Blogia
mQh

espía jefe en prisión


[Jack Chang] Perú empieza su juicio del ex jefe de la policía secreta. Juicio del antiguo espía y otros 56 acusados reabre debate sobre el gobierno del ex presidente Alberto Fujimori.
Lima, Perú. La mera mención del nombre del ex jefe de espías Vladimiro Montesinos todavía provoca el silencio de los peruanos que recuerdan los años en que la calva figura con nariz de pico controlaba la temida red de inteligencia del país.
Ahora Montesinos está en juicio en un centro penitenciario que él mismo ordenó construir, en lo que promete ser una revisión del período durante el cual supuestamente planeó las ejecuciones y desapariciones de docenas de personas sospechosas de subversión.
Montesinos, 60, y varios de sus antiguos colegas enfrentan cargos por el secuestro y ejecución de 35 personas en 1991 y 1992. El juicio empezó el miércoles con una sesión dedicada a los alegatos de sus abogados, que pidieron aplazar el juicio. Fue entonces aplazado hasta esta semana.
Montesinos ya había sido condenado por corrupción y tráfico de armas y está cumpliendo una pena de prisión de 15 años.
Pero el juicio actual es un hito histórico en Perú, porque es el primero en una década que trata las acusaciones de violaciones de los derechos humanos por el gobierno del ex presidente Alberto Fujimori, que gobernó Perú durante los años noventa antes de huir a Japón en 2000.

Día Histórico
"Este es un día histórico en que estamos dejando atrás la era de la impunidad", dijo Gisela Ortiz, cuyo hermano Enrique fue uno de los ejecutados por Montesinos. "Con este capítulo, mostramos que estamos determinados a construir un país diferente".
El espectro de Fujimori y su presidencia pende sobre el país.
El ex presidente reside en Japón a pesar de las demandas peruanas de que sea retornado para ser juzgado por cargos de corrupción y homicidio. Pero su imagen domina las cubiertas de revistas y marquesinas de cines en todo Lima en respuesta al nuevo documental, ‘La caída de Fujimori', de la directora estadounidense Ellen Perry, que ha reabierto el debate sobre su gobierno.
El exiliado político ha jurado que se presentará como candidato a las elecciones presidenciales del próximo año. En las encuestas obtiene un 20 por ciento de apoyo, mucho más que el 8 por ciento del actual presidente, Alejandro Toledo.
"Perú ha cambiado radicalmente para bien bajo Fujimori", dijo Luis Delgado Aparicio, ex congresista que es secretario general del partido político Fujimori Sí Cumple.
"Derrotó al terrorismo", dijo Delgado. "Estabilizó la economía... Es por eso que la gente lo recuerda con simpatía".
Sin embargo, activistas de derechos humanos dicen que Fujimori y Montesinos dirigieron un gobierno corrupto que libró una violenta campaña contra grupos guerrilleros como Sendero Luminoso, que luchó contra el estado peruano durante dos décadas. Durante el conflicto murieron 70.000 personas.
Los cargos pendientes se derivan de tres incidentes en el que estudiantes universitarios, su profesor, un periodista y otras 15 personas fueron ejecutadas por un escuadrón de la muerte llamado Grupo Colina.
Los fiscales alegan que Montesinos, el mayor de la Policía Nacional, Santiago Martín Rivas y Nicolás de Baru Hermoza, ex comandante en jefe de las fuerzas armadas, supervisaron al escuadrón de la muerte. Se está juzgando a 57 personas, que podrían recibir sentencias por un máximo de 35 años en prisión.
Varios de los acusados fueron condenados por el asesinato de los estudiantes en 1994, pero el congreso, controlado por Fujimori, les concedió amnistía, a ellos y otros acusados, al año siguiente. El tribunal constitucional del país revocó la amnistía en 2003.
Los fiscales también acusan a Fujimori de aprobar los asesinatos del Grupo Colina.
Frente a la Base Naval de Callao, donde se realiza el juicio, activistas y familiares de las víctimas realizaron la semana pasada el tipo de vigilia que se conoce en toda América del Sur, mostrando fotografías de las víctimas mientras se llaman sus nombres, y respondiendo: "¡Presente!"

Retrasos
En la sala del tribunal, los abogados de Montesinos y los otros acusados alegaron para posponer el juicio, diciendo que varios de sus defendidos están enfermos e incapacitados de asistir. De acuerdo a Francisco Soberón, presidente del grupo limeño, Coordinador Nacional de Derechos Humanos, el juicio forma parte de un amplio movimiento sudamericano.
En junio, la Corte Suprema de Argentina revocó las leyes de amnistía que habían protegido a oficiales militares de bajo rango de ser procesados por crímenes cometidos durante la dictadura militar del país, durante la que fueron asesinadas 30.000 personas.
Los tribunales chilenos han procesado a ex oficiales hasta llegar al ex dictador Augusto Pinochet por violaciones de derechos humanos.
"Debería existir la obligación para los estados de respetar los derechos humanos", dijo Soberón. "Todo esto nos hace creer que se hará justicia".

24 de agosto de 2005
©miami herald
©traducción mQh


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

El Enigma -

... y como no, si Montesinos tendra una celda especial con calefactores encendidos para que se vaya acostumbrando al fuego que tendra en el infierno, que si bien, Satanas le dara trato preferencial, no le permitira tener su sistema de aire acondicionado.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres