Blogia
mQh

BRITÁNICOS LIBERADOS DENUNCIAN "BRUTALIDAD SISTEMÁTICA" EN GUANTÁNAMO


Tres británicos liberados del centro de detención en la base militar estadounidense de Guantánamo (Cuba), denunciaron este miércoles abusos sistemáticos, en un largo informe revelado por grupos de derechos humanos.

Nueva York, Estados Unidos. El documento de 115 páginas detalla incidentes de humillación sexual y religiosa, así como métodos brutales de interrogatorio que indujeron a confesiones falsas. "Lo que esto muestra es que no se puede confiar en toda la información que proviene de Guantánamo", dijo Michael Ratner, presidente del Centro por los Derechos Constitucionales.
"Este es un documento escalofriante... sobre lo que puede ocurrir cuando un gobierno decide dejar atrás la ley y conducir un campo de interrogatorios como una zona sin ley", indicó Ratner.
Asif Iqbal, Ruhal Ahmed y Shafiq Rasul, oriundos de Tipton en Inglaterra, fueron detenidos en Afganistán en noviembre de 2001. Los tres fueron liberados sin cargos en su contra en marzo, tras más de dos años de cautiverio, la mayor parte de ellos en Guantánamo.
Los grupos denunciantes enviaron copias del informe también al senador John Warner, presidente de la comisión de Fuerzas Armadas del senado.
En el documento, Rasul e Iqbal detallaron su confinamiento en jaulas abiertas al clima tropical cubano, y como muchos prisioneros sufrieron mordeduras de víboras y picaduras de escorpiones que entraban en las celdas.
Los hombres también denunciaron torturas tales como golpes, encadenamiento en posiciones dolorosas, inyección de drogas por la fuerza y privación del sueño.
En determinado momento, según Iqbal, una interrogadora lo obligó a admitir que él era una de las personas que se veían en una grabación de video escuchando un discurso de Osama bin Laden.
"Me dijo: 'he aislado a detenidos durante 12 meses y finalmente confesaron. Tú puedes admitirlo ahora para no tener que ir al aislamiento'", denunció Iqbal. "Me estaba enloqueciendo. Finalmente me rendí y dije: 'Ok. Soy yo'", agregó.
La inteligencia británica finalmente averiguó que Iqbal vivía en Birmingham, Inglaterra cuando se grabó ese video que supuestamente lo incriminaba.
Los tres ex cautivos denunciaron haber sido fotografiados varias veces desnudos y que les realizaron numerosas inspecciones de sus cavidades.
"Es un escándalo porque, en lo que el gobierno esperaba que fuera una zona sin ley, también creyeron que podían hacer cualquier cosa sin consecuencias", dijo Jamie Fellner, directora de Human Rights Watch para Estados Unidos.
El estatus legal de los cautivos en el centro de detención de Guantánamo como "combatientes enemigos" en lugar de "prisioneros de guerra" (lo que les garantizaría protección legal bajo la Convención de Ginebra) está siendo ahora cuestionado, sobre todo luego de que este año salieran a luz las torturas a prisioneros en la prisión de Abu Ghraib, cerca de Bagdad, a manos de soldados estadounidenses.
Estas últimas denuncias son similares a las acusaciones de maltratos difundidas por prisioneros de origen español y francés.
Las autoridades estadounidenses niegan las denuncias de maltrato en Guantánamo, donde aún hay unos 600 detenidos, la mayoría de ellos apresados en Afganistán.

6 de agosto de 2004
©mipunto
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres