Blogia
mQh

bush indulta a asesor libby


[Amy Goldstein] Presidente Bush anula pena de prisión de jefe de gabinete de Cheney condenado por revelar a la prensa nombre de agente de la CIA.
El presidente Bush conmutó la sentencia de prisión de I. Lewis ‘Scooter' Libby, ex jefe de gabinete del vicepresidente Cheney, librándole de los treinta meses de cárcel a los que fue condenado el mes pasado por mentir ante investigadores federales sobre su participación en la filtración ordenada por la Casa Blanca de la identidad de una agente de la CIA.
Bush tomó la decisión algunas horas después de que una corte de apelaciones federal resolviera que Libby no tenía derecho a permanecer en libertad mientras recurría su condena por cuatro delitos.
"Al negársele la fianza, y siendo su encarcelamiento inminente, creo que es importante que reaccione ante esa decisión", dijo Bush en una declaración emitida por la Casa Blanca a principios de la tarde. Aunque el presidente dijo que "respetaba" el veredicto del jurado, agregó que había "concluido que la pena de prisión impuesta a Libby era excesiva".
Bush dijo que no objetaría la multa de 250 mil dólares que también forma parte de la sentencia, dictada el mes pasado por el juez de distrito Reggie B. Walton, que presidió el juicio que duró un mes este invierno pasado.
John Conyers Jr. (demócrata de Micigan), presidente del Comité Judicial de la Cámara dio a conocer una declaración diciendo que "hasta ahora parecía que el presidente se había limitado a hacer la vista gorda ante el hecho de que un alto funcionario del gobierno filtrara información clasificada. La acción de hoy del presidente deja en claro que aprueba esa actividad. Esta decisión es inconsistente con el estado de derecho y envía un terrible señal al pueblo norteamericano y a nuestros operativos de inteligencia que arriesgan sus vidas todos los días".
El líder de la mayoría del Senado, Harry Reid (demócrata de Nevada) agregó que "la decisión del presidente de indultar a Libby es un escándalo. La condena de Libby fue un débil indicio de rendir cuentas ante los esfuerzos de la Casa Blanca de manipular los servicios de inteligencia y silenciar a los críticos de Iraq. Ahora, incluso esa pequeña dosis de justicia ha sido anulada".
Pero el ex senador Fred Thompson, candidato no proclamado a la presidencia que ha llamado a Bush a perdonar a Libby, dijo que se sentía "muy contento" por el ex jefe de gabinete de Cheney. "Sé que esto lo aliviará mucho, a él, su esposa e hijos. Aunque he estado pidiendo durante mucho tiempo la amnistía para Scooter, respeto la decisión del presidente. Esto permitirá que un buen estadounidense, que ha hecho mucho por su país, reanude su vida".
En su resolución de un párrafo antes en el día, una comisión de tres jueces de la Corte de Apelaciones de Circuito de Washington había rechazado la petición de Libby de permanecer en libertad mientras recurría su condena por perjurio y obstrucción a la justicia.
Los jueces dijeron con respecto a la apelación de Libby que no era probable que su condena fuera revocada.
La resolución de la corte de apelaciones llevó a Bush a abandonar su postura no intervencionista que había adoptado hacia los procedimientos criminales contra Libby, el abogado de 56 años que era la mano derecha de Cheney y arquitecto de las políticas de seguridad nacional del gobierno. A medida que en los últimos meses aumentaba la presión de los conservadores sobre Bush para que indultara a Libby, la Casa Blanca había dicho, hasta ahora, que no era apropiado intervenir.
La resolución de los jueces había sostenido una decisión de Walton, que presidió el juicio de un mes de Libby. A mediados de junio, Walton resolvió que la defensa no había planteado ningún alegato que hiciera probable que, en la apelación, se resolviera dejarle en libertad bajo fianza mientras duraba el recurso.
En esa época, Walton estimó que Libby tendría que presentarse a prisión dentro de cuarenta y cinco a sesenta días, después de que funcionarios de la cárcel federal determinaran dónde debía cumplir la sentencia.
En marzo, el jurado de la corte federal encontró culpable a Libby de cuatro delitos por mentir a los agentes del FBI y al gran jurado que investigó la filtración a la prensa, por funcionarios de gobierno, de la identidad de la agente secreto de la CIA, Valerie Plame. En un juicio al que comparecieron altos personeros del gobierno y una lista de periodistas de Washington como testigos, el jurado condenó a Libby por dos cargos de perjurio y uno de obstrucción a la justicia y de declaraciones falsas sobre cuándo y como se enteró de la identidad de Plame -y lo que contó sobre ella a los periodistas.
Entre los jueces de la corte de apelaciones que resolvieron hoy se encuentran dos que fueron nombrados por presidentes republicanos y un demócrata. Se trata de David Sentelle, elegido por el presidente Reagan; Karen LeCraft Henderson, nombrado por el presidente George H.W. Bush; y David Tatel, nombrado por el presidente Clinton.

3 de julio de 2007
©washington post
©traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres