Blogia
mQh

denuncias sepultan a uribe


Uribe vive complicado momento tras reveses y denuncias en su contra. El ex presidente de Colombia enfrenta en varios países demandas judiciales por casos de derechos humanos.
[Alejandro Tapia C.] Colombia. Desde que dejó la Casa de Nariño y le entregó la Presidencia a su "delfín" Juan Manuel Santos, en agosto pasado, hace 100 días, Álvaro Uribe se ha refugiado en el deporte, además de su habitual afición por el yoga. También ha mostrado su lado familiar al afirmar que sueña con ser abuelo. Al mismo tiempo, se ha descargado a través de su cuenta en Twitter y ha dedicado parte importante de su tiempo a las clases que imparte en la Universidad de Georgetown, en EE.UU. Pero hace algunos días su rutina se vio interrumpida cuando una estudiante le lanzó un papel que contenía una citación a declarar como testigo en un caso relacionado con paramilitares. El hecho puso en evidencia el complicado momento de Uribe, quien ha aparecido en distintos procesos en varios países.
El ex jefe de Estado de Colombia está siendo acusado en Estados Unidos por un grupo de familiares de 111 personas asesinadas por paramilitares en Colombia. Este grupo presentó una demanda civil contra la carbonera Drummond, que supuestamente apoyó a paramilitares a partir de 2001. Los acusadores sostienen que Uribe tenía "conocimiento directo en este caso". Por otro lado, una ONG demandó a Uribe por presuntas violaciones a los DD.HH. ante tribunales europeos. Además, recientemente la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) admitió la demanda que la Procuraduría de Ecuador puso en contra de Colombia por la muerte de Franklin Aisalla durante el bombardeo al campamento de las Farc, donde murió Raúl Reyes, en Ecuador.
Como si fuera poco, Uribe enfrenta también duras acusaciones en un caso de supuesto espionaje a jueces, periodistas y opositores en su país. Según la revista colombiana Semana, "como testigo o inculpado, el nombre de Uribe aparece en procesos en otros países. Aunque es poco probable que prosperen, el bochorno es inevitable". "Ahora se multiplicarán las denuncias en su contra, tanto a nivel interno como externo, y su imagen se verá tan afectada o fortalecida como siempre", dijo a La Tercera el analista político colombiano Vicente Torrijos.
En medio de este clima, Uribe decidió esta semana romper su silencio y dio su primera entrevista a la cadena venezolana Globovisión, conocida por su fuerte oposición a Hugo Chávez, con quien el ex mandatario colombiano llegó incluso a romper relaciones. En la entrevista no sólo desmintió todas las acusaciones en su contra, sino que también habló sobre su relación con Santos, que la prensa colombiana sostiene que es tensa. Ello, debido al estilo pragmático del nuevo presidente, quien, además, se ha alejado de varias de las políticas de su antecesor, llegando incluso a decir que Chávez es su "nuevo mejor amigo". Uribe descartó calificar al actual gobierno como una continuidad del suyo y evitó eludir directamente a Chávez. Sin embargo, no fue casual el hecho de que el ex mandatario eligiera Globovisión para la entrevista.
"La imagen de Álvaro Uribe siempre ha sido ambivalente. Desde los 90, como gobernador de Antioquia, y luego como candidato presidencial o presidente, siempre ha sido señalado por sus detractores como ’promotor del paramilitarismo’ y por sus seguidores como ’libertador de la patria frente al terrorismo’. Por eso, es apenas natural que como ex presidente, la tendencia continúe, más aún si se sabe que, lejos de retirarse, proseguirá en la lucha política", concluyó Torrijos.

¿Alcalde de Bogotá?
En las últimas semanas, tanto la prensa de Colombia como los círculos políticos de ese país no han dejado de comentar la posibilidad de que Alvaro Uribe postule a la alcaldía de Bogotá en 2011. Si bien el ex presidente ha dicho que todavía es temprano para regresar a la política activa, los medios locales han publicado varias encuestas en las que Uribe aparece como amplio favorito como eventual candidato a alcalde de la capital. El más reciente sondeo le dio a Uribe una intención de voto de 43%, seguido por el ex alcalde de Bogotá y ex candidato presidencial del Partido Verde, Antanas Mockus, quien posee apenas un 16% de respaldo. Los analistas afirman que Bogotá es vista como un foco de corrupción, algo propicio para que Uribe despliegue nuevamente su "imagen mesiánica" de "liberador".
14 de noviembre de 2010
©la tercera
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres