Blogia
mQh

derecha rechaza democracia


Binominal enfrenta a Viera-Gallo y Longueira. Mientras el ministro reiteró la necesidad de avanzar hacia un sistema electoral representativo, el senador gremialista propuso analizar la conveniencia de instaurar un mecanismo uninominal.
[Fernando Duarte M.] Santiago, Chile. La presentación del libro ‘Reforma del sistema electoral chileno’, en la sede del Centro de Estudios Públicos (CEP), sirvió de contexto para que el Gobierno y la oposición tuvieran un distendido intercambio de ideas sobre cuál es la manera más efectiva para mejorar el sistema democrático en nuestro país.
El encargado de abrir fuego fue el ministro secretario general de la Presidencia, José Antonio Viera-Gallo, quien -bajo la atenta mirada del senador de la UDI Pablo Longueira- aseguró que las reformas electorales en Latinoamérica fueron postergadas tras las dictaduras, producto de una "inercia institucional".
El secretario de Estado, asimismo, lamentó que no exista una ola importante de reformas electorales y recalcó que en Chile hay un problema que no ha sido resuelto y que tiene que ver con la representatividad en el Congreso.
En este sentido, subrayó que el país enfrenta la necesidad de implementar una reforma a su sistema electoral que garantice la representatividad de todas las fuerzas políticas y que por ende, permita profundizar la democracia.
Además, señaló que los temas centrales en una eventual reforma serían la eliminación del sistema electoral binominal, dando paso a uno de carácter representativo, además de la elección de los consejeros regionales.

Uninominal
Longueira, en tanto, defendió el sistema binominal y aseguró que, en vez de cuestionarlo, se debería discutir la posibilidad de llegar a uno uninominal.
"¿Por qué del binominal no nos vamos a un uninominal? A mí me parece una discusión muy válida", sostuvo el parlamentario.
Agregó que después de haber tenido dos décadas un sistema binominal mayoritario, "lo que debiéramos discutir es si es conveniente que el país avance a uno proporcional".
Longueira precisó que las democracias más estables del mundo tienen sistemas uninominales y añadió que la idea-fuerza ahí es que "hay que asumir que la gobernabilidad y la estabilidad se dan en aquellas partes donde hay estructuras de bipartidismo y no de un multipartidismo".
A su vez, el gremialista aseveró que la Concertación "jamás" hubiese continuado "unida" 20 años si no es por el binominal y apuntó que "la inmensa mayoría de los parlamentarios concertacionistas no quieren cambiar el sistema".
El senador confesó, además, ser partidario del sistema presidencialista y resaltó que la inscripción debería ser automática y el voto obligatorio.

26 de mayo de 2009
©la nación
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres