Blogia
mQh

INFORME ADVIERTE SOBRE CAOS REGIONAL - john daniszewski


Un informe del Royal Institute del Reino Unido advierte sobre el peligro de disolución de Irak y una subsecuente guerra civil. Transformaría a toda la zona en un polvorín.
Londres, Reino Unido. Iraq será afortunado si logra evitar su disolución y guerra civil, y el país corre el riesgo de transformarse en la chispa de un vórtice de un trastorno regional, concluye un informe emitido el miércoles por el altamente prestigioso Royal Institute of International Affairs (Instituto Real de Asuntos Internacionales), del Reino Unido.
En una sombría evaluación de la situación en Iraq a casi 18 meses después de la invasión norteamericana para deponer a Saddam Hussein, el informe se centra en las fuerzas internas que dividen el país y las presiones externas que podrían exacerbar la situación.
El informe observa que el enviado de Naciones Unidas, Lakhdar Brahimi, llamó la atención sobre la posibilidad de una guerra civil durante su visita a Iraq en febrero. "Sus advertencias deben ser atendidas", dice el informe.
En el mejor de los casos, sugiere, Estados Unidos y sus aliados deben operar con un guión que le permita pasar a través de los embrollos, manteniendo al país unido pero sin lograr sus objetivos originales: la creación de una democracia completamente desarrollada con una actitud cordial hacia el Occidente. Estados Unidos deberá mantener a "todas las facciones más o menos a bordo" mediante una combinación de diplomacia inteligente y moderación militar, se lee en el informe.
La fragmentación de Iraq es el escenario "por omisión", dice el informe, y se hará realidad si las tropas norteamericanas se retiran demasiado pronto del país o si el gobierno norteamericano impone demasiado rígidamente su idea de cómo conducir el país.
"Con esta trama", dice el informe, "la antipatía hacia la presencia estadounidense crecerá, no tanto como una reacción nacionalista violenta en un Iraq unificado, sino más bien de manera fragmentaria que puede ser el presagio de una guerra civil si Estados Unidos se retira".
El instituto es un centro independiente de investigación aprobada por la Reina, cuyos estudiosos frecuentemente asesoran al gobierno y al ministerio de Asuntos Exteriores sobre cuestiones internacionales.
Uno de los autores del informe -Rosemary Hollis, directora del programa sobre Oriente Medio del instituto- dijo el miércoles en una entrevista que había dos lecciones que aprender del estudio: que Estados Unidos y el Reino Unido deben mostrar cautela y flexibilidad y aceptar que el gobierno central iraquí será débil y "desorganizado" en el futuro previsible. Los vecinos de Iraq -de los que casi ninguno apoya a Estados Unidos- deben ser tomados en consideración, ya que de otro modo tratarán de entorpecer la transición.
Hay una convergencia de intereses entre los kurdos, las varias facciones chiís y sunníes y otros grupos, que impedirán que alguno de los grupos de transforme en dominante.
Una vez que comience la fragmentación, plantea el informe, todos los iraquíes se verán implicados.
El informe dice que la disolución de Iraq tendría graves consecuencias para la región, proporcionando a los extremistas religiosos más libertad para amenazar la estabilidad de los países vecinos.

3 de septiembre de 2004
©losangelestimes©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres