Blogia
mQh

detienen a subprocurador


[Manuel Roig-Franzia] Por complicidad en asesinato de político.
Ciudad de México, México. Agentes de la policía federal detuvieron a un subprocurador del estado sospechoso de estar implicado en el asesinato de un dirigente de un partido político del estado, un detective federal de antinarcóticos y dos pilotos en el violento estado fronterizo de Durango.
El subprocurador Hugo Armando Reséndiz Martínez está también siendo investigado por proteger a los carteles de la droga e informar de antemano sobre allanamientos e investigaciones a los notorios traficantes Sergio ‘El Grande' Villerreal y Arturo ‘El Chaki' González Hernández, confirmó el despacho del fiscal general mexicano en una declaración el lunes tarde.
Desde hace mucho que se acusa en Estados Unidos a las autoridades mexicanas de no reprimir a los funcionarios públicos corruptos en los estados fronterizos del norte, donde los carteles de la droga recurren a sobornos y coerción para controlar a agentes de policía, jueces y funcionarios de los gobiernos locales. Víctor Clark, analista del crimen organizado y de derechos humanos en Tijuana, dijo el martes que todavía habría que ver si la detención de Reséndiz Martínez indicaba un nuevo enfoque de la corrupción.
"Podría ser un acontecimiento aislado", dijo Clark. "O podría ser un modo de enviar un mensaje al resto de los procuradores de que el gobierno federal podría empezar a perseguirlos".
La investigación de Reséndiz Martínez, 63, condujo a una fosa común donde las autoridades encontraron el cuerpo de Jaime Meraz Martínez, director de la regional Durango del Partido de la Revolución Democrática [PRD], así como los cuerpos del detective antinarcóticos de la policía federal y los dos pilotos, declaró el despacho del procurador general. Detectives dijeron que en el asesinato de Meraz Martínez se utilizó probablemente una de las armas de Reséndiz Martínez.
El subprocurador fue despedido de inmediato, pero aún no ha sido acusado formalmente.
Se sospecha que los carteles de la droga son responsables de los más de dos mil asesinatos del año pasado en México. El presidente Felipe Calderón, que asumió el cargo en diciembre, ha enviado tropas federales a varios estados plagados por asesinatos relacionados con el tráfico de drogas. Pero la violencia ha continuado con noticias diarias sobres espeluznantes asesinatos, tanto en los estados fronterizos como en balnearios, como Acapulco.
Incluso cuando los procuradores federales estaban anunciando la detención de Reséndiz Martínez, un congresista mexicano estaba siendo atendido por heridas a bala tras quedar herido en un intento de asesinato en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, que ha sido escenario de algunas de las batallas más intensas entre bandas de narcotraficantes rivales. El congresista Horacio Garzaof, del Partido Revolucionario Institucional, se encontraba en condición estable tras ser baleado el lunes en un atentado que le costó la vida a su chofer, Héctor Morales Juárez.
Atentados de este tipo son comunes en Nuevo Laredo y otras ciudades fronterizas. Calderón ha enviado tropas a Tijuana y Monterrey.
Los carteles mexicanos han crecido exponencialmente en las últimas dos décadas y ahora rivalizan en poder y riqueza con los carteles colombianos de los años ochenta. Clark dijo que el crecimiento ha sido favorecido por el desarrollo de "sólidas" relaciones entre los traficantes de drogas y funcionarios locales, haciendo más difícil la tarea de combatir a los carteles.
"Estas no son relaciones transitorias o frágiles", dijo Clark. "Estos grupos tienen un montón de dinero con el que compran protección".

21 de febrero de 2007
©washington post
©traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres