Blogia
mQh

bin laden se mofa de américa


[John Mintz] En video reciente se jacta de daños económicos y dice que atacará intereses económicos de Estados Unidos hasta que el país quede en la bancarrota.
Osama bin Laden se jacta de que la invasión de Iraq ha enfrascado a Estados Unidos en una desesperada guerra que favorece las metas de reclutamiento de Al Qaeda y el objetivo de bin Laden de llevar a la quiebra a la economía estadounidense, según se lee en la traducción del texto completo de las declaraciones del líder terrorista en el video que se dio a conocer la semana pasada.
"Los intelectuales y los más inteligentes de entre los norteamericanos advirtieron a Bush antes de la guerra" sobre los peligros de invadir Iraq, dijo bin Laden en el video, de acuerdo a una transcripción del gobierno estadounidense dado a conocer ayer. "Pero la negrura del oro negro [petróleo] enturbió su vista... Continuó la guerra, subieron las bajas, la economía estadounidense se desangró, y Bush se empantanó en las ciénagas de Iraq que amenazaban su futuro".
El video, la primera aparición grabada de bin Laden desde septiembre de 2003, fue entregado a la estación de televisión al Yasira, que emitió el viernes un fragmento de siete minutos. Mostraba a bin Laden diciendo, entre otras cosas, que los estadounidenses serán responsables si eligen a un presidente que ataque a los musulmanes.
Ayer la red emitió el video completo de 18 minutos, y funcionarios estadounidenses dieron a conocer una traducción de todo el mensaje de bin Laden.
En el video, el millonario saudí se jacta de que tuvo más éxito del que esperaba en desestabilizar la economía estadounidense y en llevar a la bancarrota al gobierno estadounidense, afirmando que el presidente Bush es fácil de manipular y llevarlo a tomar medidas militares y de seguridad que son perjudiciales para los intereses norteamericanos.
Los resultados de la guerra norteamericana contra Iraq, dijo, "han sido positivos y muy grandes, por la gracia de Alá, y han superado todas nuestras expectativas".
"La política de la Casa Blanca que hace necesario abrir frentes de guerra para mantener activas a sus varias empresas -sea en el campo del armamento o del petróleo o de la reconstrucción- ha ayudado a Al Qaeda en el logro de estos importantes resultados", dijo bin Laden. "Por eso a algunos analistas y diplomáticos les ha parecido que la Casa Blanca y nosotros formamos un solo equipo con respecto a los objetivos económicos de Estados Unidos, aun si las intenciones son diferentes".
Bin Laden agregó que "las manos de Bush están manchadas de sangre de todos aquellos que han muerto de los dos lados, en beneficio del petróleo y de mantener activas a sus empresas privadas", dijo refiriéndose a la compañía de servicios Halliburton, de la que el vice-presidente Cheney era gerente antes de su elección.
Bin Laden sugirió también que las enormes sumas de dinero que gasta Washington en seguridad interior y en las fuerzas armadas convienen a su programa de debilitar la economía estadounidense.
"Todo lo que hemos mencionado nos ha hecho más fácil provocarlo y hacer tragarse el anzuelo", dijo bin Laden. "Todo lo que tenemos que hacer es enviar dos muyahedines a algún lugar remoto de Oriente e izar un trozo de tela escrito con las palabras ‘Al Qaeda' para que los generales se apresuren en llegar allí, a causar a Estados Unidos más pérdidas humanas, económicas y políticas, sin que logren otra cosa de valor que beneficios para sus empresas privadas".
Agregó: "Continuaremos con nuestra política de desangrar a Estados Unidos hasta que quede en la calle". Comentó conclusiones de expertos en anti-terrorismo de que los gastos en que incurre Al Qaeda en sus ataques contra Estados Unidos no son más que una pequeña fracción de los costes de Washington en la lucha anti-terrorista. "Cada dólar de Al Qaeda derrotó un millón de dólares de Estados Unidos..., además de la pérdida de gran cantidad de empleos".
"En lo que se refiere al déficit económico, este ha alcanzado un récord astronómico que se calcula en varios trillones de dólares. Incluso más peligroso y duro para Estados Unidos es que los muyahedines hace poco obligaron a Bush a usar los fondos de emergencia para continuar su guerra en Afganistán e Iraq, lo que deja en evidencia el éxito de la estrategia de desangrar a Estados Unidos hasta que quede en la calle".
En la declaración, bin Laden también imaginó lo que las cerca de 3.000 víctimas del atentado contra las torres del World Trade Center deben haber pensado en sus últimos momentos, sintiéndose culpables de la política exterior de Estados Unidos. "Dijeron: ‘Qué error cometimos al permitir que la Casa Blanca implementara sus políticas agresivas contra los débiles'", dijo bin Laden.

Julie Tate contribuyó a este informe.

2 de noviembre de 2004
4 de noviembre de 2004
©washington post
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres