Blogia
mQh

murió nancy paterson


Colaboró en la investigación de los crímenes de Milosevic.
[Dennis Hevesi] Murió el 27 de marzo en su casa en Bethesda, Maryland, Nancy Paterson, una fiscal de crímenes de guerra que jugó un importante papel en la construcción de la acusación contra el ex presidente yugoslavo, Slobodan Milosevic, por las masacres, violaciones masivas y limpieza étnica en los Balcanes en los años noventa. Tenía 56 años.
Su amiga Carrie Hunter informó que la causa de su muerte fue un cáncer de ovario.
De 1994 a 2001, Paterson fue una de las fiscales comisionadas por Naciones Unidas para investigar los crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y crímenes sexuales que se habían cometido durante casi una década de derramamiento de sangre que causó la muerte de más de doscientas mil personas en la ex Yugoslavia.
Con Clint Williamson, que fue más tarde embajador extraordinario de Estados Unidos para crímenes de guerra, Paterson dirigió un equipo de más de cincuenta abogados e investigadores que reunieron evidencias que posibilitaron la acusación contra Milosevic, cuyo papel en el conflicto le ganó el apodo de ‘el Carnicero de los Balcanes’.
La acusación inicial de 54 páginas presentada por al Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, que se concentraba en crímenes de guerra en la región del Kosovo, fue escrita por Paterson y Williamson. Fue la primera vez que se acusó en un tribunal internacional a un jefe de estado en funciones. La acusación fue ampliada más tarde para incluir crímenes en Croacia y Bosnia.
Milosevic, el líder comunista cuya adopción del nacionalismo serbio encendió el conflicto étnico, fue presidente de Serbia de 1989 a 1997 y presidente de Yugoslavia de 1997 a 2000. Mientras trepaba al poder azuzando sueños de una Gran Serbia, se convirtió en el principal ingeniero de conflictos que opusieron a serbios contra eslovenos, croatas, bosnios, albaneses de Kosovo y finalmente a las fuerzas combinadas de la alianza de la OTAN.
Hacia el otoño de 2000, los llamados de Milosevic al nacionalismo ya no fueron suficientes para mantenerlo en el poder. Después de su derrocamiento, Milosevic fue colocado bajo arresto domiciliario en Belgrado y en el verano de 2001 transferido al centro de detención de Naciones Unidas en La Haya.
Cuando su juicio de cuatro años se acercaba al veredicto -retrasado por sus frecuentes periodos de enfermedad-, Milosevic murió en su celda el 11 de marzo de 2006.
Según la opinión de Williamson, el tribunal de Yugoslavia representó el renacimiento del sistema de justicia internacional "después de un vacío de cincuenta años desde la época de los juicios de Nuremberg".
Aunque mucha gente se mostraba escéptica de que lo lograse, dijo, "fuimos capaces, en un periodo relativamente breve, de construir una fuerte acusación contra Milosevic, y Nancy merece el crédito por ello, por su papel de liderazgo en lograr que ocurriera".
Louise Arbour, que en la época de la acusación contra Milosevic era fiscal jefe del tribunal, dijo que el equipo de Paterson-Williamson "demostró que Milosevic era comandante del ejército y la policía; que todo ocurría bajo su comando, tanto en un sentido político como militar".
"Eso", continuó, "estableció su responsabilidad por los crímenes que se estaban cometiendo".
Paterson, que había trabajado en la fiscalía de distrito de Manhattan durante once años, especializada en casos de maltrato infantil y delitos sexuales, se había ofrecido como voluntaria para ir a Yugoslavia en 1994 como miembro de una comisión de Naciones Unidas que investigaba la violencia sexual allá.
"Trabajó durante años con un pequeño equipo, todas mujeres, presentando decenas de cargos por violación", dijoArbour. "Participó activamente en el recabamiento de evidencias, lo que era muy difícil debido a la reluctancia de las víctimas a contar sus historias".

Nancy Lou Paterson nació en Binghamton, Nueva York, el 25 de abril 25 de 1953, como una de las dos hijas de Donald y Nancy Atwater Paterson. Le sobreviven su madre y su hermana, Sally Reutlinger.
Tras graduarse en la Universidad de Miami en Oxford, Ohio, en 1975, se convirtió en directora de un programa de tratamiento residencial en un centro de delincuentes juveniles. En 1983, después de su doctorado en derecho en la Universidad de Siracusa, se unió a la fiscalía de distrito de Manhattan.
Cuando investigaba las masacres en los Balcanes, a Paterson no le fue siempre posible conservar la distancia.
Había allá, contó al diario británico The Guardian en julio de 2001, "animales muertos en los campos, casas todavía en llamas; luego examinaríamos los sitios del suceso y los cuerpos".
Paterson dijo: "En un nivel, piensas que lo estás haciendo desde un punto de vista profesional. Luego ves a los hombres, las mujeres, los niños. Recuerdo haber bajado a un sótano, donde habían quemado a diecinueve mujeres y niños; había una pantufla de niño en las escaleras. Esas son cosas que no se olvidan".

18 de abril de 2010
7 de abril de 2010
©new york times 
cc traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres