Blogia
mQh
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

neo-nazis no son amenaza


Según policía secreta holandesa, y a pesar de más de cien atentados terroristas de extrema derecha. Tampoco son racistas. Sorprendentes declaraciones de servicio de inteligencia.
Rotterdam, Holanda. La gran mayoría de los jóvenes que llevan ropa Lonsdale no son racistas "porque no se comportan según consideraciones de inferioridad biológica".
Se lee en una nota de la policía secreta Servicio General de Informaciones y Seguridad AIVD que el ministro Remkes (Interior, VVD, ultra-derecha) envió ayer a la Cámara Baja y a todos los alcaldes. Según la nota, la mayoría de estos jóvenes son xenófobos (miedo y odio a los extranjeros), nacionalistas y tienen posiciones de extrema derecha. Se sienten frustrados en la sociedad multicultural, pero no están motivados políticamente.
La nota fue redactada con motivo de los incidentes en Venray y Uden, donde jóvenes vestidos con ropa Lonsdale rompieron los ventanales de una mezquita e incendiaron una escuela musulmana. La policía secreta se basa entre otras cosas en investigaciones de los cuerpos de policía sobre el fenómenos de los jóvenes-Lonsdale y la cultura gabber. "Están conscientes de la provocación que implica llevar esos símbolos, es aceptado y lo buscan apostas", dice la nota. La marca Lonsdale es popular en ese grupo de la población porque la combinación de letras ‘nsda' se asocia al partido de Hitler NSDAP. El fabricante inglés de Lonsdale piensa que el nombre es mal usado.
Sólo un 5 por ciento de los jóvenes-Lonsdale pertenece según la policía secreta al núcleo recalcitrante. La mayoría son acompañantes. Pero no existe na radicalización con el objetivo de interrumpir el estado de derecho democrático. Sin embargo, el AIVD se preocupa de que debido a las relaciones inter-étnicas en Holanda se ven presionadas por sucesos como el asesinato de Theo van Gogh y la radicalización de jóvenes musulmanes. Pero también debido a incidentes locales y un "ambiente de frustración" que puede aumentar la xenofobia y la simpatía por ideas de extrema derecha. A largo plazo, puede ser una amenaza para la armonía social en la sociedad, según la policía secreta.

14 de julio de 2005
©nrc-handelsblad
©traducción mQh

0 comentarios