Blogia
mQh

niños en guerrilla maoísta


Políticos y grupos de defensa de los derechos humanos protestaron por el reclutamiento de menores por parte de la guerrilla maoísta.
Perú. Cuando los peruanos parecían haber superado la época de la guerra interna entre 1980 y el 2000, y haber lavado algunas heridas con la condena del presidente Alberto Fujimori por violación de derechos humanos en esos años, el resurgimiento de Sendero Luminoso ha encendido las alertas, especialmente por la utilización de niños soldado en los ataques.
Así lo denunció en la noche del domingo un reportaje del programa ‘Punto final’ de Frecuencia Latina TV de Lima, que mostró imágenes de pequeños guerrilleros, fuertemente armados, de entre diez y 13 años. La nota televisiva mostró, al menos, 17 niños haciendo una formación militar en un remoto lugar de la selva peruana, lanzando consignas de Sendero.
"No se puede utilizar a un niño con armas; los senderistas usan a niños para ultimar a soldados, pero estos niños ¿cuánto grado de responsabilidad tienen?, esa responsabilidad tiene que ser menor porque son azuzados y engañados", denunció ayer el jefe del gabinete peruano, Yehude Simon.
Asimismo, Francisco Soberón, de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) protestó enérgicamente por el reclutamiento de niños por parte de la organización maoísta.
"Esa es una aberración, son métodos que se utilizaban en África, utilizar a niños por parte de grupos armados es consecuencia de un enrolamiento forzoso", afirmó Soberón.
"Ahí no hay voluntad, ni criterio de los menores; es un adoctrinamiento que debe ser rechazado rotundamente", añadió el dirigente social, subrayando que los menores reclutados a la fuerza "no son responsables y son inimputables".
"Son menores de edad, por tanto, el Estado tiene la obligación de recuperarlos y no estigmatizarlos, sino reeducarlos y rehabilitarlos porque están actuando contra su razón y su conciencia de manera compulsiva", apuntó.

Camarada José
El video mostrado por el programa ‘Punto final’ muestra una región selvática donde los niños no sólo aprenden a utilizar armas, sino que también se divierten con improvisados partidos de fútbol.
Según los expertos, se podía tratar de una región del conflictivo valle cocalero de los ríos Apurímac y Ene, una zona montañosa del centro y sudeste del país que sirve de refugio a rezagos de Sendero Luminoso que han intensificado sus ataques contra el Ejército en las últimas semanas.
En las imágenes se vio además, por primera vez, el rostro del Víctor Quispe Palomino, "camarada José", jefe del Comité Regional de Sendero.
Quispe es el líder senderista que encabezó una emboscada contra una patrulla del Ejército el 9 de abril en que murieron quince soldados y que es intensamente buscado.
Soldados que sobrevivieron a esa emboscada declararon posteriormente que en el ataque participaron niños armados que fueron obligados por algunas mujeres, también integrantes de la columna senderista, a dar el tiro de gracia a por lo menos un soldado que quedó gravemente herido.
Sendero fue fundado por Abimael Guzmán Reynoso, preso desde 1992 y condenado a perpetuidad, quien desató una guerra interna entre 1980 y 2000 que dejó 69.000 muertos y desaparecidos.
Hoy grupos de remanentes actúan en el valle de los ríos Apurímac y Ene, donde se encuentran las ciudades de Ayacucho Junín y Cusco. El gobierno peruano los relaciona con el narcotráfico.
"Tenemos que despertar y saber que Sendero Luminoso no está derrotado y todavía hay presencia de ellos", aseguró ayer el primer ministro Simon, quien insistió en la existencia de una alianza entre la subversión y el narcotráfico. Consideró además, que la lucha contra el "narcoterrorismo" es responsabilidad "de todos, y no podemos ser cómplices".

26 de mayo de 2009
©la nación 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres