Blogia
mQh

panetta predice derrota de al qaeda


Panetta dice que Estados Unidos está cerca de derrotar a al Qaeda. El secretario de Defensa, Leon Panetta, dice que las informaciones recabadas en el asalto de la casa de bin Laden muestran que las operaciones estadounidenses han dejado a la red terrorista con sólo diez a veinte operativos clave.
[David S. Cloud] Kabul, Afganistán. El secretario de Defensa, Leon E. Panetta, declaró el sábado que Estados Unidos está cerca de derrotar a al Qaeda como amenaza terrorista, pero para ello se necesitará matar o capturar a los que dijo que eran diez a veinte dirigentes.
En ruta a Afganistán por primera vez desde que asumiera el cargo a principios de mes, Panetta dijo que las informaciones recabadas en el asalto en Pakistán en el que murió Osama bin Laden en mayo muestran que diez años de operaciones estadounidenses contra al Qaeda han dejado a la organización con menos de dos docenas de operativos claves, la mayoría de ellos en Pakistán, Yemen, Somalia y África del Norte.
"Si seguimos atacando, creo que podemos socavar su capacidad de planificar la comisión de atentados contra este país", dijo Panetta a los periodistas en ruta hacia Afganistán a bordo de un jet de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, agregando que era por eso que creía que la derrota de al Qaeda "era posible".
Los comentarios de Panetta son la evaluación detallada más reciente de la capacidad de al Qaeda ofrecida por un alto funcionario de gobierno. Se producen después de la decisión del presidente Obama de retirar treinta mil soldados de Afganistán durante el próximo año y medio, una medida que dijo que era posible en parte debido al daño causado a al Qaeda y sus aliados en Afganistán y Pakistán.
Algunos expertos en terrorismo se mostraron escépticos con respecto a la declaración de que al Qaeda está tan debilitada que ya no representa una amenaza para Estados Unidos y sus aliados.
"Es verdad que la dirigencia de al Qaeda ha sido erosionada de manera importante en los últimos dos años’, dijo Bruce Hoffman, experto en terrorismo de la Universidad de Georgetown, pero "no hay evidencias empíricas de que la recepción de su ideología o el flujo de reclutas en sus filas se hayan reducido."
Tampoco es probable que una al Qaeda debilitada tenga demasiado impacto sobre la subversión afgana.
El conflicto afgano lo libran organizaciones insurgentes nacionales como el Talibán que no necesariamente dependen de al Qaeda para su lucha contra las tropas de Estados Unidos y la OTAN. Se piensa que sólo un número relativamente pequeño de combatientes directamente asociados a al Qaeda permanecen en Afganistán, aunque filiales del Talibán, como la red Haqqani, de Pakistán, tienen vínculos más estrechos con la organización.
El movimiento talibán tiene un programa fundamentalmente doméstico que difiere de la guerra santa global patrocinada por al Qaeda, y los lazos entre las dos organizaciones se han diluido considerablemente en los casi diez años que pasaron desde que el Talibán diera santuario a bin Laden tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.
Panetta, ex congresista de California que encabezó la CIA antes de ser nombrado por Obama para reemplazar a Robert M. Gates en el Pentágono, no dijo cuánto tiempo tomaría derrotar a al Qaeda, y reconoció que podría requerir "más trabajo."
Durante la audiencia de su confirmación el mes pasado, Panetta dijo que al Qaeda había sido gravemente dañada, pero no había dicho hasta ahora que su derrota fuera inminente. La CIA y el Comando Conjunto de Operaciones Especiales de las fuerzas armadas conservan las listas de líderes terroristas durante años, agregando nuevos nombres a medida que los individuos en la lista son matados o capturados. No quedó claro si Panetta estaba indicando que Estados Unidos cree ahora que el fin de los líderes militantes conocidos está cerca.
"Ahora es el momento, después de la muerte de bin Laden, para subir la presión al máximo, porque creo que si continuamos la campaña podemos realmente terminar con al Qaeda como una amenaza para el país", dijo.
Estados Unidos cree que Ayman Zawahiri, el egipcio que sucedió a bin Laden como el jefe máximo de al Qaeda, se estaba ocultando probablemente en los Territorios Tribales de Administración Federal de Pakistán, la remota y abandonada región a lo largo de la frontera con Afganistán donde ahora opera un hervidero de organizaciones militantes, dijo Panetta.
Pero obtener ayuda para localizarlo en Pakistán, que ha reducido seriamente su cooperación con Estados Unidos con respecto a los aviones no tripulados y otras formas de cooperación desde el asalto contra la casa de bin Laden, podría ser más difícil que nunca.
Antes de que bin Laden fuera asesinado por tropas estadounidenses en la ciudad guarnición Abbottabad, funcionarios paquistaníes habían desechado durante años las afirmaciones estadounidenses de que había militantes saudíes ocultándose en su país. Desde el asalto, que fue realizado sin comunicarlo previamente a Islamabad, Pakistán ha paralizado o reducido drásticamente la mayoría de las operaciones conjuntas con Estados Unidos.
En una de sus últimas reuniones como director de la CIA, Panetta dijo que le había dicho al servicio de inteligencia paquistaní que Estados Unidos tenía una lista de blancos y quería ayuda para su captura.
Zawahiri "es uno de los que queremos que ataquen los paquistaníes, con ayuda nuestra", dijo. Al menos un operativo de al Qada, Ilyas Kashmiri, murió hace poco en un bombardeo ejecutado por un avión no tripulado estadounidense en Pakistán, informó un funcionario estadounidense la semana pasada.
Panetta dijo que Yemen -no Pakistán- representa la amenaza más grave de atentados terroristas contra Estados Unidos, de una filial de al Qaeda conocida como al Qaeda en la Península Arábiga.
La organización se ha fortalecido en los últimos meses a medida que los disturbios se apoderan de Sana, la capital del país, y en extensos tramos de su accidentado territorio los militantes crecen en importancia.
La semana pasada el gobierno reveló que había capturado e interrogado a Ahmed Abdulkadir Warsame, un presunto militante somalí con lazos con el grupo, cuando viajaba entre Yemen y Somalia. Estados Unidos también atacó con un avión no tripulado, sin dar en el blanco, a Anwar Awlaki, ciudadano estadounidense que se oculta en Yemen.
"No hay ninguna duda de que cuando examinas lo que es la amenaza más grande en términos de ataques contra Estados Unidos, una gran parte proviene de Yemen y de gente como Awlaki", dijo Panetta.
El general David H. Petraeus, que este mes dejó la función de comandante de las tropas estadounidenses en Afganistán para ocupar la posición de Panetta en la CIA, repitió los comentarios de Panetta cuando habló con periodistas más tarde en Kabul, la capital afgana.
La filial de al Qaeda en Yemen es "la organización a la que hay que vigilar", advirtió. Pero dijo: "En los Territorios Tribales de Administración Federal el daño que ha sufrido al Qaeda es tremendo... y existe la posibilidad de una derrota estratégica" de al Qaeda, observando que las filiales de la organización han sufrido serios reveses en Iraq.
[Laura King en Kandahar, Afganistán, contribuyó a este informe.]
19 de julio de 2011
10 de julio de 2011
©los angeles times
cc traducción mQh

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres