Blogia
mQh

quieren derogar ley del cobre


Ley Reservada del Cobre vive sus últimos días. La presidenta Michelle Bachelet envió ayer el proyecto que busca derogar el sistema que otorgaba el 10% de las ventas de Codelco para la renovación de material bélico de las FFAA. Se espera rápido trámite en el Congreso.
[Javiera Olivares M.] Aunque se esperaba para ayer, el emblemático proyecto de ley que establece un nuevo sistema de financiamiento de la Defensa Nacional ingresará hoy al Congreso.
La iniciativa impulsada por La Moneda busca derogar la Ley Reservada del Cobre, que establece la entrega del 10% de las ventas de Codelco a las ramas castrenses.
En una ceremonia que contó con la presencia de los ministros de Defensa, Francisco Vidal; de Hacienda, Andrés Velasco, y los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas, la Presidenta Michelle Bachelet estampó su firma en la iniciativa que -aseguró- "pone término a una, llamémosle ‘anomalía’ financiera fiscal, que representaba la existencia de un sistema especial para un sector específico".
Con ello, explicó, "liberamos a Codelco de la carga que significa hasta ahora el impuesto de la Ley Reservada del Cobre, lo que ha terminado por afectar muchas veces la valorización de la compañía y su clasificación de riesgo. Esta medida, junto con la reforma del gobierno corporativo de Codelco, lo va a repotenciar como actor minero mundial que tiene esta principal empresa del Estado de Chile".
En el gobierno apuestan a que el proyecto contará con respaldo transversal, por lo que ingresará a la Cámara de Diputados sin urgencia.
Es que en palacio buscan aprovechar la época electoral para que se apruebe la iniciativa durante la gestión Bachelet, ya que el abanderado opositor, Sebastián Piñera, se ha mostrado partidario de la derogación de la Ley Reservada de Cobre.
"Dos meses antes de las elecciones, Piñera ordenará su coalición, porque de lo contrario podría perder votos", dicen en la Concertación.
En palacio, aseguran que tras las extensas tratativas que hubo durante los últimos meses entre Hacienda, Defensa y las FFAA la tramitación del proyecto debería ser rápida, pero si surgen dificultades se preparará una ofensiva política que dé urgencia y permita la aprobación de la iniciativa.

Sentido
Aunque en 1958 se estableció un impuesto de 15% a las utilidades de empresas mineras para crear un fondo de equipamiento a las ramas castrenses, durante la dictadura el cuerpo legal se modificó y se estableció el tributo del 10% de las ventas del cobre y de los subproductos de Codelco a las FFAA.
Los recursos deben ser depositados en dólares en una cuenta en el Banco Central para así financiar las compras militares.
Así, por más de tres décadas, la normativa ha garantizado fondos reservados para la compra de material bélico.
Por eso, para La Moneda la derogación de la ley es emblemática, porque implica terminar con una herencia de la dictadura, profundizar la democracia y dar un sello definitivo al rol institucional de las Fuerzas Armadas.
"Después de 20 años, nunca en Chile había habido un piso de acuerdo para que tengamos una ley de financiamiento de las Fuerzas Armadas y -simultáneamente- al derogar la Ley del Cobre dejamos a nuestra principal empresa, Codelco, sin este impuesto que solamente lo tiene ella que es del 10 por ciento de las ventas, ni siquiera el 10 por ciento de las utilidades", aseguró Vidal.
Además, la iniciativa busca responder a las críticas por el carácter reservado del gasto militar chileno, que no sólo han surgido en Chile, sino que también en países vecinos como Perú.
Por eso, el proyecto busca reforzar la política de transparencia que ha definido el gobierno en materia de Fuerzas Armadas. En esa línea, se han generado acuerdos de homologación y transparencia del gasto militar con países como Argentina y Ecuador, además de la publicación -en tres meses más- de el tercer Libro Blanco de la Defensa Nacional, que buscará hacer públicas las políticas en esta materia.

Un Nuevo Marco Presupuestario
La convicción respecto de la necesidad de modificar una norma de regulación del gasto en sistemas de armas heredada de la dictadura militar entró en tierra derecha, luego que ayer la Presidenta de la República firmara el proyecto que deroga el 10% de las ventas de Codelco que se traspasa a las Fuerzas Armadas.
La iniciativa ha sido preparada durante varios años y tiene el acuerdo de los comandantes en jefe, lo que augura un buen futuro en el Parlamento. Existe consenso transversal sobre la urgencia de modificar un sistema de financiamiento obsoleto que, por lo demás, afecta la competitividad de Codelco.
Sin embargo, existe conciencia respecto de que las FFAA deben tener ingresos estables en el tiempo -lo que se traduce en la plurianualidad- que les permita planificar sus necesidades disuasivas con la confianza de que el Congreso comprenderá la relevancia de otorgar fondos a la renovación de equipos. De este modo, La Moneda busca dar un paso más en la política de transparencia respecto del gasto militar, senda iniciada con la publicación del Libro Blanco de la Defensa Nacional.



Las Claves
El proyecto busca garantizar la transparencia del gasto militar, pues elimina el carácter reservado de la Ley del Cobre.
Establece un régimen plurianual, es decir, las compras de sistemas de armas se planifican a 12 años y se subdividen en cuatro. Los recursos se aprobarán año a año.
Además, se contempla un Fondo de Contingencia con recursos destinados a eventuales emergencias que pudiera enfrentar nuestro país.
Y se apostará a superar el déficit estructural de las FFAA.
 
Armada y Ejército Destacan "Plurianualidad" del Proyecto
Una positiva valoración del proyecto de ley que deroga la Ley Reservada del Cobre hicieron ayer los comandantes en jefe del Ejército, Óscar Izurieta, y de la Armada, Edmundo González.
"Estamos bastante satisfechos con el reemplazo de esta ley y creemos que nos puede dar una tranquilidad en el mediano y largo plazo", afirmó el almirante González, quien destacó la "plurianualidad" del presupuesto para la Defensa, que establece la nueva iniciativa.
Según el máximo jefe naval, el mecanismo que fija un ciclo de planificación de 12 años dividido en períodos de cuatro años es necesario, ya que "los temas de gastos e inversión en Defensa no podemos estar pensándolos en el corto plazo".
En este punto, Izurieta coincidió en que "la Defensa no se puede financiar ni planificar año a año".
Los jefes castrenses destacaron, además, la importancia del Fondo de Contingencia que propone este proyecto de ley, pues esos recursos "son más que necesarios" ante "cualquier emergencia o conflicto en que pudiese verse envuelto el país".
Aunque no conocen en detalle el texto legal elaborado por el gobierno, manifestaron su deseo de que éste incorpore una figura que reemplace el "piso" financiero dado hasta hoy por el 10% de las ventas del cobre.
En esta dirección, González e Izurieta se mostraron a favor de que el indicador utilizado sea el Producto Interno Bruto (PIB).
"Si el país crece, el país tiene que invertir más en Defensa. Si el país no crece, se queda con su piso", dijo el comandante en jefe de la Armada.

9 de septiembre de 2009
©la nación
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres