Blogia
mQh

cia tiene cárcel propia en guantánamo


[Dana Priest y Scott Higham] La CIA ha operado una instalación secreta para detener a miembros de Al Qaeda.
Dentro de los fuertemente custodiados perímetros de la controvertida prisión del ministerio de Defensa en Bahía Guantánamo, en Cuba, la CIA ha operado un centro de detención para valiosos prisioneros de Al Qaeda que no ha sido nunca mencionada en público, de acuerdo a oficiales militares y varios antiguos y actuales agentes del servicio secreto.
Los edificios usados por la CIA están envueltos por altas vallas cubiertas de un gruesa malla de plástico verde y anillos de focos reflectores, dijeron funcionarios. Están dentro del recinto más grande del Campamento Eco, que fue levantado para cobijar a los detenidos de ‘alto valor' del ministerio de Defensa, y de los que esperan procesos militares por acusaciones de terrorismo.
La instalación ha albergado a detenidos de Pakistán, África Occidental, Yemen y otros países bajo el secreto más estricto, dijeron las fuentes. "Entra y sale gente constantemente", dijo un funcionario estadounidense que visitó la base en los últimos meses. No está claro si la instalación sigue siendo usada hoy. La CIA y el ministerio de Defensa se negaron a hacer comentarios.
La mayoría de los extranjeros sospechados de terrorismo que se encuentran bajo custodia norteamericana no están detenidos por la CIA sino por el ministerio de Defensa en la cárcel de Bahía Guantánamo. Se ha garantizado el acceso a ellos del Comité Internacional de la Cruz Roja CICR y, como resultado de una resolución de la Corte Suprema este año, tienen el derecho de impugnar su encarcelamiento ante tribunales federales.
Los detenidos de la CIA, en cambio, son encarcelados según un reglamento aparte y mucho más secreto. Bajo una directriz presidencial y atribuciones aprobadas por los abogados del gobierno, la CIA puede capturar y detener a cierto tipo de sospechosos sin rendir cuenta a nadie de ningún modo público y sin revelar las reglas de su tratamiento. No se ha hecho pública la lista de prisioneros de la CIA, pero antiguos y actuales agentes de la inteligencia estadounidense dicen que la agencia mantiene ahí a los más importantes líderes de Al Qaeda y muchos cuadros medios con conocimiento de la logística, financiamiento y operaciones regionales del grupo.
La instalación de la CIA en la cárcel de Bahía Guantánamo fue construida el año pasado cuando la agencia se enfrentaba a uno de sus más duros y nuevos problemas: dónde retener a los terroristas para ser sometidos a interrogatorios que pueden durar años.
Durante los años noventa, la CIA no tenía la custodia que más de una media docena de terroristas y los mantenía normalmente en prisiones extranjeras, la mayoría de ellos en Egipto y Jordania. Pero justo dos meses después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, pelotones paramilitares de la CIA en colaboración con servicios secretos extranjeros arrestaron a varias docenas de gente de la que se pensaba que estaban al tanto de atentados futuros en Estados Unidos.
Se cree que la CIA mantiene a unas tres docenas de líderes de Al Qaeda en instalaciones no reveladas, dicen agentes de la seguridad nacional estadounidense. Entre ellos se encuentran los conspiradores que fueron cruciales en los atentados del 11 de septiembre, Khalid Sheik Mohammed, Ramzi Binalshibh y Abu Zubaida, y el cabecilla del movimiento terrorista musulmán del sudeste asiático, Nurjaman Riduan Isamuddin, también conocido como Hambali.
Los centros de instalación de la CIA han sido habilitados en lugares apartados y prohibidos en la base aérea de Bagram en Afganistán y en barcos en el mar en la isla británica de Diego García en el Océano Índico.
Sin embargo, mantener instalaciones en países extranjeros es difícil, dijeron actuales y antiguos agentes de la CIA. Se cree que Binalshibh y Abu Zubaida fueron trasladados a Tailandia inmediatamente después de su captura. El gobierno tailandés insistió finalmente en que fueran transferidos a otro lugar.
"La gente quiere ayudar, pero no mantenerlos", dijo un veterano de la CIA experto en operaciones anti-terroristas.
La base norteamericana en Bahía Guantánamo proporcionó a la CIA con una locación apartada de la sensibilidad de la política internacional. Pero tenía condiciones.
Los militares norteamericanos, que controlan la base, exigen que la agencia registre a los detenidos, cumpliendo con normas de detención militares y permiten al Comité de la Cruz Roja Internacional un cierto grado de acceso.
"Si vas a estar en mi patio, tendrás que respetar mis reglas", es cómo lo explicó un funcionario de Defensa.
Oficiales del ejército que investigan el escándalo de la prisión de Abu Ghraib concluyeron que la CIA había mantenido a "prisioneros fantasmas" en la prisión, reclusos que no son registrados u oficialmente reconocidos, en violación de las normas militares.
Interrogado sobre los acuerdos con la CIA en la Bahía Guantánamo, el portavoz del Pentágono, Bryan Whitman, dijo que no podía hacer comentarios sobre otras agencias. "Como dijimos al principio de las instalaciones de detención en Guantánamo, el CICR tiene acceso a los detenidos en Guantánamo y se le permite reunirse con ellos, lo que es consistente con exigencias militares", dijo Whitman en una declaración. La política del Pentágono "es que todos los detenidos de Defensa, incluyendo los que están en Guantánamo, sean tratados humanamente y en conformidad con la ley", continúa la declaración.
Un funcionario estadounidense familiar con el acuerdo con el CICR lo consideró un paso positivo. "No hay nadie en Guantánamo que no haya sido identificado", dijo.
Funcionarios de la Cruz Roja se negaron a decir qué instalaciones pudieron visitar, ni a quiénes. "Se nos ha dado amplio acceso al campamento", dijo el CICR en una declaración preparada. "Estamos seguros de haber visitado a todos los detenidos en Guantánamo, en todos los lugares donde están detenidos".
La CIA ha operado en Bahía Guantánamo desde los primeros días de los campos de prisioneros, que se iniciaron en enero de 2002 cuando los primeros hombres capturados en la guerra de Afganistán fueron trasladados a una serie de jaulas conectadas en el campo llamado Campo Rayos Equis. La CIA ha operado una oficina en la base de la Marina y participa en las sesiones de interrogatorio de los detenidos del ministerio de Defensa, junto a agentes del FBI, agentes de la inteligencia militar y otros en lo que llaman Tiger Teams.
Muchos de los interrogatorios han sido hechos dentro de remolques instalados dentro del perímetro del Campamento Delta, un recinto de carácter más permanente de jaulas de acero que ocuparon el lugar del Campamento Rayos Equis a fines de 2003.
Las instalaciones utilizadas por la CIA están en Campo Eco, que también alberga a los detenidos de alto valor militar. El campamento consiste de una docena de cabañas de concreto de un piso, construidas alejadas del principal recinto de la prisión. Cada cabaña se divide en dos espacios. Dentro hay una jaula de acero, un retrete, y una mesa para los interrogatorios, de acuerdo a fuentes familiarizadas con la instalación.
La instalación de la CIA ha sido "prohibida casi para todo el mundo en la base", dijo un oficial familiarizado con las operaciones en Bahía Guantánamo.
Una de las cabañas de Campo Eco ha sido ocupada por un detenido llamado Mohamedou Oulad Slahu, de acuerdo a una fuente familiarizada con el nuevo recinto. Slahi, un hombre de negocios de Mauritania, actuaba como enlace entre un grupo de musulmanes radicales de Hamburgo y el cabecilla de Al Qaeda, Osama bin Laden, de acuerdo a la comisión del 11 de septiembre.
De acuerdo a declaraciones proporcionadas por uno de los conspiradores clave, Binalshibh, Slahu convenció a los hombres de viajar para combatir en Afganistán, antes que en Chechenia.
Él organizó sus viajes y encuentros con operativos de Al Qaeda en Pakistán, los que a su vez arreglaron una reunión entre Binalshibh y bin Laden.
Slahi fue arrestado por la policía secreta en Mauritania en la noche del 27 de septiembre de 2001, dijeron miembros de su familia a la prensa local en esa época. En diciembre estaba bajo custodia en Estados Unidos.

Julie Tate contribuyó a este reportaje.

19 de diciembre de 2004
©washington post
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres