Blogia
mQh

amargo desalojo de pobladores


[Herbert Díaz] Fueron dejados en sitio eriazo, sin agua, sin luz eléctrica y sin comida.
Arica, Chile. Los 5 pequeños hijos de Alberto Fernández e Hilda Arias ayer jugaban en medio de la tierra. Sus pies y su pelo estaban sucios. Se quedaron sin nada que almorzar, sin agua, sin luz, sin baño, sin transporte y sin un almacén donde comprar aunque sea un pan.
Hilda ayer pasado el mediodía lloraba desconsoladamente mientras estaba sentada sobre unas tablas que eran parte de la edificación cuando vivía en forma ilegal en Los Areneros, mientras le daba pecho a la pequeña Selena de un año y un mes.
Esta mujer estaba en el nuevo terreno donde fueron destinados estos pobladores, a 12 kilómetros de Arica, en la quebrada Las Higueras, en el sector de Acha, por orden de la Gobernación Provincial.
Alberto e Hilda conformaron la primera familia que se trasladó a ese sitio y también fueron los primeros en decepcionarse. Su principal preocupación apunta a la nula satisfacción de derechos básicos, los cuales no podrán ser suplidos en ese terruño rural, donde literalmente no hay nada, porque tuvieron que mudar sus improvisadas antiguas viviendas y rearmarlas en ese sitio.
La señora Hilda comentó que su principal intranquilidad es qué hacer en caso de que alguno de sus 5 hijos se enferme, pues no existe ningún consultorio cerca y tampoco tiene cómo trasladarse, pues no hay movilización a la ciudad.
Alberto también sentía bastante dolor, pues fue víctima de la humillación de los pobladores de Acha que bloquearon el ingreso al sector, porque no querían que estos nuevos habitantes se mudaran, pues los estigmatizaron como maleantes.
Alberto dice que él no ha cometido ningún delito, pues ha trabajado como panadero, pero lamentablemente hace 3 años que está cesante.
También este matrimonio está afligido porque este lunes no tendrán cómo enviar a sus hijos al colegio. "Mis hijos tienen buenas notas y ahora no sé cómo se van a ir a estudiar, si todo queda tan lejos", comentaba ayer Hilda.
Hasta el cierre de esta edición apenas 3 familias trasladaron sus pertenencias hacia Acha. Sólo la familia Fernández Arias se quedó en ese lugar. La permanencia debiera ser provisoria por 6 meses hasta que se les consiga una solución habitacional.

Procedimiento
La gobernadora Sandra Negretti expresó que se gestionará a través de la municipalidad el transporte, con el objeto de llevar a los niños de las familias que trasladen al colegio.
"Este desalojo fue a petición de la Dirección Provincial de Bienes Nacionales y las juntas de vecinos de poblaciones aledañas. En ese lugar (Los Areneros) junto con personas de buen vivir también hay otras personas que han atentado contra bienes de los demás".
Expresó que jamás se prometió electricidad domiciliaria en Acha. "Ellos deberán tener la solución definitiva al subsidio habitacional, además se les va a dotar de camiones aljibe para que tengan agua potable". El municipio aclaró que sólo participó como apoyo a la mudanza con personal de Aseo y Ornato.

Testimonios
"Me mojaron toda la casa". Sara Rojas fue una de las que más criticó a Carabineros, pues según comentó durante el desalojo le mojaron todas sus cosas.
"Los pacos entraron con el guanaco y me mojaron los colchones, la tele, el DVD... Todo, incluso ni siquiera se fijaron que habían niños, tengo una guagua de 20 días y ni siquiera eso respetaron". Rojas se sentía afligida, pues según informó, no tenía dónde pasar la noche, porque sus pertenencias fueron dañadas.

"Todo queda muy lejos". Ángela del Solar es madre y una de sus principales preocupaciones es la lejanía del lugar donde los quieren trasladar. "Imagínate que tengo niños chicos y si alguno se me enferma de noche a dónde lo voy a llevar si allá no hay ningún consultorio, ni nada, es una mala decisión, nadie de acá se quiere ir para allá, cómo se les ocurre hacer eso", dijo.

"Me voy a quedar sin casa". Luis Alberto Espinoza, está cesante y no tienen dónde refugiarse con su familia luego del desalojo.
"A mí me dan comida donde la Tía Petita, ahora que nos cambian allá a dónde vamos a ir a comer, si no tenemos plata".
Espinoza dice que su guagua de un año y 8 meses necesita leche y en un lugar tan apartado como Acha sería imposible alimentarla.
"Se ha dicho que acá somos fumones, pero no todos estamos dentro del mismo saco, eso debe quedar claro hay gente que trabaja también".

"Se llevaron a mis 3 hijos". La señora Gloria Veas ayer se encontraba consternada, pues luego de la intervención de Carabineros se fueron detenidos su hija, dos hijos y su yerno. Veas se mostró contraria a la medida decretada por la Gobernación Provincial, pues la lejanía con la ciudad para ella es un gran problema, sobre todo por los niños.

"Tengo cáncer al pulmón". Victoria Rojas Vilches (65) expresó su molestia por la situación de mudanza, pues dijo sufrir de cáncer al pulmón, por lo que requiere de constantes controles médicos.
"Cómo nos van a ir a dejar hasta allá tan lejos, eso no puede ser, acá hay niños, guaguas que tienen días de vida, no es posible que hagan eso con nosotros".
La señora Victoria vivía hace unos 10 años en esa ocupación ilegal. Ella se dedica a reunir chatarra para venderla a los recicladores, pero por su edad se le ha hecho complicado trabajar.

"Mi gente no se quiere ir". El vocero de Los Areneros Alberto Araya tras visitar el lugar en que se iban a instalar en el sector de Acha, expresó que se trata de un sitio poco apropiado para sus vecinos por lo que ninguno se iba a trasladar a ese lugar, por no contar con ningún servicio básico y por tratarse de un sitio sin refugio. "Mi gente no se quiere ir, aparte que allá tampoco nos quieren recibir", dijo.

21 de julio de 2007
©estrella de arica
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres