Blogia
mQh

powell denuncia genocidio en darfur


[Fred Barbash] El secretario de Defensa Colin L. Powell califica de genocidio la situación creada por las violentas milicias árabes de Sudán y pide que se apliquen sanciones. Pero algunos países -China, Paquistán, Rusia-, que compran petróleo al país, se oponen.
En lo que es la más dura declaración hasta la fecha sobre la crisis humanitaria en Sudán, el secretario de Defensa estadounidense Colin L. Powell dijo hoy por primera vez que se ha cometido "genocidio" y que el gobierno de Sudán y las milicias árabes "son las responsables".
"El genocidio sigue ocurriendo", dijo Powell en una declaración presentada al Comité del Senado sobre Asuntos Exteriores.
Dijo que como firmante de la convención internacional sobre genocidio Sudán está obligado a impedir el genocidio y castigar a los perpetradores. "Para nosotros, ahora, parece claro que Sudán no ha cumplido con la convención".
Powell se refirió al informe del departamento de Estado que fue presentado formalmente hoy basado en entrevistas con refugiados sudaneses en Chad. El informe encontró un "esquema consistente y extendido de atrocidades cometidas contra aldeanos no árabes en la región de Darfur al oeste de Sudán".
El gobierno de Sudán, dijo Powell en su testimonio, "no ha hecho progresos en desarmar" a las milicias janjaweed que cometen esas atrocidades. "La situación en el terreno debe cambiar, y debe cambiar rápidamente", dijo. "La vida de demasiados miles de personas está en peligro".
Muchas de ellas, dijo, "no llegarán a fin de año".
Powell observó que Sudán hará frente posiblemente a sanciones con una resolución de Naciones Unidas si no logra desarmar a las milicias y lleva a justicia a sus dirigentes.
Con ese propósito Estados Unidos distribuyó el borrador para una resolución de Naciones Unidas el miércoles que amenaza con considerar la imposición de sanciones que afectan a la industria petrolífera de Sudán si Kartum fracasa en erradicar la violencia u obstaculiza el despliegue de miles de monitores africanos.
El borrador de la resolución del Consejo de Seguridad, que el consejo de quince países deberá comenzar a debatir hoy, también pide al Secretario General de Naciones Unidas, Kofi Annan, que establezca una comisión para investigar y procesar a violadores de derechos humanos y determinar si sus crímenes constituyen genocidio.
La iniciativa de Estados Unidos tiene como fin aumentar la presión política sobre Kartum para que acepte una propuesta de Naciones Unidas para ampliar la pequeña misión de observadores de la Unión Africana creando una fuerza militar de más de 3.000 soldados africanos para mantener la paz. El mandato de la nueva fuerza está sujeto a las conversaciones auspiciadas por Nigeria entre Sudán y los rebeldes de Darfur en Abuja, Nigeria.
Veteranos embajadores del Consejo de Seguridad dijeron que es probable que la resolución encuentre intensa resistencia, en especial de los más fuertes opositores a la imposición de sanciones en el Consejo, incluyendo China y Paquistán, dos países que compran petróleo a Sudán. Pero incluso gobiernos europeos, incluyendo el británico, creen que la resolución de Estados Unidos deberá ser suavizada para ganar más apoyo en el Consejo, de acuerdo a un diplomático europeo.
"Creo que el enfoque de Estados Unidos es lo que yo diría se basa en el palo más que en la zanahoria", dijo un diplomático del Consejo. "No creemos que sea tiempo de sanciones".
El uso por Powell por primera vez de la palabra ‘genocidio' para describir la situación en Sudán se produjo después de un intenso debate dentro del gobierno. Por un lado funcionarios de derechos humanos sostienen que una declaración de genocidio constituiría una declaración poderosa que llamaría la atención sobre Darfur y alentaría las iniciativas para poner fin a los asesinatos masivos.
Sin embargo, algunos en el gobierno estadounidense alegan que el uso explícito del término puede enajenar al gobierno sudanés y limitaría la capacidad de Estados Unidos de ejercer presión sobre sus líderes para terminar con los ataques de las milicias árabes, que han asesinado, violado y torturado a refugiados africanos negros en la región.
La *Convención sobre la Prevención y Castigo del Delito de Genocidio de Naciones Unidas de 1948 define el delito como un esfuerzo calculado para destruir totalmente o en parte un grupo nacional, étnico, racial o religioso. La convención llama a los firmantes, incluyendo a Estados Unidos, a prevenir y castigar el genocidio.
Antes este año el Congreso pidió al gobierno de Bush que llamara genocidio a la situación en Sudán. Organizaciones como Médicos por los Derechos Humanos también la han descrito como genocidio.
La Unión Europea y Amnestía Internacional, entre otros grupos, han dicho que no tienen suficiente información como para determinar si la situación en Darfur puede ser descrita como genocidio.

Emily Wax y Colum Lynch contribuyeron a este reportaje.
10 de septiembre de 2004
©washingtonpost
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres