Blogia
mQh

las cárceles de la cia


Problemas en la lucha antiterrorista.
[Benjamin Weiser] Abogados de un ex detenido de Guantánamo que el presidente Obama ordenara que fuera juzgado en un tribunal civil, dijeron a un juez en Manhattan que quieren visitar las cárceles secretas de la Agencia Central de Inteligencia, donde estuvo retenido su defendido durante casi dos años tras su captura en 2004.
El acusado, Ahmed Khalfan Ghailani, fue acusado de participar en una conspiración que incluía los atentados con bomba contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, ataques organizados por al Qaeda que mataron a 224 personas y dejaron miles de heridos.
Ghailani, de Tanzania, que se cree está entrado en la treintena, se convirtió en prófugo después de los atentados y trabajó más tarde como guardaespaldas y cocinero de Osama bin Laden, dijeron autoridades militares.
Sus abogados también dijeron que pedirán al juez Lewis A. Kaplan, de la Corte de Distrito Federal, que ordene al gobierno conservar los sitios donde fueron retenidos sus clientes. Observaron que la CIA dijo que ya no tiene locales de detención o cárceles secretas, y está planeando desmantelarlas.
"Existe el temor", dicen los abogados en documentos judiciales presentados esta semana, "es que para cuando el equipo de la defensa consiga los permisos de seguridad necesarios, las cárceles secretas de la CIA hayan sido desmanteladas o destruidas".
El presidente Obama anunció en mayo que Ghailani sería transferido a una corte civil desde la base de Bahía Guantánamo, Cuba, donde había estado retenido desde 2006. El presidente dijo que su objetivo era tratar a los acusados de terrorismo en tribunales federales "donde fuera posible".
Los abogados de Ghailani indicaron que tienen la intención de indagar qué pasó con su cliente durante sus años de cautiverio y determinar cómo podría afectar este tratamiento la acusación federal en su contra.
"Parece innegable", escribieron, que "fue sometido a condiciones rigurosas y técnicas de interrogatorio violentas" cuando estuvo detenido en una cárcel secreta.
Un problema, dijeron, tiene que ver con la admisibilidad de cualquier declaración que hayan podido hacer.
Otra razón de su pedido, escribieron, tiene que ver con la pena de muerte. Si el gobierno decide pedir la pena de muerte contra Ghailani, dijeron los abogados, quieren poder presentar "descripción detallada y precisa de los sitios físicos" donde fue retenido y sometido a tratos violentos como evidencias atenuantes a su favor.
Esa presentación será probablemente utilizada en los alegatos contra la posibilidad de que el gobierno pida la pena de muerte en primer lugar.
Una portavoz de la fiscalía de Estados Unidos en Manhattan no quiso comentar sobre la presentación.
Ghailani, que se ha declarado inocente, debe comparecer ante el tribunal el jueves. La pena de muerte es un tema que podría aparecer.
El mes pasado, el juez Kaplan observó que el ministerio de Defensa decidió no pedir la pena de muerte contra Ghailani cuando estaba en el sistema de comisiones militares. El juez sugirió que el ministerio de Justicia debería "hacernos saber pronto si pedirá o no la pena de muerte".

16 de julio de 2009
1 de julio de 2009
©new york times
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres