Blogia
mQh

murió jacques derrida


El filósofo francés contemporáneo más comentado y traducido del mundo, en especial en Estados Unidos, Jacques Derrida, muerto en la noche del viernes al sábado a los 74 años de edad, era célebre por su concepto de ‘deconstrucción', con el que revolucionó el pensamiento en Occidente.
París, Francia. Según su entorno, Jacques Derrida, autor de unas 80 obras, murió "sin sufrir" como consecuencia de un cáncer de páncreas en un hospital parisino en el que ingresó hace tres semanas.
Derrida era el último sobreviviente de esos ‘pensadores del 68' (Althusser, Lacan, Foucault, Barthes, Deleuze), grandes defensores de la noción de ‘sujeto'.
Nacido el 15 de julio de 1930 en El Biar (Argelia) en una familia judía, más bien de izquierda y ‘pie negro' (franceses de Argelia), Derrida entró en 1950 en la Escuela Normal Superior de Francia y fue profesor asistente en Harvard (Estados Unidos) y luego en La Sorbona (Francia).
En 1965 es nombrado profesor de filosofía en la Escuela Normal Superior donde ocupó, junto con Louis Althusser, la función de director de estudios.
Más tarde, impartó clases en París y diversas universidades norteamericanas, entre ellas las más prestigiosas (Yale, John Hopkins etc).
"Nunca estuve durante mucho tiempo en Estados Unidos. Sin embargo, efectivamente, la acogida de mi trabajo fue más generosa, más atenta allí, donde tuve menos censura, barreras y conflictos que en Francia", había afirmado recientemente al diario francés L'Humanité.
En 1982, estuvo encarcelado unos días en una prisión checa por apoyar a los intelectuales disidentes de la Carta 77.
En esa época, se comprometió en una amplia reflexión sobre la institución filosófica y la enseñanza de esta materia, creando en 1983 el Colegio Internacional de Fiosofía, que presidió hasta 1985.
Entre sus numerosos libros, que constituyen un diálogo sin concesiones con la metafísica occidental, destacan ‘La escritura y la diferencia', ‘La diseminación', ‘Márgenes de la filosofía', ‘Glas', ‘La verdad en pintura', ‘Para Paul Célan', ‘Del espíritu', ‘Heidegger y la pregunta', ‘Invenciones del otro', ‘Del derecho en la filosofía', ‘Espectros de Marx', ‘Aporías' y ‘Resistencias del psicoanálisis'.
Jacques Derrida, que lucía una abundante cabellera canosa, propone, a partir de textos filosóficos clásicos, una ‘deconstrucción', es decir una crítica de los presupuestos de la palabra, una forma de deshacer desde el interior un sistema de pensamiento dominante.
"La 'deconstrucción' consiste en tomar una idea, una institución o un valor y comprender sus mecanismos quitando el cemento que la constituye. Más allá de esta expresión, que puede intrigar o provocar miedo, es un filósofo que puede ayudar a la comprensión de esta sociedad", resumía el escritor Franz-Olivier Giesbert al recibirlo en 2002 en la televisión francesa.
Sus teorías, en todo caso, despertaban verdaderas pasiones. La célebre universidad británica de Cambridge fue escenario de una gran polémica en 1992 cuando se anunció la intención de otorgarle un diploma Honoris Causa.
"Es un escéptico genial que cuestiona las ortodoxias", dijeron algunos. "Las doctrinas absurdas de Derrida niegan la distinción entre realidad y ficción", respondieron otros.
Finalmente, el diploma le fue otorgado tras una dividida votación, procedimiento muy raro en Cambridge.
Jacques Derrida, vivía en los suburbios del sur de París. Abuelo, casado con una psicoanalista, había tenido un hijo con Sylviane Agacinski, quien luego se convertió en la esposa del ex primer ministro francés Lionel Jospin.

10 de octubre de 2004
©mi punto
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres