Blogia
mQh

murió charles benjamin gittings jr.


Participó activamente en la campaña contra el maltrato a sospechosos de terrorismo. Inició una página web que se convirtió en un recurso invalorable para abogados con casos de terrorismo y libertades civiles que todavía tratan de cerrar la cárcel de Guantánamo.
[Richard A. Serrano] Murió el miércoles en su casa en Fort Bragg, California, Estados Unidos, después de una larga lucha contra el cáncer, Charles Benjamin Gittings Jr., que llevó durante casi nueve años una página web dedicada a detener el maltrato a prisioneros en el marco de la lucha contra el terrorismo. La próxima semana cumplía 58 años.
Aunque no era abogado, Gittings se interesó toda la vida en tácticas militares y derecho que lo llevaron a convertirse en una fuente invalorable para algunos de los más grandes expertos del país en el campo.
Su muerte provocó un estallido de homenajes de parte de abogados de derechos civiles en todo el país, que trabajaron con él para tratar de cerrar la base naval estadounidense en Bahía Guantánamo, Cuba.
"Qué mal que Charlie se haya ido, y Guantánamo siga ahí", dijo Thomas Wilner, abogado de Washington que representa a grupos de prisioneros de Bahía Guantánamo y que ha solicitado a menudo la asesoría de Gittings sobre sus derechos. "Cuando finalmente cerremos ese horrible lugar, pondremos una placa para conmemorar el aporte de Charlie".
Eugene Fidell, profesor de derecho militar en la Facultad de Derecho de Yale, dijo que "cuando se escriba la historia de esta época, se recordará el aporte y tenacidad de Charlie".
Poco después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, Gittings creó el ‘Proyecto para implementar las Convenciones de Ginebra’, una página web que llevaba desde su casa y se dedicaba a reunir memoranda, expedientes judiciales, escritos de presentación y otras evidencias de lo que creía que eran crímenes de guerra.
En la época, Gittings se había divorciado y había perdido su trabajo como programador. Su interés en los militares se había despertado mucho antes, cuando leyó los poemas épicos de Homero -‘La Iliada’ y ‘La Odisea’- a los nueve. Decidió ofrecer su conocimiento para ayudar a los abogados que defendían a los detenidos.
"Estaba decidido a hacer lo que fuera para ayudar en esta crisis", dijo Gittings en una entrevista hace poco. "Estas cosas no se pueden probar nunca, pero creo que hice una diferencia".
Sus evidencias fueron usadas a menudo por los abogados de los detenidos para reputar la justificación de los malos tratos y largas sentencias sin juicio ofrecida por el gobierno de George W. Bush. Después de que el presidente Obama asumiera el cargo en enero de 2009, Gittings volcó su atención hacia el nuevo gobierno.

A Gittings, que nació en San Francisco en 1952, le sobreviven sus hijos Roger, de Jackson, Texas, y William, de Hurst, Texas; su hija Audra Gittings Villarreal, de Hurst; su madre, Mary Jacks Foldenauer, de Fort Bragg; y su padre, Charles Sr., de Spokane, Washington.

25 de julio de 2010
16 de julio de 2010
©los angeles times
cc traducción mQh
rss


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres