Blogia
mQh

parque en memoria de sola sierra


AFDD inaugura parque en memoria de la dirigenta Sola Sierra. Su lucha por los derechos humanos la llevó a ser reelegida en cinco ocasiones como presidenta de la AFDD, entre noviembre de 1977 y hasta su muerte, en 1999.
Santiago, Chile. La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) inauguró ayer -en la comuna de Maipú- el Parque Sola Sierra Henríquez, en homenaje a una de las dirigentas más emblemáticas en la defensa de los derechos humanos en Chile.
Sierra nació en Santiago el 1 de diciembre de 1935. A raíz de problemas económicos, sólo alcanzó a cursar hasta tercer año de humanidades en el Liceo Darío Salas. Sin embargo, su poca instrucción no fue impedimento para que desde muy joven mostrara habilidades para organizar grupos de personas.
En 1954 ingresó a las filas del Partido Comunista y cinco años más tarde participó en la formación de los ‘Clubes de amigas’, organizaciones que agrupaban a mujeres adultas del país. En 1962 contrajo matrimonio con Waldo Pizarro Molina, unión de la cual nacieron sus hijos Waldo, Lenia y Lorena. Tras el golpe de Estado de 1973, se dedicó a trabajar apoyando a hombres y mujeres detenidos por militares, visitándolos en cárceles y estadios.
No obstante, su vida dio un giro cuando su esposo fue detenido por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), el 15 de diciembre de 1976. En ese momento Sola Sierra ingresó a la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos. Aunque la represión era brutal, la dirigenta siempre realizó una férrea defensa de los derechos humanos que estaban siendo menoscabados por el régimen militar.
Fue una de las fundadoras de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, institución en la que cumplió el rol de formación de los comités de base. Además, formó parte del Comité por la Vida, la Verdad y la Justicia y participó activamente en las jornadas de protestas y concentraciones públicas por la defensa de los derechos humanos.
En 1981 se convirtió en delegada del Primer Encuentro Latinoamericano de Familiares de Detenidos Desaparecidos, realizado en Costa Rica, ocasión que permitió la formación de la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos (Fedefam).
Su rol la llevó a participar en conferencias en París, Bolonia, Vancouver, Washington, entre otras ciudades. En la visita del Papa Juan Pablo II a Chile, en abril de 1987, Sierra le entregó un libro que contenía los rostros de los detenidos desaparecidos. Su lucha por la defensa de los derechos humanos la llevó a ser reelegida en cinco ocasiones como presidenta de la AFDD, entre noviembre de 1977 y hasta su muerte, en 1999.

31 de agosto de 2009
©la nación 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres