Blogia
mQh

juez walton contra bush


[Richard B. Schmitt] Juez de Libby "perplejo" por clemencia. Escribe que su condena de treinta meses para el ex asesor de Cheney era apropiada.
Washington, Estados Unidos. En una inusual expresión de frustración, el juez que sentenció al ex asesor de la Casa Blanca I. Lewis ‘Scooter' Libby a treinta meses de cárcel, sólo para enterarse de que el presidente Bush conmutó la sentencia, dijo que estaba "perplejo" por ese acto de clemencia.
En sus primeros comentarios públicos sobre el asunto, el juez de distrito Reggie B. Walton, rechazó la declaración de Bush de que la pena de prisión dictada para Libby el mes pasado era "excesiva". Walton defendió la sentencia, diciendo que había seguido precedentes jurídicos establecidos así como aplicado una estricta interpretación de las directrices en cuanto a sentencias federales que habían sido en su momento respaldadas por el propio gobierno de Bush.
"A la luz de estas consideraciones... es justo decir que la corte se siente algo perpleja en cuanto a cómo pudo su sentencia ser caracterizada como ‘excesiva'", escribe Walton.
"Aunque ciertamente forma parte de las prerrogativas presidenciales el ejercicio de su poder para conmutar penas por los motivos que quiera, el tribunal observa que la pena de prisión dictada en este caso fue decidida después de considerar todos los factores legales pertinentes".
El juez, que fue nombrado a la judicatura federal en 2001 por Bush en parte debido a su severa posición en cuanto a la ley y el orden, hizo estos comentarios en una larga nota a pie de página en una resolución emitida el jueves.
Bush intervino en el caso Libby el 2 de julio, horas después de que una corte de apelaciones se negara a permitir que Libby permaneciera libre durante su apelación por la sentencia judicial por perjurio y obstrucción a la justicia en el caso de filtración del nombre de un agente de la CIA. Bush conmutó la sentencia de prisión pero dejó intacta la condición de que Libby cumpla dos años de libertad vigilada y pague una multa de 250 mil dólares -que Libby ya pagó.

Argumentos a Favor
En su resolución, Walton citó varios precedentes legales en apoyo de su sentencia condenatoria, incluyendo una decisión de la Corte Suprema en junio en el caso conocido como Rita versus Estados Unidos. La Corte Suprema resolvió en ese caso que una sentencia que no se desviaba de las instrucciones para sentencias, era inherentemente razonable.
La sentencia de treinta meses para Libby, observa Walton, estaba en el extremo inferior de las directrices federales de sentencias. El gobierno de Bush y el ministerio de Justicia, señaló, han apoyado vehementemente esas directrices para los jueces, que se supone deben garantizar que los acusados en procesos federales reciban sentencias similares por los mismos delitos.
"En realidad, sólo hace poco el ministro de Justicia llamó a aprobar un proyecto de ley para ‘restaurar la naturaleza vinculante de las directrices de sentencia de modo que la base del rango de sentencias recomendadas sea un mínimo para los jueces, y no meramente una sugerencia'", escribe Walton.
También cuestionó que Bush tuviese la autoridad constitucional para ordenar su libertad vigilada sin enviar a Libby a la cárcel. De acuerdo a la ley la libertad condicional se reserva para los que han cumplido parte de la sentencia de prisión.
"El presidente ha en realidad reescrito la ley establecida sobre una base improvisada para lograr que el castigo creado por el Congreso se aplique a una situación que no estaba en la intención del Congreso [cuando se aprobó la ley]", escribe Walton.
Mientras que las atribuciones para otorgar indultos son amplias, "es mucho más inquietante... que el presidente puede convertir una forma de castigo debidamente formulada en otra que es expresamente prohibida por la ley", escribió el juez. "La corte concluye, con gran reserva que no"viola la Constitución.
Walton resolvió que Libby debía presentarse a la oficina de libertad condicional "con la necesaria prisa". Observó que si Libby no cumplía con alguna de las condiciones de su libertad vigilada, sería enviado a prisión.
Como otros acusados, Libby no puede salir del distrito judicial sin un permiso de la corte o del funcionario de libertad vigilada encargado. De acuerdo a las actas judiciales, "debe trabajar regularmente en una ocupación legítima", "no abusar del alcohol" y "no asociarse con personas involucradas en actividades delictivas", entre otros requisitos. También debe realizar cuatrocientas horas de servicio comunitario.
En una rueda de prensa el jueves, Bush reconoció públicamente por primera vez que alguien de su gobierno filtró probablemente el nombre de la ex agente de la CIA Valerie Plame a órganos de prensa -un acto que provocó la pesquisa criminal que terminó en la condena de Libby.
"Y, sabéis, a menudo he pensado qué habría pasado si esa persona hubiera dado un paso adelante y dicho: ‘Yo lo hice'. ¿Habríamos tenido que sufrir todo esto, sabéis, las interminables horas de investigación y todo el dinero que se gastó en este asunto?", dijo Bush.
"Ha sido un tema difícil para un montón de gente en la Casa Blanca, y ocurrió lo que tuvo que ocurrir, y ahora es tiempo de que nos ocupemos de otra cosa".

rick.schmitt@latimes.com

13 de julio de 2007
©los angeles times
©traducción mQh
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres