Blogia
mQh

pinochet otra vez sin inmunidad


[Patrick J.McDonnell] Por investigación de torturas. Más esperanzas de justicia en Chile con nuevo gobierno.
Santiago, Chile. El ex dictador Augusto Pinochet fue despojado ayer de su inmunidad en un caso de torturas cometidas en el infame centro de detención conocido como Villa Grimaldi, donde la presidente electa de Chile y su madre fueron retenidas durante el régimen de Pinochet, hace tres décadas.
Ahora de 90 y enfermo, se espera que Pinochet recurra, como ha hecho en varios otros casos que los tribunales lo han despojado de inmunidad. No se espera que el ex dictador chileno sea juzgado hasta que la Corte Suprema de Chile de luz verde.
Pero la resolución de ayer, cinco días después de que los chilenos eligieran a Michelle Bachelet su nueva presidente, una ex presa política de Villa Grimaldi, resaltó la dramática transformación política que ha tomado lugar desde que Pinochet dimitiera en 1990 y se restaurara el régimen democrático.
Hoy, Pinochet está luchando por mantenerse libre, mientras que una de sus ex presas políticas, hija de un general de la fuerza aérea que murió en la cárcel después de que los hombres de seguridad de Pinochet lo secuestraran por considerarlo traidor, se convertirá en la primera mujer en la jefatura del estado en Chile. Bachelet, 54, será el cuarto presidente de la alianza de centro-izquierda, pro Estados Unidos, que ha gobernado Chile desde el retorno a la democracia.
Muchos chilenos han expresado admiración por la falta de rencor mostrada por Bachelet, que fue ministro de Defensa durante el gobierno del saliente presidente Ricardo Lagos y goza de popularidad en el actual mando militar.
Una fuente mayor de especulación es si Pinochet, cuyo régimen es responsable de la muerte de tres mil personas y de la tortura de decenas de miles más, recibirá o no honores de estado una vez que muera. Muchos chilenos se muestran escépticos de que Pinochet, que todavía tiene aliados en la derecha aquí, sea llevado a juicio alguna vez.
Los casos de Bachelet y su madre no están entre los 59 casos de torturas en Villa Grimaldi sobre los que gira la resolución de la corte ayer. Las autoridades están investigando la participación de Pinochet en 23 casos de tortura y la desaparición de otros 36 prisioneros que fueron vistos por última vez en Villa Grimaldi.
Pinochet, que está libre bajo fianza, debe hacer frente a varios otros casos de derechos humanos y cargos separados de corrupción en conexión con un fondo para usos ilícitos de 28 millones de dólares.
Villa Grimaldi, al sudeste de la capital, fue uno de los centros de tortura más infames del régimen de 17 años de Pinochet, que empezó cuando el presidente de izquierda elegido democráticamente, Salvador Allende, fuera derrocado el 11 de septiembre de 1973. La Casa Blanca de Nixon era hostil hacia el gobierno de Allende y financió a la oposición chilena, aunque negó cualquier participación directa en el sangriento golpe de estado, durante el cual Allende se suicidó.
Bachelet y su madre, Ángela Jeria, fueron detenidas en 1975 y retenidas durante tres semanas en Villa Grimaldi y en Cuatro Álamos, otro centro de detención. La presidente electa ha dicho que ella y su madre fueron maltratadas físicamente, pero no han entregado otros detalles. Dijo que su madre había recibido un tratamiento mucho peor.

21 de enero de 2006

©boston globe mQh

rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres