Blogia
mQh

murió robert graham


Escultor de Los Angeles. A los 70. El artista diseñó importantes monumentos cívicos en todo el país. Su legado es visible en Los Angeles.
[Suzanne Muchnic y Cara Mia DiMassa] El sábado murió en el Centro Médico de Santa Monica-UCLA, el escultor de Los Angeles Robert Graham, con una destacada presencia pública en todo el país, informó su amigo Roy Doumani. Graham, que había estado enfermo durante los últimos seis meses, tenía setenta años.
Un artista elegante y caballeroso que poseía un enorme taller en Venice, Graham fue terriblemente prolífico durante toda su carrera. Un perfeccionista furiosamente independiente con habilidades de alta tecnología y una constante fascinación con la figura femenina, exploró casi toda postura y actitud concebible del desnudo humano en su trabajo personal, trabajando a menudo a una escala íntima.
Pero es mejor conocido por sus enormes trabajos públicos que rinden homenaje a personajes históricos o simbolizan grandes ideas en locaciones significativas.
Su legado, dijo Doumani, "está en toda la ciudad. Introdujo un montón de belleza y una visión de lo que debía ser el arte... Bob era especial en esta ciudad y, felizmente, su trabajo seguirá aquí y en todas partes, y ciertamente no va a ser olvidado".
En Los Angeles, Graham diseñó un conjunto de puertas de bronce independientes para el Music Center en 1978, y una escultura de dos figuras sin cabeza conocidas como el ‘Olympic Gateway’ en el Memorial Coliseum de las Olimpíadas de 1984. Su trabajo público más grande e importante en la ciudad son las ‘Grandes Puertas de Bronce’, una enorme entrada custodiada por un ángel, hecho para la Catedral de Nuestra Señora de Los Angeles en 2002.
Graham, cuyo trabajo también era pedido en otras ciudades, creó un monumento en memoria de Joe Louis en Detroit, otro en memoria de Duke Ellington en Nueva York y una remembranza escultórica de Charlie ‘Bird’ Parker en Kansas City, Montana.
Pero entre sus tributos a figuras públicas veneradas, el logro que más le enorgullecía era probablemente el Memorial de Franklin Delano Roosevelt en Washington, D.C. El complejo encargo, realizado en 1997, incluye una figura de tamaño natural del presidente en su silla de ruedas, un bajorrelieve que muestra un noticiario de su primera investidura y una serie de paneles que ilustran 54 programas iniciados por FDR durante el New Deal.

Aunque Graham nunca siguió las tendencias mundiales del arte, prefiriendo trabajar como un escultor de estatuas relativamente anticuado, y exhibió su obra en numerosas galerías y museos, entre ellos en la Ace Gallery de Beverly Hills, en Imago Galleries en Palm Desert y en la Gagosian Gallery en Nueva York. Sus obras se encuentran en colecciones de instituciones como el Museo de Arte del Condado de Los Angeles, el Museo de Bellas Artes de Dallas, el Instituto de Artes de Detroit y el Museo Hirshhorn y el Jardín de Esculturas en Washington, D.C.
El artista Tony Berlant, que conoció a Graham en Londres en 1973, dijo que había tenido un enorme y temprano éxito "en la vanguardia establecida, aquí y en Nueva York y en Europa. Su propia musa lo llevó a producir obras que eran muy independientes... Exigía hacer las cosas en sus propios términos y las hacía con increíble destreza. Por eso se ganó el respeto de todo el mundo".
Berlant dijo que las mujeres eran "el centro obsesivo de su trabajo". Y dijo que Graham era a veces criticado por esas esculturas, que a menudo mostraban a mujeres desnudas y sin cabeza. Pero esas figuras, dijo Berlant, "eran increíblemente naturales... La gente a veces las veía como meros iconos de sexualidad. Pero si te fijas bien, tienen personalidades individuales, creo. Son retratos, no piezas genéricas".

El artista Laddie John Mill, que conoció a Graham a principio de los años setenta, lo llamó "un espectáculo de primera".
"Como artista, estaba siempre a la vanguardia", dijo Dill. "Siempre trataría de ir más allá de lo que estaba haciendo. Empezó con cajas de acrílico, con esas increíbles escenas, y luego se pasaría al bronce y al bronce monumental y estaba empezando a trabajar con concreto y cristal. Obviamente su cabeza iba más rápido que sus manos. Y la tragedia es que Bob estaba recién empezando. Pese a sus logros, había empezado a trabajar en el nuevo taller que le había diseñado su hijo y estaba listo para el siguiente capítulo. Es simplemente una tragedia".
Dill dijo que el nuevo taller y una escultura que fue instalada hace poco en medio de una rotonda en Venice, "parecían cosas de transición. Sabías que venían otras cosas en camino. De repente tienes que cortar con todo eso, es algo horrible. Creo que tuve la fortuna de conocerlo personalmente, y de ser capaz de pasar algún tiempo con él, especialmente en esos primeros días".

El artista nació en Ciudad de México el 19 de agosto de 1938, hijo de Adeline Graham y Roberto Peña, aunque nunca conoció realmente a su padre, que murió cuando él tenía seis años. Fue criado por su abuela Ana, su tía Mercedes y su madre.
En una entrevista con el Times hace algún tiempo, Graham recordó que Adeline lo llevaba de la mano a visitar los magníficos monumentos públicos mexicanos, como el Castillo de Chapultepec y las pirámides, los murales de Diego Rivera y de David Alfaro Siqueiros, y catedrales e iglesias en todo el país.
"No recuerdo haber entrado nunca en una galería", dijo. "Las cosas que eran importantes eran esos murales y lo que la gente veía todo el tiempo. Esos eran mis libros de historia. Podías ver cómo se veían los aztecas, cómo se veía Hernán Cortés. Nunca lo vi como arte: era parte de tu experiencia de vida como mexicano".

A los once, Graham y sus tres ‘madres’ se mudaron a San José y él se educó en los institutos de arte de San José y San Francisco. Vivió en Londres durante algunos años con su primera esposa, Joey, y su hijo Steven, y luego se trasladó a Los Angeles a principio de los setenta.
En 1990, mucho después del fin de su primer matrimonio, Graham encontró a su segunda esposa, la actriz Anjelica Huston, en un banquete. Pronto se comprometieron y casaron en 1992.
El 15 de diciembre, Graham fue introducido al Salón de la Fama de California.
Además de su esposa e hijo, Graham deja a un grupo de artistas amigos, entre ellos Ed Moses, que lo llamó "un hombre fabuloso" y "un gran artista".
"Simplemente fue uno de esos seres humanos impecables al que quería mucho, como todos sus amigos", dijo Moses. "Dejará una huella en la historia como escultor. Los museos todavía no lo saben, pero así será. Era un artista independiente y nunca aceptó las reglas que se le imponían. Hacía lo que quería y no colaboraba ni con museos ni con marchantes de arte. Era realmente una fuerza independiente y poderosa".

Diane Haithman y Mike Boehm contribuyeron a este artículo.

16 de enero de 2009
28 de diciembre de 2008
©los angeles times 
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Air jordan shoes -

He best can pity who has felt the worse.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres