Blogia
mQh

testigos niegan cargos


Tres testigos niegan nexos de Gil y Riaño con Auc. Un excongresista, una exalcaldesa y un exconcejal negaron tener información sobre los posibles nexos entre los ex congresistas Gil y Riaño con paramilitares de Santander.
Colombia. Ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, tres testigos citados en el juicio a los ex congresistas Alfonso Riaño y Luís Alberto Gil negaron tener conocimiento sobre los posibles vínculos entre los políticos santandereanos y el Bloque Central Bolívar de las AUC.
El primero en declarar fue el exalcalde de Bello (Antioquia) y excongresista procesado igualmente por ‘parapolítica’, Oscar Suárez Mira. Suárez aseguró que conoció a Gil y Riaño en los actos de posesión del Congreso y rechazó las acusaciones del ex paramilitar ‘David Hernández’ sobre presuntas reuniones políticas realizadas en Bucaramanga entre los ex congresistas y paramilitares.
Como parte del proceso, el ex paramilitar David Hernández conocido con el alias de ’Diego Rivera’ le había dicho a la Corte en su momento que antes de las elecciones de marzo de 2006, él le presentó el proyecto Semillas de Paz - Santander, una propuesta de desmovilizados, a Gil, Riaño, Óscar Josué Reyes y Óscar Suárez Mira.
Contó que allí también estuvieron alias ‘Tarazá’, ex jefe político del Bcb para Santander, y alias ‘Alfonso’, "que me dijo que iba a entregarles a los políticos mil millones de pesos para las elecciones" por orden de alias ‘Julián Bolívar’.
En un segundo momento, luego de la declaración de Suárez Mira, la Corte Suprema recibió el testimonio de Deyanira Ardila, ex alcaldesa de Barbosa (Santander). La testigo reconoció que sabía de la presencia del BCB en el departamento aunque nunca se enteró de la realización de alianzas entre políticos de la región con el grupo paramilitar, paras este caso, entre Gil y Riaño y los ‘paras’.
Jorge Alfredo Hernández, ex concejal de Cimitarra, declaró finalmente en el mismo sentido al confirmar la presencia en Santander de los ‘paras´ del BCB y del grupo comandado por ‘Botalón’, pero nunca de sus nexos con los ex congresistas Gil y Riaño.

La Declaración de ’Ernesto Báez’
Esta misma semana declaró ante el Alto Tribunal el ex jefe político del BCB Iván Roberto Duque alias ‘Ernesto Báez’. Como parte de la ampliación de su declaración, ‘Báez’ sostuvo que sí conoció directamente a los ex congresistas en diferentes reuniones públicas y privadas aunque nunca apoyó sus campañas al Congreso para el año 2002.
En el caso de Alfonso Riaño, ‘Báez’ confirmó lo establecido por la Fiscalía en la resolución de acusación donde se sostiene que el ex jefe paramilitar había coincidido con Riaño en dos ocasiones.
Según el testimonio de ‘Báez’, estuvo con Riaño en una primera oportunidad en la hacienda Arkansas, ubicada en San Rafael de Lebrija, hacia el año 2002. En esa oportunidad, y tras haber hecho uso de la palabra, ‘Báez’ aseguró que salió elegida una lista con varios candidatos a la Cámara, entre ellos y en el tercer renglón, uno de los candidatos apoyados por Riaño de apellido Ariza.
En una segunda oportunidad, relató ‘Baéz’, a principios de 2002, se encontró nuevamente con el ex congresista Riaño en una reunión celebrada en Puerto Berrio (Antioquia) a la que asistieron entre 200 y 250 personas. Según el ex paramilitar, la reunión fue convocada por varios concejales de Barrancabermeja y tuvo como propósito "asegurar un trabajo político intenso" en las regiones.
En el caso de Luís Alberto Gil, ‘Baéz’ se refirió igualmente a dos reuniones privadas que tuvo con el ex congresista. La primera según cuenta, se celebró en algún lugar de Medellín en 2002  por intermedio del diputado Leonardo Zapata. Esta tuvo como propósito el que Gil le hiciera reclamos a ‘Baéz’ por las dificultades que tenían sus aliados políticos para hacer campaña por cuenta de las actividades del Bloque Central Bolívar en zonas como Sabana de Torres y Puerto Berrio.
Según ‘Báez’, se reunió con Gil una vez más para tratar el mismo tema y el incumplimiento del paramilitar respecto a su compromiso por garantizar la actividad política de todos los candidatos en diferentes zonas del país.
A la pregunta concreta sobre si ‘Báez’ había apoyado las campañas de Gil y Riaño al congreso en 2002, el ex paramilitar respondió "Yo no intervine en Santander en la campaña política en 2002". En el caso de Gil, ‘Báez’ sostuvo que no apoyó su campaña porque iba contra sus intereses puesto que el ya tenía a Carlos Clavijo como su candidato  al senado.
Las declaraciones de ‘Báez’ coinciden respecto a lugares y fechas con lo planteado por la Fiscalía en su resolución de acusación. En este documento en el que formalmente la Corte llamó a juicio a los dos políticos, la Fiscalía documentó una reunión en enero de 2002 entre Gil y los paramilitares ‘Ernesto Báez’ y Rodrigo Pérez Alzate alias ‘Julián Bolívar’.
El encuentro duró una hora y según la Fiscalía, tanto Gil como el exgobernador de Santander Hugo Aguilar querían sellar un pacto para favorecer a José Manuel Herrera y Nelson Naranjo, primer y segundo renglón de una de las listas a la Cámara por Santander de Convergencia Ciudadana.
A la reunión, realizada en Puerto Berrío, Antioquia,  también acudieron varios concejales de Barrancabermeja para que el Movimiento Alternativo Regional (MAR) apoyara a Nelson Naranjo. Así lo testimoniaron de forma inicial los ex concejales Morgan Egea Sánchez, Jesús Sanabria y José Agustín Quecho.
Otra reunión documentada por la Fiscalía fue realizada en 2002 en la hacienda Arkansas, en San Rafael de Lebrija. Según las versiones de ‘Ernesto Báez’, ‘Diego Rivera’ y los exparamilitares Juan Fernando Morales Ballesteros y Orlando Murillo Morales, Alfonso Riaño tenía nexos con los paramilitares del Magdalena Medio porque se le veía andar con los jefes paramilitares de las Autodefensas Campesinas de Puerto Boyacá, Arnubio Triana Mahecha alias ‘Botalón’ y su segundo, Álvaro Sepúlveda alias ‘César’.
Según las versiones de esos ex paramilitares, Riaño se reunió en la hacienda Arkansas con ‘Ernesto Báez’. El paramilitar le dijo en ese lugar que lo ayudara a organizar una lista a la Cámara para apoyar la candidatura de Carlos Clavijo al Senado. Para la Fiscalía, Clavijo era el candidato de los paramilitares por el movimiento  Convergencia Cívica y Popular, una propuesta que surgió del Movimiento al No Despeje que se opuso al despeje del sur de Bolívar en el intento de negociación del Gobierno con el Eln.

Los Testigos Incómodos
Las declaraciones del desmovilizado David Hernández López ‘Diego Rivera’ han sido hasta el momento las más polémicas del juicio, después de denunciara que el abogado Ramón Ballesteros, abogado de Gil, supuestamente lo intentó sobornar con 100.000 dólares para que declarara a favor de los políticos santandereanos. Por este hecho, el 15 de febrero de 2011 el abogado fue capturado en plena audiencia de la Corte.
‘Diego Rivera’ dijo además que estuvo en la reunión del Hotel Chicamocha y que Danilo Camilo alias ‘Alfonso’ fue enviado por ‘Julián Bolívar’ para que en ese encuentro les entregara mil millones de pesos a los políticos de Convergencia para la campaña de 2006. El exparamilitar, protegido como testigo por la DEA, aseguró que Convergencia Ciudadana tuvo nexos con el Bcb.
Otros dos testigos que se han salido de la ‘sinfonía’ que parece haber en las declaraciones, son el padre Francisco José de Roux, exdirector del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, y el coronel Julio César Prieto, excomandante del Batallón Luciano Del’Huyer.
Aunque los dos testigos aclararon que no tienen pruebas para afirmar "que Gil y Riaño tuvieron vínculos con los paramilitares", narraron algunos episodios cuando trabajaron en el Magdalena Medio, donde habitantes y desmovilizados del Bcb aseguraban esos presuntos nexos.
24 de marzo de 2011
23 de marzo de 2011
©verdadabierta

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres