Blogia
mQh

continuarán tribunales militares


Obama seguirá con tribunales militares. Durante la campaña presidencial prometió poner fin a los polémicos juicios de los acusados de terrorismo. Organizaciones de derechos humanos reaccionan con indignación.
[Julian E. Barnes] Washington, Estados Unidos. El gobierno de Obama anunciará hoy planes para restaurar el sistema de comisiones militares de la era de Bush para procesar a los sospechosos de terrorismo, informaron funcionarios actuales y pasados, revirtiendo una promesa de campaña de utilizar en su lugar las cortes federales y el sistema tradicional de justicia militar.
La noticia de la decisión indignó a organizaciones de derechos humanos, que dijeron que todos los juicios del sistema creado por el presidente George W. Bush serían considerados ampliamente como viciados. Dijeron que el presidente Obama está repitiendo los errores de Bush.
El anuncio se agrega a otras decisiones de Obama que han desilusionado a sus aliados liberales en el gobierno, y ha animado a los partidarios de Bush, entre ellas la decisión de no publicar las fotos que muestran abusos contra detenidos cometidos por soldados estadounidenses, y retener la opción de usar una forma limitada de entrega -la práctica de entregar a sospechosos de terrorismo a otros países para que sean interrogados.
Funcionarios de la Casa Blanca insistieron el jueves en que Obama no estaba renunciando a su promesa de campaña. El presidente "no prometió nunca abolir" las comisiones militares, dijo un funcionario de gobierno. Pero Obama pidió repetidas veces que fuera cambiado.
"Es hora de proteger mejor al pueblo estadounidense y nuestros valores sometiendo a los terroristas a juicios rápidos y justos en nuestros tribunales y según nuestro Código Uniforme de Justicia Militar", dijo Obama en agosto.
El gobierno tiene todavía la intención de perseguir en tribunales federales a algunos de los detenidos en la cárcel militar de Bahía Guantánamo, Cuba, según ha prometido Obama. Pero los funcionarios concluyeron que un pequeño número sólo pueden ser juzgados por tribunales militares, dijo un oficial familiarizado con la decisión y que habló a condición de conservar el anonimato.
El gobierno también anunciará importantes cambios en el sistema de comisiones militares.
Gabor Rona, director jurídico internacional de Human Rights First, dijo que no es probable que los juicios por comisiones militares sean considerados como formas legítimas de justicia.
"Todo el mundo sabe que las comisiones militares han sido un absoluto fracaso", dijo Rona. "El resultado de los casos causará sospechas en todo el mundo. Continuar con las comisiones es un trágico error".
Pero Charles Stimson, ex funcionario del gobierno de Bush que dirigía los asuntos de detenidos en el Pentágono, aplaudió la propuesta de Obama porque introduciría cambios en el sistema de comisiones militares, manteniéndolo intacto.
"Es un buen inicio. Mientras más se acerquen a una corte marcial, mejor", dijo Stimson. "Deberían aprender de los errores que cometió el gobierno de Bush, y luego defender orgullosamente las comisiones militares".
En el sistema de comisiones, los oficiales han conseguido tres condenas en ocho años, con cargos pendientes contra veintiún sospechosos. Todavía no se toma ninguna decisión sobre los planes de llevar a juicio a más de doscientos detenidos más.
El gobierno de Obama dice que sus revisiones mejorarán el sistema prohibiendo el uso de evidencias obtenidas mediante coerción y restringiendo el uso de las pruebas indirectas.
Los cambios en el régimen también brindarán a los obtenidos más libertad para elegir abogados, dijo el oficial.
Pero las revisiones son vistas ampliamente como cosméticas por críticos dentro y fuera del gobierno.
El anuncio de hoy es el último intento del presidente para resolver el problema de qué hacer con los detenidos de Bahía Guantánamo.
En su primera semana como presidente, Obama ordenó la paralización de los juicios de las comisiones militares durante 120 días y subsecuentemente anunció que cerraría Guantánamo en el plazo de un año.
Pero el gobierno ha aplazado las decisiones política y jurídicamente espinudas. Cuando los oficiales empezaron a revisar los casos de los detenidos y consideraron las ramificaciones del traslado de los juicios a tribunales federales, concluyeron que las comisiones militares debían seguir siendo una opción.
"Examinaron todos los casos", dijo el oficial. "Compararon y contrastaron y decidieron que las comisiones militares era el mejor modo de abordar ese problema".
Pero defensores de los derechos humanos dijeron que nada que hiciera el gobierno para corregir las comisiones las haría aparecer como justas.
"Temo que el hedor de Guantánamo continuará", dijo Tom Malinowski, director en Washington de Human Rights Watch. "Cualquier cosa que lleve el nombre de ‘comisiones militares’ será visto en el mundo, desgraciadamente, como la continuación del antiguo sistema. Es el peor de los mundos posibles".
El gobierno también anunciará un retraso adicional de 120 días en los juicios de las comisiones, impidiendo la continuación de los procedimientos legales al menos hasta mediados de septiembre, dijo el oficial. El gobierno también considerará otros cambios recomendados por los representantes.
Stimson dijo que las comisiones trabajaban mejor en casos relativamente simples. Dijo que la mayoría de los casos complejos, incluyendo el caso contra el auto-proclamado cerebro del 11 de septiembre, Khalid Shaikh Mohammed, deberían ser trasladados a cortes federales, donde los fiscales tienen más experiencia que los abogados y jueces militares en general.
"La mayoría de los miembros de la Abogacía General de la Marina de Estados Unidos no están calificados para tratar casos complejos de seguridad nacional", dijo Stimson. "Espero que cuando se reinstauren las comisiones, los casos que revisen... sean los más fáciles".
El sistema de la era de Bush fue rechazado no sólo por defensores de los derechos humanos, sino también por algunos oficiales.
Tres altos oficiales retirados que trabajaron en posiciones clave en el sistema de justicia militar escribieron a Obama el jueves en un intento de impedir la restauración de las comisiones. Advirtieron contra la "erosión de la confianza internacional" en el poder judicial estadounidense.
"Nuestro sistema de justicia penal ha tratado cientos de complejos casos de terrorismo... dictando sentencias que son ampliamente respetadas como legítimas", escribió el contralmirante Lee F. Gunn, ex inspector general de la Armada; el contralmirante retirado John D. Hutson, ex auditor general de la Armada; y el general de brigada retirado, James P. Cullen, ex juez presidente de la Corte de Apelaciones en Materias Penales del ejército de Estados Unidos.
Abogados de los detenidos criticaron también la decisión de Obama de dar otra oportunidad a las comisiones militares.
"El gobierno de Obama llegó a la presidencia prometiendo cambios y ahora parece que va a repetir los errores del gobierno de Bush", dijo el comandante teniente de la Armada, William C. Kuebler, que representa a un joven prisionero canadiense en Guantánamo. "Espero que no expongan a niños soldados como Omar Khadr a este sistema".

Carol J. Williams en Los Angeles contribuyó a este reportaje.

15 de mayo de 2009
©los angeles times 
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres