Blogia
mQh
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

acusadas de narcotráfico


[Eugenio Martínez Ruhl] Reclamo por dos modelos argentinas acusadas de narcotráfico en España.
Las dos jóvenes, de 21 años, están presas desde octubre en Barcelona. Al manager que las llevaba le encontraron 18 kilos de cocaína. Y a ellas las consideran cómplices. La familia insiste en que son inocentes, pide que las liberen y se queja de la actuación del Consulado.
Dicen que viajaron a España con toda la ilusión. Según cuentan sus padres, Belén y Jésica, de 21 años, creían que se trataba del comienzo de sus carreras en el modelaje. Pero el 29 de octubre del año pasado, a la ciudad de Barcelona sólo la pudieron observar desde el avión en el que aterrizaban, ya que al bajar fueron detenidas por la policía. Al representante de la agencia de modelos que les había propuesto el viaje y las acompañaba le encontraron 18 kilos de cocaína en sus valijas, y ellas quedaron implicadas como posibles cómplices.
Tras más de dos meses de esperar en silencio la liberación que los abogados en España prometían "inminente", la familia de las chicas denunció ayer la situación por la que atraviesan. Alicia Hermann, madre de Jésica Almada, contó a Página/12 que su hija "viajó porque este hombre le había prometido que iba a hacer una producción de fotos para una importante tienda de ropa de allá. Era el segundo viaje que hacía con él y estaba reembalada con el proyecto".
El directivo de la agencia de modelos, al que las familias de las chicas conocían como Fernando Pano, fue detenido cuando transitaba con Belén y Jésica por el Aeropuerto de Barcelona. Según los padres y la defensa de las modelos, ellas no sólo desconocían que el hombre llevaba droga en las valijas sino que en las maletas de ellas no se halló nada sospechoso. Sin embargo, la Guardia Civil también se las llevó y las alojó en la Penitenciaría de Mujeres de Barcelona, a disposición de la Justicia.
El abogado de Belén, Pablo Mandirola, sostuvo ayer desde Barcelona que sobre las chicas pesa un pedido de procesamiento, que ellos recurrieron porque "consideramos que no han cometido ningún delito. La droga se le incautó a Pano, que era subdirector de la agencia de modelos. Las chicas no tenían nada en su equipaje ni sabían nada de la historia".
"Ellas no llevaban nada, viajaban con una valija cada una y este señor, con cuatro. Además, él declaró que ellas no tienen nada que ver. Por eso creemos que mañana (por hoy) se puede dictar el sobreseimiento", afirmó el letrado.
El cónsul argentino en Barcelona, Eduardo Leoni Patrón Costa, calificó como "terrible" la situación que viven las modelos, y aseguró que fue a visitarlas a la cárcel "algunas veces". "El Consulado tiene que esperar la resolución que tome el juez. Por supuesto nos interesa que todo salga adecuadamente, que puedan recuperar la libertad y demás, pero hay tiempos y no es fácil...", explicó, antes de excusarse: "Mucho más no puedo decir".
Sin embargo, la familia de Belén se mostró disconforme con la actuación del Consulado. Claudia Tellez, la mamá, se quejó de que "se ocuparon del caso sólo al principio, cuando fueron a visitar a las chicas a la prisión. Pero ahora hace varias semanas que no hablan con nosotros, no nos llaman", dijo a este diario.
Lo cierto es que tanto la familia de Jésica como la de Belén viven una pesadilla, que se extendió mucho más de lo que todo parecía indicar. El pasado 28 de octubre las fueron a despedir a Ezeiza, con la certeza de que pocos días después las irían a buscar al mismo lugar.
"Lo único que nos hace seguir adelante son las conversaciones diarias que podemos tener con Belén. Eso nos da la fuerza todos los días, porque nosotros sentimos que desde acá, en Argentina, estamos atados de pies y manos. Ya no sabemos qué hacer. Si tuviéramos medios ya hubiéramos ido a España, pero no los tenemos y desde el Gobierno nadie nos ofreció ayuda en ese sentido", relató angustiada la mamá de Belén.
Ambas chicas habían comenzado a trabajar en la agencia Webmodels el año pasado, y Jésica ya había realizado un viaje anterior hacia España con Pano, donde realizó una sesión de fotos como parte de una supuesta preselección. En esa primera experiencia, Pano había cumplido con todas las promesas: pago en tiempo y forma y soporte de viaje y estadía.
"Hasta el viaje de octubre, esta persona no había faltado a su palabra. De hecho, algunas fotos que le habían sacado a Jésica durante un viaje a Salta organizado por la agencia salieron publicadas en las revistas Quién y Saber Vivir. Todo eso nos llevó a confiar en él", explicó Alicia.
Apenas ocurrida la detención, el Estado español le asignó un abogado de oficio a cada una de las jóvenes. Tras algunos días sin novedades, los Tellez decidieron contratar a Mandirola para que se hiciera cargo de la defensa de Belén, mientras que la familia de Jésica mantuvo al oficial. Sin embargo, ahora enviaron un pedido por carta para que la Justicia ibérica asigne otro. "Ella nos dice que, teniendo en cuenta la situación, está bien, la tratan bien. Pero nos pide que la traigamos rápido. Está convencida de que va a quedar libre pronto, pero en la cárcel escuchó que el abogado que le asignaron no es bueno, por eso nos pidió que solicitáramos el cambio", manifestó su madre.
Primero siguieron los consejos del Consulado, donde les explicaron que no era conveniente hacer público el caso, y después el de las defensas, que aseguraban que lograrían un rápido sobreseimiento. Ahora, las familias Tellez y Almada, a dos meses y medio de la detención de las chicas, decidieron romper el silencio.

10 de enero de 2007
©página 12
rss


0 comentarios