Blogia
mQh

montaje en desarme paramilitar


En Colombia durante gobierno Uribe. Un ex jefe paramilitar declaró ante la justicia de su país que un acto que el gobierno de Álvaro Uribe presentó como la desmovilización de 855 paramilitares de ultraderecha,en 2003, fue un montaje para beneficiar a un cártel de droga.
Colombia. Un ex jefe paramilitar colombiano declaró ante la justicia de su país que un acto que el gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010) presentó como la desmovilización de 855 paramilitares de ultraderecha, en 2003, fue un montaje para beneficiar a un cártel cocainero, según la prensa local.
"La del bloque Cacique Nutibara fue una desmovilización ficticia, se recogieron uniformes y armas viejas para ese espectáculo que se montó por parte de las oficinas (bandas) delincuenciales de Medellín, lideradas por Diego Murillo, alias Don Berna", según Freddy Rendón Herrera, alias El Alemán.
En su declaración ante un tribunal de Justicia, Rendón -ex jefe del Bloque Élmer Cárdenas de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)- dijo que "el gobierno de Uribe aceptó una falsa desmovilización" aunque sabía que estaba legalizando a narcotraficantes, según el diario El Tiempo, que divulgó su testimonio.
Según el ex paramilitar, el capo narcotraficante Don Berna no era paramilitar y aprovechó al gobierno de entonces para hacerse a los beneficios procesales que ofrecía a esos escuadrones de ultraderecha. Mientras, el gobierno de Uribe permitió el montaje en la supuesta desmovilización, añadió.
"El (Don Berna) compró uniformes y armas viejas y buscó a gente en los barrios populares ofreciéndoles plata y la eliminación de sus antecedentes judiciales a cambio de hacerse pasar como paramilitares. Con ello, Don Berna, se presentaba como jefe de este grupo y legalizó su situación", concluyó.
Al ser consultado sobre la denuncia, durante un evento público en la ciudad de Sincelejo (norte), el ex presidente Uribe se limitó a decir: "La buena fe no se discute". Horas después, en su twitter, defendió a quien fungió como su comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo, investigado por la Fiscalía.
"Se equivocan quienes creen que las trampas criminales ponen en dificultades a Luis Carlos Restrepo, este está protegido por su transparencia", aseveró el polémico ex mandatario.
La desmovilización a la que se refiere Rendón se dio en Medellín (noroeste) en noviembre de 2003. Con ésta, añadió el ex paramilitar en su testimonio, se benefició a la banda delincuencial conocida como la Oficina de Envigado, dedicada al narcotráfico y al sicariato, y dirigida por Don Berna.
El escándalo estalla en momentos en que la Fiscalía investiga al ex comisionado Restrepo "por aparente falsa desmovilización" de un bloque rebelde de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en el municipio de Alvarado, en el centro del país, el 7 de marzo de 2006.
Entre 2003 y 2006, Uribe adelantó un proceso en el que se desmovilizaron 32.000 paramilitares a cambio de beneficios procesales.
7 de marzo de 2011
5 de marzo de 2011
©la nación

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres