Blogia
mQh

murió alexis arguello


Ganó tres títulos mundiales de boxeo. A los 57. Arguello fue encontrado muerto el miércoles temprano en Managua, Nicaragua, donde fue elegido alcalde el año pasado. Tenía un impacto de bala en el pecho.
[Kevin Baxter] Alexis Arguello, que ganó tres títulos mundiales de boxeo en el ring, pero perdido varios rounds con demonios personales fuera de las cuerdas, fue encontrado muerto el miércoles temprano en su casa en Managua, Nicaragua. Tenía 57 años.
La policía está investigando la muerte y la autopsia debe realizarse todavía, según una portavoz del gobierno. Arguello, que fue elegido alcalde de la ciudad más grande de Nicaragua el año pasado, sufrió una herida en el pecho, por impacto de bala. Según fuentes oficiales, varios órganos de prensa dijeron que Arguello se había suicidado.
El gobierno declaró tres días de duelo en Nicaragua, donde Arguello era considerado ampliamente como el atleta más grande en la historia del país. Su ataúd, acompañado por una escolta policial, fue paseado por las principales calles de la capital el miércoles tarde, permitiendo que los ciudadanos prestaran sus respetos.
"Era todo un caballero", dijo el miércoles Bob Arum, antiguo promotor de Arguello. "Después de las peleas que yo le organizaba, una hora después de la conferencia de prensa, se aparecía por mi suite de chaqueta y corbata y me agradecía. Nadie hizo eso antes.
"Tenía un origen bravo, pero se comportó siempre como un caballero. La gente se olvidaba que era un atleta encantador".
Arguello ganó 82 de noventa peleas profesionales, 65 por knockout, en una carrera que terminó con su inducción en el International Boxing Hall of Fame. Considerado el mejor boxeador del mundo durante gran parte de su carrera, el delgado Arguello nunca perdió en 58 kilos y fue el sexto en ganar títulos mundiales en tres categorías: peso pluma, super pluma y peso liviano.
Sin embargo, la pelea más memorable de Arquello terminó en derrota, cuando Aaron Pryor lo derrotó po knockout en el round número 14 en una épica ronda de peso welter junior en 1982 en el Orange Bowl de Miami, que muchos consideran una de las mejores de todos los tiempos. La victoria fue eclipsada por la controversia después de que el entrenador de Pryor, Panama Lewis, le diera a beber al boxeador una botella de agua que se decía que contenía una substancia ilegal. Pryor rechazó las acusaciones y se midió con Arguello en un combate un año más tarde en el Caesars Palace en Las Vegas, noqueándolo en el décimo round.
Arguello se retiró después de su segunda derrota con Pryor, pero tuvo dos breves retornos -el primero en 1985 cuando ganó dos peleas, y nuevamente en 1994, antes de retirarse definitivamente.

Uno de los ocho hijos de un zapatero y su esposa, Arguello nació el 19 de abril de 1952. Creció en las calles de los barrios más pobres de Managua en una pobreza tan aguda que cuando Arguello tenía cinco años, su padre trató de suicidarse saltando en un pozo abandonado. Cuatro años después, los padres de Arguello le dijeron que no podían seguir enviándolo a la escuela, así que el niño se escapó para ir a trabajar en una granja de vacas lecheras.
Arguello con frecuencia atribuía a su infancia difícil haberle dado la fuerza que necesitaba para sobrevivir en el ring. Pero también sufrió miserias de otro tipo.
Con su país arruinado por la guerra civil a fines de los años setenta, el hermano de Arguello, Eduardo, se unió a los rebeldes sandinistas. Pero poco antes del fin de la guerra Eduardo fue herido, capturado y quemado vivo por las tropas de gobierno.
Sin embargo, eso no le ganó la simpatía de los sandinistas, y después de que los rebeldes conquistaran el poder en 1979, confiscaron todo que había dejado atrás, incluyendo dos casas, una lancha, dos coches de lujo y su cuenta bancaria, mencionando una fotografía del boxeador posando con el odiado dictador Anastasio Somoza en un desfile como prueba de su simpatía por el gobierno.
"Yo no estaba posando con Somoza’, dijo Arguello años después. "Él estaba posando conmigo".
En Miami la paz también eludió a Arguello, donde soportó tres fracasos matrimoniales y un encontronazo con la bancarrota. Ahí es también donde hizo frente a sus rivales más duros: las drogas y el alcohol, enemigos que lo seguirían de cerca durante toda su vida, en la que a menudo, como su padre, habló sobre el suicidio.
Después de que los sandinistas lo sacaran del poder, Arguello volvió a casa para abrir un gimnasio y dirigir el programa de boxeo amateur del país.
En los últimos años se había aliado con el partido sandinista, llegando a ser alcalde de Managua en 2004, y a portar la bandera nicaragüense en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Pekín el verano pasado, y ganar luego la elección de alcalde de Managua en noviembre.
Le sobreviven nueve hijos.

15 de julio de 2009
2 de julio de 2009
©los angeles times 
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres