Blogia
mQh

muerte en las cárceles de la cia


La CIA operaba cárcel secreta en Polonia. Józef Pinior: "Existían regulaciones sobre qué hacer con los cadáveres en la cárcel de la CIA".
Polonia. Polonia soporta una creciente presión para que investigue exhaustivamente si la CIA operaba centros secretos de detención y torturas en Stare Kiejkuty. Como predijo Peter Kemp, ahora el Parlamento europeo decidió intervenir. En una resolución del ocho de junio declaró que:

"5. Reitera su llamado a las autoridades estadounidenses a que revisen su sistema de comisiones militares para garantizar juicios justos; cerrar [la cárcel de] Guantánamo; prohibir las torturas y los maltratos en toda circunstancia, la detención en régimen de aislamiento, la detención indefinida sin juicio y las desapariciones forzadas; y recuerda a las instituciones de la Unión Europea y a sus estados miembros no colaborar, ni encubrir, actos prohibidos por los derechos nacional, europeo e internacional";

"7. Llama a las autoridades de la Unión Europea y de sus estados miembros, así como a las autoridades estadounidenses, a garantizar que se realicen investigaciones completas, honestas, efectivas, independientes e imparciales de las violaciones a los derechos humanos y crímenes sancionados por las leyes nacionales, europeas e internacionales, y llevar a justicia a los responsables, incluyendo los cometidos en el marco de las entregas extraordinarias y el programa de cárceles secretas de la CIA".

Entretanto, el ex parlamentario Józef Pinior reiteró sus acusaciones contra ex miembros del gobierno polaco, reclamando que había un documento firmado por el entonces primer ministro Leszek Miller, que regulaba el funcionamiento de un centro de detención secreto de la CIA en Stare Kiejkuty, en el que se definía también qué hacer con los cadáveres en el interior del recinto.
Pinior admite que nunca vio el documento con sus propios ojos, pero certifica la fiabilidad de su fuente, a la que se niega a identificar. Interrogado sobre si se trataba de una fuente del servicio de inteligencia polaco, se negó a responder. Agregó que con treinta años de experiencia en la política, estaba absolutamente consciente de las implicaciones de su declaración.
Describió el documento como breve. En este se definía la logística, y estaba dirigido al Servicio Secreto Polaco, que gestiona la base de Stare Kiejkuty.
Pinior también reclama que Zbigniew Wassermann y Zbigniew Ziobro, que formaban parte del gobierno PiS después de Miller, vieron y discutieron este documento, junto con otros cuatro funcionarios, y que estos eran las actas de esta reunión.
Durante su trabajo en una investigación del Parlamento europeo sobre programa de entregas de la CIA, Pinior afirma haber hablado con miembros del Servicio Secreto Polaco, que se sentían incómodos por el hecho de que su servicio estuviera siendo utilizado para propósitos que estaban lejos de sus propios intereses.
Estas revelaciones, y la nueva resolución del Parlamento europeo se producen después de un turbulento mes en el que los abogados que representan a Abd al-Nashiri presentaron una queja contra Polonia ante la Corte Europea de Derechos Humanos; el fiscal de Varsovia  Jerzy Mierzewski planeaba presentar cargos contra otros miembros del antiguo gobierno polaco y fue subsecuentemente removido de su cargo; documentos fueron filtrados al diario Gazeta Wyborcza y los fiscales de Gdansk abrieron una investigación contra el diario; y el presidente Obama visitó el país y prometió el despliegue de aviones de guerra F16 como protección contra Rusia.
12 de junio de 2011
10 de junio de 2011
©wlcentral
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres