Blogia
mQh

el invierno en los campamentos


Crudo invierno viven familias en los campamentos. Bajas temperaturas aumentan patologías respiratorias en poblaciones.
Antofagasta, Chile. Con suerte hay caminos de tierra. Ni hablar de agua potable y electricidad. Son los campamentos de Antofagasta, en las faldas de los cerros, donde asoman improvisadas casas levantadas con desechos.
De acuerdo a ‘Un Techo Para Chile', en la ciudad hay 22 campamentos, donde viven más de 700 personas, las que deben capear el frío de este invierno, que les castiga dada lo precario de sus viviendas levantadas con trozos de madera, cholguán, cartones y latones y calaminas.
Realmente en estos lugares la sensación térmica es más cruda que en la parte baja de la ciudad. "Socio vamos a salir en el diario", dice uno de los habitantes de este lugar, quien recibe de respuesta de uno de sus vecinos "¡Preocúpate de pedir ayuda pa' los niños mejor!".
La presidenta del Campamento Chile Nuevo, Rosana Sandoval, comentó que en este enclave viven más de 62 familias, y tienen contabilizados a más de 100 niños entre 0 a 10 años, 30 adolescentes, más 200 adultos.

Complicaciones
"Pasamos mucho frío, más que nada por la falta de protección en las casas. Por las tablas pasa un frío y humedad que es terrible", comentó esta representante de Chile Nuevo.
También expuso que hay fuertes cuadros respiratorios entre los niños y sobre todo los bebés, estimando que en los último días, los pequeños enfermos superaron los 50.
"Así que como podemos nos apoyamos entre nosotros y cuando es necesario recurrimos al consultorio. Aparte que les cuesta mucho recuperarse por lo complicado del clima y porque acá cuesta más por lo helado de las piezas".
Ante las bajas temperaturas deben recurrir a los braseros para abrigar el interior de las casas, con el riesgo de que ocurra un incendio en caso de volcamiento de éstos.
La única ayuda, aseguran, ha llegado de 'Un Techo Para Chile', la que consistió en plásticos para proteger las techumbres ante eventuales lluvias.
Por eso, piden materiales ligeros para reforzar las improvisadas casas, además de ropa de abrigo para bebés y niños, junto a frazadas para capear el frío en la noche, y leche para los más pequeños.
Los niños son los que más sufren por el frío, pero también muchas veces por la falta de agua no cuentan con ropa limpia y muchas veces son escasos los alimentos. También hay pequeños con "tiña", es decir, los perros les transmitieron infecciones.
"Necesitamos ayuda de los médicos, pero al ser campamentos somos discriminados. Acá debe haber una lluvia fuerte para que las autoridades se acuerden de nosotros", reclaman.

Realidad
Pese a estas condiciones, hay niños con excelentes promedios de notas, quienes han accedido al programa ‘Adopta un hermano' una vez a la semana.
Julio Trigo es el jefe de una familia, quien dice que con urgencia necesitan un contenedor de agua y la asistencia del municipio con un camión aljibe. También coincide en que la principal ayuda la requieren los niños.

Víveres
La coordinadora local de los campamentos Corazón de María y Chile Nuevo de ‘Un Techo Para Chile', Paulina Montivero, dijo que permanentemente realizan visitas en estos sectores. Hace pocos días comenzó una campaña para recaudar alimentos no perecibles, sobre todo leche, además de ropa de abrigo, pero a la fecha la respuesta ha sido prácticamente nula.
Dijo que en la ciudad hay 22 campamentos contabilizados, con más de 700 personas viviendo en estos lugares donde no hay servicios básicos.

3 de julio de 2007
©mercurio de antofagasta
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres