Blogia
mQh

basta de excusas


[Anne Applebaum] Si los musulmanes van a provocar incidentes violentos cada vez que se diga algo sobre ellos, deberíamos uniros y dejar de ofrecer excusas.
Iracundos militantes palestinos han asaltado siete iglesias en Gaza y Cisjordania, destruyendo dos de ellas. En Somalia, hombres armados mataron a balazos a una monja italiana de edad. Desde Qatar a Quom clérigos radicales han llamado, de diversas maneras, a un ‘día de ira', incitando a los fieles a ‘cazar' al Papa y a sus seguidores. Desde Turquía a Malasia, políticos musulmanes han condenado al Papa y declarado que sus excusas son ‘insuficientes'. Y todo esto porque Benedicto XVI, en una charla en la Universidad de Regensburg, citó a un emperador bizantino que, hace más de seiscientos años, llamó al islam una fe "difundida por la espada". Por supuesto, esto ya lo hemos vivido antes. Protestas similares estallaron este invierno pasado por las caricaturas de Mahoma en la prensa danesa. Se ofrecieron disculpas similares, aunque las de Benedicto son mucho más asombrosas que las del gobierno danés. Nadie, aparentemente, puede recordar a algún Papa, ni siquiera al amistoso Juan Pablo II, ofreciendo excusas por algo en términos tan específicos: ni por la Inquisición, ni por la persecución de Galileo y ciertamente no por un comentario aislado hecho ante una audiencia de académicos en una ciudad alemana sin importancia.
Pero las reacciones occidentales a los ‘días de ira' musulmanes han seguido, también, un patrón similar. En el invierno pasado, algunos diarios occidentales defendieron a sus colegas daneses, yendo hasta el extremo de volver a publicar las caricaturas, pero otros, incluyendo al Vaticano, atacaron a los daneses por ofender al islam. Algunos importantes católicos han ahora defendido al Papa -pero otros, sin duda algunos daneses, se han quejado de que sus palabras debieron haber sido censuradas o no pronunciadas nunca. Esto no es sorprendente: Por definición, el Occidente no es monolítico. Los periodistas de izquierdas no se identifican con sus colegas de derecha (o con sus colegas católicos con inclinaciones derechistas), y vice versa. No todos los cristianos, ni mucho menos todos los católicos -ni siquiera todos los católicos alemanes- se identifican con el Papa, y ciertamente no tienen la intención de defender todas sus citas académicas.
Lamentablemente estas sutiles distinciones dejan indiferentes a los fanáticos que incendian embajadas e iglesias. Y también pueden impedirnos a todos nosotros encontrar una respuesta útil a las oleadas de cólera y violencia contra los occidentales que estallan periódicamente en partes del mundo musulmán. Claramente, un puñado de excusas y algún debate público aleatorio -debería el Papa haber dicho esto o lo otro, debería el primer ministro danés haber hecho esto o lo otro- son poco efectivos e irrelevantes: Ninguno de los clérigos radicales acepta excusas de Occidente, y ninguno de sus seguidores radicales lee la prensa occidental. En lugar de eso, los políticos, escritores, pensadores y oradores occidentales deberían dejar de ofrecer excusas y empezar a unirse.
Con esto, no quiero decir que debamos apresurarnos a defender o analizar este sermón en particular; dejo eso a los expertos en teología bizantina. Pero podemos unirnos en nuestra defensa de la libertad de expresión -ciertamente el Papa tiene derecho a citar textos medievales- y de prensa. Y también podemos unirnos, ruidosamente, en nuestra condena de ataques violentos y no provocados contra iglesias, embajadas y monjas. Con ‘nosotros' quiero decir aquí la Casa Blanca, el Vaticano, los verdes alemanes, el ministerio francés de relaciones exteriores, la OTAN, Greenpeace, Le Monde y Fox News -instituciones occidentales de izquierda, de derecha y de todo lo que hay entre ellas. En realidad, estos principios suenan bastante básicos -"somos partidarios de la libertad de expresión y estamos contra la violencia gratuita"-, pero en estos días después del sermón del Papa, no creo haber oído a nadie que los defendiera. Se ha gastado mucho más tiempo en analizar lo que quiso decir el pontífice, o lo que debería haber dicho, o habría dicho si hubiese sido mejor asesorado.
Todo esto simplemente es irrelevante, ya que nada de lo que el Papa haya dicho alguna vez se acerca ni en lo más mínimo a la mala sangre, al extremismo y al odio que mana todos los días de las bocas de los imanes radicales y clérigos fanáticos, en toda Europa y el mundo musulmán, que no provocan nunca ninguna respuesta de Occidente. Y quizás es hora de que el Occidente responda: Cuando, por ejemplo, Arabia Saudí publica libros de texto instruyendo a los buenos musulmanes wahhabíes a ‘odiar' a cristianos, judíos y musulmanes no-wahhabíes, ¿no debería el Vaticano, los bautistas del Sur, el rabí de Gran Bretaña y el Consejo de Relaciones Americano-Islámicas, condenar, simultáneamente, a Arabia Saudí?
Quizás es una quimera: El día en que la Casa Blanca y Greenpeace firmen una declaración conjunta es seguramente un hecho lejano. Pero si los comentarios perdidos de los líderes occidentales -para no mencionar las películas, libros, caricaturas, tradiciones y valores occidentales- van a inspirar incidentes violentos regularmente, no creo que sea demasiado pedir que Occidente deje de decir lo lamento y se una, de vez en vez, en su propia defensa. Los fanáticos que atacan al Papa ya limitan la libertad de expresión a sus propios seguidores. No veo por qué debamos permitirles que limiten nuestro derecho a la libertad de expresión.

applebaumanne@yahoo.com

18 de septiembre de 2006
©washington post
©traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

jOHNI -

Hola,

Tengo un Doctorado en Teologia y ya BASTA con la "mier_a" de los musulmanes! Miren....esta gente tiene un plan y el plan es muy simple para ellos....el quien sea gente del libro (Catolicos y Judios) seran matados si no se convierten a la fe musulmana; es asi de simple. Ahora...los musulmanes segun su Koran pueden mentir a la gente diciendo que son de buena onda, que el islam es de paz etc. pero eso NO es el caso como todo el mundo YA se esta dando cuenta. Estos musulmanes son MUY violentos y NO van a parar con lo del Papa y sus comentarios si no van a matar mas y mas y mas. Senores y senoras...estamos en una guerra religiosa y cuendo el mundo se de cuenta y admita ESTA REALIDAD...quizas YA sea demasiado tarde.

Si desean hablarme mas sobre el tema...os invito que me manden e-mail al siguente:

johnidee2@hotmail.com

Gracias y CUIDADO con los musulmanes :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres