Blogia
mQh

para el lunes espera represor su sentencia


El fiscal pidió 15 años de prisión para Horacio Américo Barcos. También por violencia sexual. Los alegatos se leyeron ayer, y la sentencia se conocerá el lunes próximo. El fiscal y las querellas argumentaron que las violaciones a mujeres formaron parte del plan sistemático de represión ilegal y son crímenes de lesa humanidad.
[Juan Carlos Tizziani] Argentina. El juicio al ex agente del Ejército, Horacio Américo Barcos (‘Quique’), acusado por crímenes de lesa humanidad, ya tiene día y hora de la sentencia. El Tribunal Oral dictará su veredicto el lunes próximo, a las 19, después de escuchar ayer los alegatos de las partes. La querella pidió 21 años de cárcel efectiva y común por los cargos que se le imputan al represor: "privación ilegal de la libertad agravada" y "tormentos" en dos casos. La Fiscalía solicitó una condena algo menor: 15 años. Y la defensa abogó por la inocencia de su cliente, aunque podría celebrar si logra la mínima. Barcos está acusado por el secuestro y torturas al historiador santafesino y ex dirigente de la CTERA ya fallecido, José Alberto Tur y a su esposa, Amalia Ricotti, en mayo de 1978. Lo novedoso es que por primera vez en un juicio por violaciones a los derechos humanos en Santa Fe, tanto el fiscal Martín Suárez Faisal como los abogados querellantes Horacio Coutaz y Zulema Rivera plantearon que "la violencia sexual cometida en los centros clandestinos de detención de la dictadura fueron parte del plan sistemático de represión ilegal, y por lo tanto constituyen delitos de lesa humanidad, imprescriptibles".
Fue una audiencia maratónica de doble jornada. A la mañana, arrancaron los querellantes Coutaz y Rivera. A la tarde, siguieron los fiscales Suárez Faisal y Patricio Longo. Y el cierre quedó a cargo del defensor de Barcos, el penalista Néstor Oroño, que en los últimos tiempos ha monopolizado el patrocinio de la mayoría de los acusados por crímenes del terrorismo de estado. Después de los alegatos, el Tribunal anunció que dictará su sentencia el lunes venidero, a las 19.
Tur y su esposa fueron secuestrados el 16 de mayo de 1978, a la mañana temprano, por un grupo de tareas integrado por unas diez personas que se movilizaban en cuatro vehículos. Los llevaron a un centro clandestino de detención, al que los represores llamaban Fábrica, donde fueron torturados durante dos semanas, hasta el 31 de mayo. Los liberan, pero siguen bajo el control y la vigilancia de la patota durante un tiempo.
En el debate de ayer, la querella y la Fiscalía pidieron al Tribunal que Barcos sea condenado también por "violencia sexual" que padeció Amalia en el centro clandestino. Ya en el secuestro -recordó la doctora Rivera los represores "la insultaban con una serie de expresiones que por un lado evidenciaban cierto matiz político ("zurdita", le decían), a la vez denigraban su condición de mujer".
"Amalia estuvo desnuda durante cinco o seis días estaqueada a una cama. Era objeto de abuso sexual. ’Quique’ le pasaba una pluma por todo el cuerpo desnudo antes de echarse arriba de ella, babosearla, susurrarle, violarla, como sabemos ahora", agregó Rivera. La sala de audiencia la escuchaba en silencio. "En todos los relatos anteriores de Amalia era imposible no inferir que había sido violada. Y sin embargo, ella nunca lo pudo poner en palabras hasta que declaró ante este Tribunal", dijo la abogada.
Rivera recordó que en la etapa de instrucción, cuando Ricotti identificó a Barcos en una rueda de personas ante el juez federal Reinaldo Rodríguez, pidió que lo pusieran de perfil. Y explicó por qué. "Ella pudo ver a Barcos durante el cautiverio, justamente, en el forcejeo, en las violaciones, cuando se le corría el tabique y obviamente, su perfil fue la imagen que más claramente se le grabó en la memoria. Lo pudo ver de perfil porque se le corría la venda mientras la violaba. Entonces, no fue casual que lo hubiera identificado de perfil", precisó.
El fiscal Suárez Faisal dijo que fue probado en el juicio que "Barcos abusó sexualmente de Ricotti aprovechándose de su situación de cautiverio e indefensión". Y dijo: "La violencia sexual forma parte del plan sistemático". El fiscal citó a dos organizaciones con estatus consultivos de la ONU y la OEA: el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de la Mujer (Cladem) y el Instituto de Género, Derecho y Desarrollo (Insgenar), que se presentaron como "amicus curiae" (amigos del Tribunal) en el juicio al general Santiago Omar Rivero, en el Juzgado Federal N? 2 de San Martín.

9 de abril de 2010
©rosario 12
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres