Blogia
mQh

mató a su hijo por error


Dos muertos en un enfrentamiento entre el padre de un joven asaltado y ladrones. A Lucas Renna intentaron asaltarlo cuando paró a cambiar una cubierta, ayudado por su padre, que buscó su pistola 11,25 y hubo tiroteo. Murieron Lucas y un ladrón. Se investiga si los dos disparos mortales salieron el arma del padre.
[Lorena Panzerini] Argentina. Lucas Renna, de 28 años, viajaba anteanoche con su esposa, Julieta Santiso, hacia Roldán, en el kilómetro 292 de la autopista a Córdoba cuando reventó una de las ruedas de su Ford Fiesta. Al bajarse del auto, lo primero que hizo fue llamar a su padre, Oscar, para pedirle que fuera a auxiliarlo. El hombre llegó, se paró atrás del auto y divisó que venían dos personas que no le gustaron. Justamente, los dos hombres quisieron aprovechar la oportunidad para robarle. El padre buscó su pistola 11.25 de su camioneta Chevrolet, que exhibió para intimidar. Los delincuentes tenían al menos una 9 milímetros. Hubo cruce de disparos, aunque no se sabe quién abrió fuego. Lucas murió, y también uno de los asaltantes, de apellido Castaño, de 25 años. Julieta recibió una herida superficial en la cabeza y también en el hombro, estuvo pocas horas internada en el Heca y le dieron el alta. Oscar Renna, de 52 años, quedó detenido y ayer al mediodía recuperó la libertad, aunque no pudo declarar porque sufría un estado de shock. La tragedia no ahorró ninguna arista: los informes preliminares de autopsia indican que el disparo que mató a Lucas partió del arma de guerra de su padre. El juez de instrucción Juan José Pasos determinó el secreto de sumario y la fiscal Adriana Camporini afirmó que los asaltantes eran por lo menos dos, ya que no pudo encontrarse la pistola que llevaban, aunque sí los proyectiles que dispararon.
Si bien hasta anoche no se había establecido de qué arma salió el disparo que mató a Lucas, la versión más fuerte era que el proyectil perteneció a la pistola 11.25 de su propio padre. Lucas y su esposa viajaban hacia Roldán cuando en medio de la ruta se les reventó un neumático del Ford Fiesta, que les obligó a detener la marcha. Fue un reventón accidental y los asaltantes quisieron aprovechar la oportunidad cuando vieron el auto parado, y sus ocupantes ocupados en cambiar la cubierta.
El juez Pazos subrayó a Rosario/12 que la causa está bajo secreto de sumario, por lo que no confirmó ni descartó la versión de que fue un disparo de Oscar el que mató a su hijo Lucas. Por su parte, Camporini aclaró: "Es indudable que eran dos los ladrones, porque falta el arma 9 milímetros, cuyas balas fueron encontradas en el lugar". Sin embargo, la fiscal no contaba con los informes de las autopsias, que esperaba recibir a última hora de ayer.
Además, subrayó la importancia de la declaración de Oscar y Julieta. "Resta tomar testimonio a los dos testigos, que serán claves", dijo; y comentó que el ladrón que murió en el tiroteo "tenía muchísimos antecedentes, entre ellos tres condenas por robo calificado". Sin embargo, Camporini aclaró que no hay datos oficiales sobre la versión de que el padre mató al hijo: "Yo no tengo información oficial que diga eso, pero es una de las hipótesis, una posibilidad".
Óscar Renna quedó detenido, y ayer al mediodía fue liberado tras negarse a declarar por encontrarse en "estado de shock". Su testimonio y el de Soledad --que se tomarán en las próximas horas-- serán claves para entender la mecánica de lo ocurrido.
Las primeras versiones atribuían a los asaltantes el disparo que mató a Lucas. Sin embargo, con el transcurso de las horas se supo que las balas encontradas en ambos cuerpos pertenecerían a la 11.25 de Oscar Renna.
Por su parte, el secretario de Seguridad provincial, Horacio Ghirardi, instaló la discusión en un punto neurálgico, al reiterar los peligros de circular armado. Sin confirmar la versión, se limitó a decir que "no es bueno para la familia" tener armas en casa.
La pistola de Renna fue el único arma que la policía pudo secuestrar. Los investigadores consideran que fueron al menos dos los ladrones, porque no pudieron hallar la 9 milímetros, aunque sí hallaron balas incrustadas en el capot del vehículo y tiradas en la calzada. Pero al parecer, no se encontraron estos proyectiles en los cuerpos.
Lucas recibió un disparo en la zona del tórax, bajo la tetilla izquierda, y quedó tirado al costado del vehículo. Murió en forma instantánea. En tanto, el joven que intentaba el asalto, identificado como Castaño, recibió un tiro con orificio de entrada y salida bajo la axila, y lo encontraron a 200 o 300 metros del coche. Minutos después, murió en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), adonde llegó trasladado por el Sies.
21 de abril de 2011
20 de abril de 2011
©rosario 12

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres