & Fellr`s "que a lo largo de años se empeñaron en decir que no sería posible, sin saber que cada no, cada rechazo no hacía más que aumentar nuestro empeño".
"Hemos construido el Museo continuó a partir de preguntas, de interrogantes, en base a un puñado de certezas. Construimos este edificio para que lo mejor y lo más oscuro de la condición humana queden aquí reflejados, pero por sobre todas las cosas para que este edificio sea la prueba inquebrantable de nuestra desconfianza ante cualquier proyecto político que no visualice a la dignidad humana en el primer punto de su agenda". Tras reivindicar la política de derechos humanos del gobierno nacional, por promover la reapertura de los juicios a los genocidas, cerró: "Viva la vida, viva la democracia".
Chiche Masa hizo mención al peregrinar "de un pequeño grupo de familiares que veníamos en el 77 a este lugar, para saber dónde estaba nuestros familiares y recibíamos una humillante respuesta de los militares, de quiénes impartían las órdenes para que cometieran las peores atrocidades en los Centros clandestinos de detención". Mencionó con nombre y apellido a algunos de los más ilustres militantes de esos años. "Ellos deben estar felices de este logró", dijo al final. "Madres de la Plaza, el pueblo las abraza", la ovacionó la multitud.
18 de diciembre de 2010
©página 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres