Blogia
mQh

oea suspende a honduras


El secretario general, José Miguel Insulza, dio un informe sobre su gestión en Tegucigalpa. El gobierno golpista se había autoexcluido de la organización americana. Pero esa decisión fue considerada nula por tratarse de un gobierno de facto.
[Paula Lugones] Washington, Estados Unidos. Las calles de Washington están desiertas por el calor y el feriado.
En la capital de la burocracia del mundo, que ayer raramente lucía vacía de trajes, corbatas y funcionarios, un grupo de diplomáticos desafiaban el feriado de la Independencia de los EE.UU. y debatían anoche suspender a Honduras de la Organización de Estados Americanos, una medida sin precedentes en la historia de la OEA. El canciller argentino Jorge Taiana, presidente de la Asamblea, dijo anoche, al cierre de esta edición que tenían ya un texto de consenso para la suspensión.  El Secretario General de esa organización, José Miguel Insulza, informó sobre su gestión en Honduras, la que culminó en la madrugada de ayer en un clima de desánimo. Insulza instó a suspender de inmediato a Honduras y además remarcó su temor por la vuelta del presidente depuesto, Manuel Zelaya, a Tegucigalpa. Antes de pasar a cuarto intermedio, habló en la OEA el representante de Nicaragua, quien desmintió un presunto plan de suministro de armas de su país, Venezuela y Cuba en apoyo a Zelaya.
En la misma dirección de esa denuncia, pero desde Managua, el presidente Daniel Ortega llamó ayer al Ejército de su país a tomar todas las medidas para "evitar todo tipo de provocación por parte de los golpistas (de Honduras) que están desesperados y cercados por el pueblo" y evitar "un derramamiento de sangre. En la reunión extraordinaria de la OEA, también el representante de Canadá pidió la palabra. Coincidió con Insulza en que "no es el momento" para que el Zelaya regrese a su país. No obstante, el mandatario depuesto reiteró a la prensa que volvería hoy a Honduras. Al cierre de esta edición, las delegaciones discutían el borrador final que aún no había sido aprobado. El majestuoso palacete de la organización, a espaldas de la Casa Blanca, tenía ayer sus rejas negras cerradas por el día festivo del 4 de julio, pero los representantes de los países americanos, timoneados por el canciller Taiana, se trasladaron a otro edificio del centro para seguir con las tratativas de una sanción al país centroamericano por no haber restituido en el poder al presidente Manuel Zelaya tras vencer ayer el ultimátum que la organización había implantado.
A tenor de lo que había sucedido en las horas previas, la suspensión parecía un hecho. Sería la primera vez que la OEA suspende a un Estado, ya que en 1962 la organización suspendió al "gobierno" cubano y no al Estado en su totalidad, según aclaró a Clarín Jean Michelle Arrighi, secretario de Asuntos Jurídicos de la entidad.  Según contó en los pasillos un funcionario de la secretaría de la organización, el borrador estaba listo, pero aún debatían si especificar o no las sanciones que correspondían por la suspensión. El anunciado retorno triunfal de Zelaya a Honduras, a quien acompañaría la presidenta Cristina Kirchner junto con otros mandatarios, también estaba en discusión anoche, al cierre de esta edición.
Pasado el mediodía, Taiana inauguró la Asamblea y tras un cuarto intermedio los funcionarios esperaron hasta las 6 de la tarde. Entonces arribó Manuel Zelaya.
El gobierno de facto de Roberto Micheletti intentó anticiparse a la previsible sanción de la OEA y en la madrugada de ayer decidió retirarse de la organización.  Aquí, en Washington, la resolución del gobierno golpista fue considerada inválida, nula, según dijo a Clarín el canciller argentino, porque la de Micheletti es una administración que carece de legalidad y no puede decidir nada. El propio Insulza ya lo había anticipado: el gobierno hondureño "no existe jurídicamente". La suspensión de Honduras se produciría a través del artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana, firmada en 2001, que establece mecanismos en caso de que un país rompa "el orden democrático".
El país sancionado deberá seguir respetando las obligaciones como miembro, como por ejemplo el respeto a los derechos humanos. La OEA continuará con las gestiones diplomáticas para reestablecer el orden democrático en el país.
La suspensión de un país tiene consecuencias directas. Honduras puede ser entonces suspendido de participar en las sesiones de la Asamblea General, de la Reunión de Consulta, de los Consejos, etc. El clima sombrío en la OEA contrastaba con lo que sucedía afuera, en un día soleado y festivo. Las calles estaban cortadas y la gente disfrutaba de picnics en el Mall -el inmenso sector verde que une todos los edificios y monumentos más importantes de esta ciudad- por el Día de la Independencia. A la noche, el cielo de Washington se encendió con una lluvia de fuegos artificiales. En la OEA, en cambio, reinaban el ajetreo y las caras largas por la decisión histórica -también dolorosa- que estaban tomando.

5 de julio de 2009
©clarín 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres