Blogia
mQh

paramilitares presionaron en elecciones


Rastrojos’ dejan su rastro en las urnas de Nariño. Hay evidencias de que el crimen organizado presionó a votantes y a candidatos en este Departamento y en otros vecinos, donde varios grupos ilegales se pelean el control de las rutas del narcotráfico para salir al mar.
Colombia. Una conclusión preliminar de la Misión de Observación Electoral colombiana (MOE) que resultó alentadora, después de las elecciones al Congreso el pasado 14 de marzo, es que no hubo tanta presión armada sobre los votantes como en elecciones anteriores.
Sin embargo, la propia MOE había advertido que 28 de los 65 municipios de Nariño estaban en riesgo por incidencia del conflicto que libran guerrilleros de las Farc, del Eln y bandas criminales, en particular una llamada ‘Los Rastrojos’, sobre todo en la zona costera.
Esta banda fue creada por el narcotraficante Wilber Varela (luego asesinado en Venezuela), alias ’Jabón’, quien a principios de siglo se enfrentó en una cruentísima guerra contra  ‘Los Machos’, el ejército privado de su enemigo, el también narcotraficante, ya extraditado, conocido como ‘Don Diego’ .
Con la desmovilización a fines de 2004 del grupo Calima de los paramilitares, ‘Los Rastrojos’ recogieron disidentes y reincidentes y sometieron a grupos que quisieron competirles, como la Organización Nueva Generación (ONG) y Águila Negras.
De la mano de unos nuevos jefes, Luis Enrique Calle, alias ‘Comba’, y su hermano Javier Antonio, se han expandido por el Pacífico, han hecho alianzas con narcos de los Llanos, y han sometido grupos sueltos de bandidos en Norte de Santander.
Hoy las autoridades tienen identificados a ‘Los Rastrojos’ como un nuevo cartel en ciernes. Y a juzgar por graves denuncias y evidencias recogidas por Votebien.com, al menos en Nariño esta banda criminal, al igual que sus antecesores, los carteles de Medellín, Cali y Norte del Valle, está interesada en infiltrar la política nacional.
Las advertencias de que la libertad de las elecciones en Nariño estaba en vilo por la violencia, resultaron premonitorias, pues sucedieron incidentes graves que obligan a la justicia a meterse a investigar en serio. Éstos son algunos que documentó Votebien.com

Votantes Constreñidos
En la vereda Bella Florida del municipio de Linares en Nariño, las elecciones del 14 de marzo no transcurrieron en calma tal como lo dijeron casi todas las autoridades. En circunstancias aún poco claras, el ex candidato al Concejo, Lizardo Rosero, a quien ‘Los Rastrojos’ habían señalado como ficha de las Farc, fue asesinado en plena jornada electoral.
En los medios nacionales la noticia no tuvo eco, como tampoco el hecho de que hombres armados de esta banda criminal hicieron un censo entre los pobladores para coaccionar su voto.
¿A favor de quién? La respuesta es tan confusa como la historia que también se replica en otros municipios de Nariño. Al igual que en Linares, en otros como Policarpa, Francisco Pizarro, La Tola, Olaya Herrera, Roberto Payán, (San José), Cumbitara y Santa Bárbara-Iscuandé,  hubo reuniones convocadas por ‘Los Rastrojos’ con pobladores de varias veredas, en las que les "sugerían" el candidato y el partido a marcar en el tarjetón.
El gobernador de Nariño, Antonio Navarro Wolf lo denunció con nombre propio. "Hubo una presión una semana antes de las elecciones por parte de ‘Los Rastrojos’ para que apoyaran al candidato al Senado, Sigifredo López del Partido Liberal. Ahora vemos que ganó en municipios que nunca visitó".
Informes de inteligencia policial y alertas de la Defensoría del Pueblo coinciden con la denuncia del Gobernador: que hubo reuniones para presionar a los votantes en las veredas de la costa pacífica y otras de la zona andina nariñense a favor de este candidato.
Cuando aún falta por conocer el 6 por ciento del escrutinio nacional, el candidato López aún se pelea la última curul al Senado con otros aspirantes de su partido como Guillermo García Realpe (actual Senador y ex secretario de la Gobernación de Nariño) y Luis Fernando Duque, de Antioquia. La diferencia entre ellos es de apenas unos miles de votos.
Consultado por Votebien.com, el ex diputado del Valle y único sobreviviente del fatídico secuestro que organizó las Farc en pleno centro de Cali en 2002, Sigifredo López dijo que todas estas denuncias buscan invalidar unas mesas claves donde él ganó, para poderle arrebatar su curul, "aunque sea la forma más ruin de pelearla".
"He pedido expresamente al Consejo Nacional Electoral que investigue cada uno de mis votos en todo el país porque en mi campaña no han participado ni personas ni grupos al margen de la ley. Si es el caso yo renuncio porque mi honorabilidad vale más que una credencial en el Senado", sostuvo indignado López. Le envió una carta al presidente del CNE, Marco Emilio Hincapié para que, una vez terminados los escrutinios, determine la legalidad de su votación.
"Yo estuve buscando el apoyo de concejales en el Valle y no encontré a nadie porque todos estaban comprados. Los alcaldes presionaban a los empleados por los candidatos de sus preferencias, y la gente me decía ‘yo quiero votar por usted doctor pero me echan del trabajo’", explicó López y aseguró que esos votos eran a favor de Roy Barreras y Dilian Francisca Toro del Partido de la U.

López obtuvo casi 3000 votos en Nariño y ganó en por lo menos cinco de los municipios nombrados. El candidato liberal reconoció que no visitó todos los lugares "como no lo puede hacer ningún candidato", pero explicó que sí le pidió a algunos amigos que promovieran su candidatura.
"Yo vengo haciendo un trabajo con algunas comunidades nariñenses en sustitución de cultivos ilícitos por palma africana y por un arbusto para la producción de biodiesel, llamado jatrofa (…) Yo soy un ciudadano que estuve siete años secuestrado, viviendo todo tipo de humillaciones, con una cadena al cuello, y ahora que me lanzo a la política, soy objeto de difamaciones. No soy guerrillero ni menos paramilitar".

Otras Denuncias
En un trabajo de campo realizado por la Corporación Nuevo Arco Iris antes de las elecciones,  recogieron denuncias diversas de que  ‘Los Rastrojos’ estaban financiando en Nariño campañas de algunos políticos adscritos a Alas y al Partido Conservador, pero no hubo señalamientos a personas.
En Tumaco, el principal puerto de Nariño sobre el Pacífico que estaba señalado por la MOE en riesgo medio por violencia, hubo un ganador con una votación atípicamente alta. Se trata de Samy Merheg Marun del Partido Conservador quien no siendo oriundo de la ciudad, obtuvo más de 4.000 votos, doblando incluso a la candidata Myriam Paredes, considerada la baronesa electoral del Departamento.
Samy Merheg es el hermano del ex senador risaraldense Habib Merheg, quien fue llamado a indagación preliminar en la Corte Suprema por parapolítica y fue condenado por la Procuraduría en un proceso de conflicto de intereses.
Según diversas fuentes consultadas por Votebien.com, Samy Merheg contó con apoyo de la maquinaria electoral del dos veces alcalde de Tumaco, Nilo del Castillo Torres, quien en su primera administración fue acusado de malversación de fondos, está siendo investigado por faltas disciplinarias por la Procuraduría y hoy día maneja la televisión y radio locales.
Del Castillo fue uno de los que quedaron huérfanos cuando el partido ADN perdió la personería jurídica, y finalmente se lanzó a la Cámara por Alas pero se quemó.
Esta redacción buscó repetidamente al Senador Meregh para conocer su respuesta, pero a pesar de dejar razón con su asesor, nunca regresó la llamada ni atendió nuestras inquietudes.  
Otras fuentes aseguraron a Votebien.com que ‘Los Rastrojos’ también financiaron a candidatos del PIN no solo en Nariño sino en los otros departamentos donde este grupo se ha expandido, principalmente en Cauca y Valle.
Un funcionario público, investigador del tema del narcotráfico, aseveró que hubo dineros ilícitos que vinieron de la Costa Pacífica  para financiar candidatos asociados al ex senador Juan Carlos Martínez, hoy en la cárcel enjuiciado por parapolítica.
Estos aspirantes pertenecen al PIN y al Movimiento Popular Unido (MPU), partido creado por el padre del actual gobernador del Valle, Carlos Abadía.
El candidato a la circunscripción especial de negritudes que salió elegido con 7.999 votos por MPU es Heriberto Arrechea. Él admitió públicamente su relación política con el ex senador Martínez y dijo que "Martínez está demostrando su inocencia ante la justicia y que su hoja de vida es pública para que la investiguen".

‘Los Rastrojos’ y la Política
Según recientes informes de las autoridades, la banda de ‘Los Rastrojos’ podría ser la estructura mafiosa con más poder hoy en Colombia, con control de rutas de exportación de droga a México, Estados Unidos y Centro América.
Esta expansión ha sido notable en los últimos años. "Aunque los Rastrojos en Nariño trabajan al mejor postor, lentamente han buscado quedarse con el negocio. En municipios como Barbacoa, bajo Cumbitara y bajo Policarpa desterraron a las Águilas Negras y hubo una guerra cruenta tras la que exterminaron a los Machos", dijo un investigador a Votebien.com.
Además de la pelea con otras bandas criminales, ‘Los Rastrojos’ también le disputan el control del negocio ilegal en Nariño a los grupos guerrilleros Farc y el ELN con varios frentes armados en la zona.
Una semana después de las elecciones, las Farc enviaron a un niño de 13 años con explosivos, para  atentar contra la estación de Policía en el municipio de El Charco, causando su muerte y heridas a siete personas más.
Según fuentes de la Policía, la estrategia del frente 29 de las Farc es desplegar sus hombres hacia el centro del Departamento y la Costa Pacífica para recibir apoyo de los frentes 30 y 60, provenientes del Cauca, y la columna Mariscal Antonio José de Sucre. Todo esto para hacerse al control de 19.000 hectáreas de hoja coca que hay sembradas en el Departamento. No es poco botín, pues representan el 25 por ciento de los cultivos de la planta en el país. En el eje Cauca, Valle y Nariño se calcula que la zona sembrada con coca es mayor: 24 mil hectáreas.
Una hipótesis sobre el interés de ’Los Rastrojos’ en promover candidatos, apunta a que buscan posicionar fichas que representen una mano dura contra la guerrilla, pero no por razones ideológicas, sino para debilitar su control de corredores del tráfico ilegal.
Luego de que las Farc y el ELN firmaron un acuerdo de paz en esa zona a finales del 2009, ‘Los Rastrojos’, que antes se habían aliado en sus negocios ilícitos con los ‘elenos’, están sintiendo la amenaza de la nueva alianza.

 
No obstante, otro de los investigadores consultados por Votebien.com afirma que, en realidad, los Rastrojos, el ELN y las Farc ya tienen pactos en la zona y sus funciones se han distribuido para que todos hagan parte del negocio: las guerrillas se encargan de los cultivos, mientras que ‘Los Rastrojos’ organizan el comercio de la droga del Pacífico hacia México.
Según esta segunda hipótesis, ‘Los Rastrojos’ habrían apoyado a algunos candidatos para que  desde el Congreso defiendan sus intereses y usen su poder para garantizarles impunidad, especialmente en las zonas estratégicas para sus actividades: Nariño, Cauca, Valle y una zona de Risaralda.

Compra-venta de Votos
Las presiones a los votantes no sólo vinieron en Nariño por la vía armada. También hubo dineros sospechosamente abundantes con los que compraron a los ciudadanos.
"Nosotros recogimos mucha información pre y pos electoral sobre estas presiones a través de quejas personales o del sistema Uriel (Unidad de Reacción Inmediata para la Transparencia Electoral), pero mucha gente no se atrevió a presentar las denuncias formales", aseguró el defensor regional del Pueblo de Nariño, Raúl Vallejo. "La Fuerza Pública no estuvo ni está presente en todo el Departamento".
Las denuncias incluyen además de la presencia de actores armados, la compra-venta de votos en las mesas ante los ojos de la Misión de Observación Electoral de la OEA no solo con dinero, sino con mercados y ofrecimiento del pago de servicios de agua y luz, en su mayoría para favorecer a la candidata Myriam Paredes quien obtuvo más de 76 mil votos en su Departamento.
"En esta región golpeada por la pérdida de dinero de las pirámides y con tanta pobreza, a la gente no le quedó otra que vender el votico", observó el ex veterano senador por el Polo Democrático, Parmenio Cuellar, que se quemó en las elecciones de marzo pasado.
El ex senador calculó que en estas elecciones tan solo el 30 por ciento de los votos fueron de opinión, mientras el 70 por ciento fueron comprados.
La última palabra sobre los responsables de la coerción a los votantes por las armas o por la compra de conciencias, la tendrán las autoridades policiales, de justicia, y por supuesto, las electorales. Por ahora el CNE pidió trasladar a Bogotá las votaciones de Senado y Cámara de trece municipios de Nariño para verificar el conteo, además de los escrutinios del Valle, Chocó, Cesar, Córdoba y Sucre.
Lo que encuentre el órgano electoral puede dar muchas pistas en este nuevo capítulo de oscuros vínculos entre política y narcotráfico.

14 de abril de 2010
©semana 
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres