Blogia
mQh

uribe dudaba de gontard


¿Por qué Uribe dudaba de Gontard, el facilitador ante las Farc? El diario Le Temps le preguntó al exfacilitador suizo si tuvo algo qué ver con el exilio de los familiares de las Farc en Suiza. Gontard, quien fue cuestionado por su presunta cercanía con las Farc, respondió que no.
Colombia. Uno de los episodios diplomáticos de mayor tensión en las relaciones de Colombia fue la liberación de los secuestrados en poder de las Farc.
En ese capítulo de la historia fue llamado el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, como mediador; fueron nombrados tres "países amigos" (España, Francia y Suiza), y el propio Nicholas Sarkozy llegó a mostrar desespero por momentos.
Este último detalle fue revelado por la publicación de algunos cables diplomáticos de la embajada estadounidense en Colombia.
Parte de esos intríngulis diplomáticos fue reseñada por el diario Le Temps de Suiza en un artículo titulado "Suiza, tierra de asilo para los familiares de las Farc", publicado esta semana.
El artículo de Le Temps registra que Jean Pierre Gontard, uno de los mediadores para las negociaciones con las Farc, "había arreglado la permanencia de varios familiares de tres altos jefes de las Farc en Lausanne".
Los tres líderes de las Farc a los que se refiere el diario son ‘Alfonso Cano’, Rodrigo Granda y ‘Raúl Reyes’.
Según Le Temps, Gontard "confirmó la presencia de los familiares en Suiza, pero niega haber tenido alguna participación en un acuerdo".
Gontard fue una figura polémica en Colombia, a la que la Casa de Nariño le cerró las puertas después de la Operación Jaque. Gontard, desde Suiza, dijo horas después de la misión que el gobierno colombiano pagó a la guerrilla por el rescate.
Los cables dan cuenta del escepticismo que tenía Uribe por el papel de Gontard y Noel Saez, el negociador francés, en las mediaciones.
Uno de esos cables da cuenta de que el presidente Uribe, en una reunión con los entonces subsecretario de estado (de EE.UU), Thomas Shannon, y embajador en Bogotá, William Brownfield, indicó cómo les dijo a Gontard y a Saez que ya no contarían más con su ayuda.
Uribe explicó que la decisión "no era un asunto de gobierno a gobierno, sino más bien una preocupación del Gobierno de Colombia con los dos mediadores".
Un cable de la embajada de EE.UU en Bogotá, enviado el 4 de marzo de 2008, registra la preocupación de Francia tras la muerte de ‘Raúl Reyes’, porque el hecho podría torpedear la liberación de Íngrid Betancourt. El cable enfatiza en que ‘Reyes’ era el principal contacto de Gontard, Saez y Leyva (Álvaro).
No obstante, la embajada consideró que ‘Reyes’ realmente no estaba interesado en un acuerdo. En palabras de la embajada, "’Reyes’ era un guerrillero de línea dura que hizo muy poco para avanzar en un acuerdo humanitario".
Una de las preguntas que intenta resolver el periodista de Le Temps es si Suiza fue demasiado benévola con los familiares de las Farc buscando compromisos de la guerrilla.
Los cables diplomáticos muestran que a Uribe le preocupaba el papel de Suiza.
Las Farc "podrían utilizar a la Iglesia Católica y a los suizos para hacer presión sobre el presidente Uribe", dice uno de los cables.
Otro cable del 29 de septiembre de 2005 da cuenta de una conversación con una fuente de la embajada que revela que Gontard "habría hecho diferentes ofertas a las Farc en vista de un intercambio humanitario pero no habría recibido nada a cambio". "Ellos (las FARC) han sido tacaños con él ", dijo la fuente que en los cables aparece reservada.
El diario suizo argumenta que tras la muerte de ‘Raúl Reyes’ el gobierno colombiano se volvió más inflexible, mientras que el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Bernard Kouchner, pensaba que era una mala noticia para la liberación de Betancourt.
Además, los computadores incautados en el campamento de ‘Reyes’ dejaron mal parados a los negociadores Gontard y Saez.
Según una de las fuentes mencionadas en los cables diplomáticos, Saez había prometido a ‘Reyes’ que si las Farc liberaban a Íngrid, el gobierno francés estaba dispuesto a retirarlos de la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea, y les permitiría abrir una oficina de representación en París.
La fuente aseguró "que en febrero Saez le dijo a Reyes que el Gobierno de Francia podría quitar a las FARC de la lista de terroristas de la UE y permitir que abran una oficina en París a cambio de la liberación de Betancourt".
La "simpatía" de Gontard y Sáez por las Farc, le dijo la fuente al embajador estadounidense William Brownfield, "hace difícil aceptarlos como facilitadores. Sin embargo, el gobierno todavía no ha comunicado estas preocupaciones a los suizos".
Pocos días después de la ‘Operación Jaque’, Bogotá rompió oficialmente con los mediadores. Y un mes después, el fiscal Mario Iguarán dijo que llamaría a Gontard a indagatoria por su presunta responsabilidad en el traslado de 480.000 dólares para las Farc a Costa Rica.
Saez, en 2009, publicó un libro en el que sostiene que los centinelas de los secuestrados liberados con Jaque fueron comprados. Aunque la versión no ha sido comprobada, otro cable diplomático reveló que alias ‘César’ (el centinela de Betancourt) buscó un acercamiento con el Gobierno colombiano para liberar a la excandidata presidencial.
Gontard, por su parte, ha negado la acusación sobre su extralimitación con las Farc, le dijo al diario suizo: "no estaré satisfecho sólo con el archivo de la investigación".
Efectivamente, familiares de líderes de las Farc sí viven en Suiza, concluye el diario Le Temps. Sin embargo, varios están allá desde los noventa, y no está claro que su permanencia en ese país haya sido producto de la mediación de Gontard.
20 de marzo de 2011
19 de marzo de 2011
©semana

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres