Blogia
mQh

que digan la verdad


Goñi llama a oficiales de las Fuerzas Armadas a "contar la verdad". El ministro de Defensa emplazó a los uniformados a entregar la información que posean sobre casos de violaciones a los derechos humanos a los tribunales de justicia.
Santiago, Chile. El ministro de Defensa, José Goñi, hizo un llamado esta tarde a los oficiales de las Fuerzas Armadas que tengan información acerca de los casos de violaciones a los derechos humanos a que la entreguen en los tribunales de justicia, de acuerdo al honor militar y con el fin último de colaborar en la reconstrucción de la confianza en el país.
En el marco de la renuncia del general Gonzalo Santelices tras publicarse su vinculación con el caso Caravana de la Muerte, el titular de Defensa, dijo que este tema "tiene que ver con el profundo honor militar", por lo que es necesario la entrega de información.
En entrevista con radio Bío Bío, Goñi sostuvo que "hablar significa contar la verdad, contar en los tribunales o a quien corresponda, la información que cada uno de ellos puede tener, porque nunca vamos a olvidar estas cosas, pero tenemos que mirarlas con otra madurez".
En este sentido el titular de Defensa recalcó que el país tiene que enfrentar este proceso y "construir nuestro futuro, en base a nuestra historia, (pero) también mirando con mucha confianza el futuro, y esas confianzas tenemos que reconstruirlas profundamente entre todos y para eso necesitamos conocer la verdad".

Gobierno No Conocía Antecedentes
Horas antes y por medio de una declaración pública, el secretario de Estado sostuvo -tal como lo hizo el lunes pasado- que el Ejecutivo desconocía la vinculación de Santelices con el caso Caravana de la Muerte.
"Este ministro afirma que dichos antecedentes no fueron informados por los canales institucionales del Ejército al Ejecutivo, tanto en el ascenso a General de Brigada el año 2003 como a General de División el 2007", afirmó.
Asimismo, Goñi expresó que "la situación de este alto oficial e integrante del alto mando del Ejército se origina en hechos condenables que acontecieron después del golpe militar de 1973 y que fueron protagonizados por integrantes de la llamada Caravana de La Muerte".
El secretario de Estado comentó, además, que el propio Santelices confesó que "le correspondió una participación en los hechos aludidos cuando era teniente, cuestión que lo motivó para que, luego, declarara en calidad de testigo ante el ex juez Juan Guzmán".
A juicio del titular de Defensa, la renuncia del ex general "no hace otra cosa que corregir la falta de antecedentes necesarios para haber propuesto su ascenso y haberlo aprobado, más allá de la legítima presunción de inocencia a que todo ciudadano tiene derecho".
Por último, el secretario de Estado sostuvo que no deben existir cuestionamientos que dañen la legitimidad del Ejército frente a la ciudadanía.

En La Moneda
En la misma línea, pero horas antes, el vocero (s) de gobierno, Augusto Prado, insistió que el Ejecutivo desconocía los antecedentes del renunciado general.
El portavoz (s) de La Moneda también desmintió las afirmaciones de Ravinet, asegurando que "acá ha habido sólo una línea por parte del gobierno. El ministro de Defensa, don José Goñi no tenía los antecedentes de los que habla el señor (Jaime) Ravinet, es decir, no conocíamos los antecedentes del general Santelices y según entendemos, según sabemos el general (Oscar) Izurieta tampoco lo sabía".
Consultado respecto de si la Mandataria desconocía el pasado militar del uniformado, Prado reiteró que "la palabra del gobierno es esa: los antecedentes del general Santelices, en ese momento, no eran conocidos por el gobierno".
En 2002, el renunciado general declaró como testigo ante el juez Juan Guzmán Tapia por el caso Caravana de la Muerte, donde, según la investigación judicial, el uniformado trasladó a 14 presos políticos, con la vista vendada y maniatados, desde la cárcel de Antofagasta hasta la Quebrada del Way, donde fueron ejecutados por la comitiva que encabezaba el general (r) Sergio Arellano Stark. Pese a la vinculación de Santelices con los hechos, el propio juez Guzmán afirmó que el ex militar "no tenía responsabilidad criminal en el caso".
"Esa es la opinión particular de un ex juez de la República", dijo Prado en respuesta a Guzmán, atribuyendo esas declaraciones a la "locuacidad" del ex magistrado. "El gobierno no puede estar comentando las opiniones de cada actor ciudadano que existe", agregó.
Respecto de las presiones que recibiera el Ejército por parte de La Moneda, específicamente del ministro Francisco Vidal, y de parlamentarios de la Concertación, el ministro (s) Prado sostuvo que "el gobierno no presiona, no ha presionado y no va a presionar a ninguna institución pública ni tampoco a una institución militar como es el Ejército, ni tampoco se va a dejar presionar (…) Acá no hay presiones de ninguna naturaleza".

7 de febrero de 2008
©la tercera
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres