Blogia
mQh

cinco casos más de falsos positivos


En Norte de Santander. La Personería de Aguachica (Cesar) solicitó que sean investigados como víctimas de los llamados falsos positivos, cuyos responsables serían los miembros de la extinta Brigada Móvil No
Colombia. Los cinco casos corresponden a personas de la región desaparecidas y que luego fueron halladas muertas en supuestos combates con el Ejército en Norte de Santander.
Según los familiares de las víctimas, las investigaciones han cursado a las Fiscalías de Ocaña y la Especializada de Cúcuta, pero no han arrojado la suficiente ilustración en la información de las víctimas que satisfagan sus necesidades.
Similar a como ocurrió con las víctimas de Soacha (Cundinamarca), estos hombres fueron hallados con heridas de arma de fuego, vestidas con botas, camuflados y con revólveres o pistolas en su poder.
"Esos casos no aparecen investigados en el proceso que cursa en Soacha. La Fiscalía los está investigando, pero no sabemos si los tiene referenciados como homicidios o muertes en combates, como posiblemente se presentaron ante toda la comunidad en general", explicó David Guillermo Ramos, personero de Aguachica, en el sur del Cesar.
El funcionario dijo que en una investigación adelantada por su despacho, logró referenciar los casos de Luis Enrique Devia Gómez, Juan Gabriel Carvajal Betancurt, Albeiro Ballena, Jonathan Meza Badillo e Ismael Quintero, todos residentes de Aguachica y Gamarra, en el sur del Cesar.
De acuerdo con las pesquisas, Devia Gómez desapareció en Aguachica el 13 de junio del 2008 a las 4:30 p.m. y fue encontrado muerto al día siguiente (14 de junio) a las 8 p.m. en el corregimiento Otaré, en El Carmen (Norte de Santander), supuestamente en combates, vestido de camuflado, con botas y un revólver.
Carvajal Betancurt, por su parte, desapareció el 30 de junio del 2008 y fue muerto el 2 de julio en La Playa (Norte de Santander). Igual ocurrió con Albeiro Ballena, fallecido el 3 de julio del 2008; Jonathan Meza Badillo e Ismael Quintero, quien apareció enterrado como NN en Ocaña, tras haber sido hallado en el municipio nortesantandereano de Bucarasica.
"Tenemos reportes de que sus cuerpos aparecieron en Otaré y El Páramo, corregimiento de El Carmen; La Playa, Ábrego y Ocaña, todo esto en Norte de Santander y jurisdicción de la Brigada Móvil No. 15 del Ejército", aseguró el Personero.
Según Ramos, estas personas eran conocidas en la región y fueron sacadas de sus hogares y trabajos. Uno de ellos, Ismael Quintero, tenía una discapacidad, mientras que Jonathan Meza Badillo era un menor de 16 años y enfermo mental de Ocaña, que apareció el 31 de agosto del 2008 y fue reportado en la morgue de Ocaña como muerto en combate en Ábrego (Norte de Santander).
La denuncia sobre estos casos ya fue puesta en conocimiento del ministerio del Interior, a través de la Oficina de Derechos Humanos, así como en la Unidad Nacional de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la Nación.

22 de agosto de 2009
©el tiempo 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres