Blogia
mQh

senado investigará a la cia


Durante el gobierno de Bush. El director de la CIA, Leon E. Panetta, dijo que los agentes no serían acusados en caso de haber obedecido órdenes. Según fuentes en el parlamento, la pesquisa buscará detalles sobre las cárceles secretas y los métodos de interrogatorio, pero no tratará de determinar si los funcionarios de la CIA violaron las leyes.
[Greg Miller] Washington, Estados Unidos. El Comité de Inteligencia del Senado está preparando una investigación de los programas de detención e interrogatorios de la CIA durante el gobierno del presidente George W. Bush, creando el marco de un amplio examen de algunas de las operaciones más clandestinas y controvertidas de los últimos años.
La pesquisa tiene por objetivo recabar más informaciones sobre el origen de los programas así como saber cómo eran llevados a cabo -incluyendo las condiciones en las cárceles secretas de la CIA y el régimen de interrogatorios utilizados para quebrar a los sospechosos de al_Qaeda, de acuerdo a asesores del Senado familiarizados con los planes de investigación.
Los funcionarios dijeron que la pesquisa no pretendía determinar si los agentes de la CIA habían violado la ley. "Aquí el propósito es recabar datos para sacar lecciones de los programas y ver si se pueden hacer recomendaciones sobre detenciones e interrogatorios en el futuro", dijo un asesor del Senado que, como otros, describieron el plan a condición de conservar el anonimato debido a que el plan no ha sido todavía hecho público.
Sin embargo, es probable de la investigación llame la atención sobre la conducta de la agencia en operaciones que fueron condenadas en todo el mundo. También provocará nuevas fricciones entre demócratas y republicanos que han pasado la mayor parte de los últimos cinco años debatiendo sobre la conducción de la guerra contra el terrorismo iniciada por el gobierno de Bush.
La investigación también podría provocar comparaciones con el comité especial del Senado formado para investigar a la CIA en 1975 y encabezada por el senador Frank Church, un demócrata de Idaho. Las revelaciones del Comité Church condujeron a un mayor control de parte del congreso y a leyes que restringieron las actividades de inteligencia.
El jueves, los términos y alcance de la nueva investigación estaban todavía siendo negociados por miembros del comité y otros personeros. El asesor dijo que el comité no tenía planes de corto plazo para realizar audiencias públicas y que no estaba claro si la comisión haría público su informe final.
La pesquisa, que tomará un año o más, implica que la CIA será nuevamente blanco de un intenso control de parte del congreso en momentos en que conduce dos guerra y continúa su persecución de al_Qaeda.
La agencia fue despojada de algunas de sus atribuciones y prestigio después de soportar fuertes críticas en investigaciones previas por su fracaso en la detección de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y la guerra de Iraq.
Pero mientras que esas investigaciones se concentraron en gran parte en los errores de la capacidad analítica de la CIA, la nueva investigación se atacará directamente a sus operaciones más sensibles, tratando de desenterrar detalles a los que generaciones anteriores de funcionarios de la agencia se referían como las "gemas de la corona".
Durante el gobierno de Bush, la agencia fue a menudo capaz de proteger muchos de esos secretos. Por ejemplo, los legisladores todavía no saben dónde se ubicaban las cárceles secretas de la CIA en el extranjero.
Pero se espera que el gobierno de Obama otorgue a los investigadores del congreso acceso a información clasificada, así como a los individuos que participaron en las prisiones secretas y en los interrogatorios de los detenidos.
El director de la CIA, Leon E. Panetta, prometió esta semana que cooperaría con cualquier investigación del congreso.
"Si esos comités están buscando información en esas áreas, nosotros cooperaremos con ellos", dijo Panetta el miércoles en una reunión periodistas. "Creo que tenemos la responsabilidad de ser transparentes en esos temas y les entregaremos esa información".
Panetta dijo que los agentes de la CIA no deberían ser procesados si actuaron acatando órdenes en conformidad con las decisiones legales del gobierno de Bush.
"Obviamente no apoyaré ninguna investigación ni procesamiento de esos individuos", dijo Panetta. "Creo que hicieron su trabajo, lo hicieron según las instrucciones que se les dieron, estés o no de acuerdo con eso".
El anuncio de la investigación fue acogido con preocupación por veteranos de la agencia.
"Estamos cansados de las investigaciones, y tenemos la sensación de que la agencia se ha convertido en una piñata", dijo un ex alto funcionario de la CIA, que habló a condición de no revelar su identidad.
Es probable que la nueva investigación "estimule la evasión del riesgo", dijo el ex funcionario. "Hay costes potenciales para otras operaciones en curso si el gobierno actual dijera: ‘Nos gustaría que llevaran a cabo esta operación, ha sido sancionada por abogados y aprobada por el congreso’. ¿Por qué haríamos algo arriesgado si después el próximo gobierno puede decidir vengarse de sus rivales políticos?"
Los asesores del Senado se negaron a decir si el comité pedirá un nuevo testimonio del ex director de la CIA, George J. Tenet u otros altos personeros que estuvieron implicados en la creación y gestión de esos programas.
La investigación del Senado estudiará si las operaciones de detención e interrogatorio fueron realizadas de modo consistente con las autoridades e instrucciones emitidas tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, dijeron funcionarios.
La comisión también estudiará si se mantuvo bien informados a los legisladores. La senadora Dianne Feinstein (demócrata de California), presidente del comité, y otros, han dicho que el gobierno de Bush retuvo impropiamente información al congreso sobre las operaciones de la CIA.
La investigación se produce en momentos en que el gobierno de Obama se encuentra en medio de dramáticos cambios en los programas de contraterrorismo de la CIA.
El mes pasado, el presidente Obama ordenó que la CIA cerrara sus cárceles secretas y abandonara los métodos ‘mejorados’ de interrogatorio, incluyendo el submarino, una técnica que simula la asfixia por inmersión. En lugar de eso, Obama ordenó a la agencia guiarse por el Manual de Campo del Ejército para los interrogatorios.
El gobierno también ha formado un grupo de trabajo para que estudie los programas de interrogatorio, aunque ese proyecto está diseñado principalmente para examinar su efectividad y determinar si la CIA debería o no, contar nuevamente con mayor autoridad que el Manual de Campo del Ejército.
Los investigadores del Senado planean una línea similar de investigación con el objetivo de evaluar la efectividad de las técnicas mejoradas de interrogatorio utilizadas por la CIA, incluyendo la privación de sueño y someter a los prisioneros a temperaturas frías.
El predecesor inmediato de Panetta como director de la CIA, Michael V. Hayden ha defendido el uso por la agencia de esos métodos y alegó que la agencia no debería estar limitada por las restricciones del Manual de Campo del Ejército.
Hayden dijo que la agencia ha tenido menos de cien prisioneros bajo detención desde los atentados del 11 de septiembre y menos de un tercio de ellos fueron sometidos a técnicas ‘mejoradas’ de interrogatorio. Tres prisioneros, incluyendo el autoproclamado cerebro de los atentados del 11 de septiembre, Khalid Shaikh Mohammed, fueron sometidos al submarino.
También hubo un intento de otros legisladores de iniciar una investigación independiente de las operaciones de la CIA. El Comité Judicial del Senado ha programado una audiencia la próxima semana para oír una propuesta para crear una comisión como la que investigó los atentados del 11 de septiembre y examinar las operaciones antiterroristas durante el gobierno de Bush.
"El último gobierno justificó la tortura, autorizó los maltratos en la cárcel de Abu Ghraib, destruyó las cintas de los interrogatorios violentos", dijo el senador Patrick J. Leahy (demócrata de Vermont), presidente de ese comité. "¿Cómo podríamos restaurar nuestro liderazgo moral y asegurar un gobierno transparente si ignoramos lo que ha ocurrido?"
Pero el Comité de Inteligencia del Senado tiene jurisdicción directa sobre las agencias de espionaje estadounidenses, y ha iniciado su investigación en parte para asegurarse de que sus miembros tengan información independiente y estén en posición de influir en políticas futuras de interrogatorio y detención, dijeron funcionarios.
Los asesores dijeron que las negociaciones buscaban producir una investigación con un apoyo amplio de los dos partidos. Los republicanos han alegado que la investigación debería concentrarse en los programas de la CIA y no convertirse en un referéndum sobre las políticas del gobierno de Bush, tales como los memoranda jurídicos del ministerio de Justicia que apuntalaban el programa.
El senador Christopher S. Bond (republicano de Montana), el republicano más importante en la comisión, "no cree que esas cacerías de brujas y discusiones sobre la legalidad de los memoranda del ministerio de Justicia ayuden en este momento", dijo otro asesor del Senado.

7 de abril de 2009
27 de febrero de 2009
©los angeles times 
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres