Blogia
mQh
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

desbaratan firma de homicidios


Nuevos arrestos en caso de ‘empresa' dedicada a ejecuciones en Brasil.
Autoridades de Brasil arrestaron hoy a otros cinco hombres acusados de integrar un ‘grupo de exterminio', que funcionaba con el mecanismo de una empresa especializada y habría asesinado a unas 1.000 personas por tarifas de hasta 2.500 dólares.
En una operación conjunta entre la Policía Federal, la Policía Militar y la Policía Civil fueron detenidos tres agentes policiales y dos civiles en el interior del estado de Pernambuco (noreste), acusados de integrar la banda de sicarios.
La policía cumple 20 nuevas órdenes de detención en seis ciudades de Pernambuco, como resultado de investigaciones bajo sigilo iniciadas en abril.
Las detenciones de este miércoles son resultado de confesiones de otros detenidos por el mismo caso. La operación, llevada a cabo por 350 policías provenientes de seis estados, detuvo desde el 12 de junio a 29 sospechosos.
Uno de los policías arrestado fue identificado como José Arruda Filho, acusado de participar en dos asesinatos y sospechoso de otros nueve, como parte de la banda encargada de ejecutar a empresarios, comerciantes y usureros por tarifas que variaban desde 526 y 2.631 dólar por trabajo, según la Policía Federal.
El delegado de la PF en Pernambuco, Jorge Pontes, llegó a calificar la organización criminal como "una sociedad anónima de homicidio" que durante los últimos cinco años mataba a un ritmo de cuatro personas por semana.
La organización incluía a pistoleros, financistas, conductores y encargados de la logística para suministrar y esconder armas para los sicarios. Como cabecilla fue indicado Rosemário Bezerra de Menezes, de 37 años.

21 de junio de 2007
©la nación
rss

0 comentarios