Blogia
mQh

china informa sobre presos


[Philip P. Pan] El gesto precede posible voto de Naciones Unidas.
Pekín, China. El gobierno chino ha entregado a funcionarios norteamericanos una lista de 51 presos políticos que se recibido reducciones de sentencias o pueden ser liberados prematuramente, un gesto que se produce cuando el gobierno considera está considerando si auspiciar una resolución criticando a China por sus violaciones de los derechos humanos en una asamblea de Naciones Unidas este próximo mes.
La lista fue entregada la semana pasada a una delegación del ministerio de Asuntos Exteriores que visitan Pekín para conversaciones sobre el diálogo formal entre Estados Unidos y China sobre derechos humanos, de acuerdo a la Fundación Dui Hua, un grupo de derechos humanos en San Francisco que también recibieron de los chinos una copia de la lista.
China suspendió el diálogo después de que el gobierno de Bush auspiciara una moción criticando sus antecedentes en derechos humanos en la última asamblea el año pasado de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Pero China dijo en octubre que estaba dispuesta a reanudar las conversaciones formales y funcionarios se han estado reuniendo discretamente con diplomáticos estadounidenses sobre los preparativos.
El ministerio chino de Asuntos Exteriores refirió las preguntas sobre la lista de prisioneros al ministerio de Justicia, donde repetidas llamadas los últimos días al portavoz del despacho no fueron respondidas. Funcionarios del ministerio de Asuntos Exteriores se negaron a hacer comentarios sobre la lista, mencionando las delicadas negociaciones con los chinos.
John Kamm, director ejecutivo de la Fundación Dui Hua, dijo que la lista incluía información unas 56 personas que habían sido encarceladas por delitos políticos en China. Cincuenta y uno de ellos han sido liberados anticipadamente, sus sentencias fueron reducidas o esas reducciones se encuentran bajo consideración.
De los restantes cinco, tres fueron liberados de la prisión o de campos de trabajos forzados después de cumplir sus sentencias y dos cumplirán pronto las suyas y saldrán de la prisión en mayo.
Ninguno de los presos políticos que han recibido clemencia es prominente. Pero Kamm dijo que la lista podría representar un importante cambio de política en China debido a que más de la mitad de los presos que aparecen en ella eran previamente desconocidos para gobiernos extranjeros y grupos de derechos humanos, incluyendo a Chen Junzhi, un hombre que cumple una sentencia de 18 años por poner en peligro la seguridad del estado, y Wangdu, sentenciado a 17 años por fomentar el separatismo.
China ha está respondiendo a preguntas sobre los presos políticos de parte de Naciones Unidas y gobiernos extranjeros desde principios de los años noventa, pero habitualmente limita su respuesta a informaciones sobre individuos sobre quienes se entrega su nombre completo.
"Que están preparados para decirnos algo sobre gente sobre la que no sabíamos nada, es un gran cambio", dijo Kamm. "Esta es la primera vez que el gobierno chino ha hecho algo semejante. Han abierto tentativamente una nueva ventana y han permitido que entrara luz en lugares oscuros".
Kamm dijo que funcionarios chinos han indicado que están dispuestos a continuar entregando información sobre los presos. El cambio es importante, dijo, porque acerca a China a proporcionar listas completas de los detenidos de ciertas categorías, incluyendo algunos desconocidos para el mundo exterior. Eso satisfaría una condición normal de observadores internacionales que visitan a los presos.
China se ha negado durante largo tiempo a permitir inspectores extranjeros, como los del Comité Internacional de la Cruz Roja, para que visiten sus prisiones, excepto bajo condiciones controladas. Su rígida posición ha desbaratado varias inspecciones propuestas por un informador especial de Naciones Unidas para investigar las denuncias de tortura en las cárceles chinas.
Aunque el documento entregado a los funcionarios estadounidenses toma nota de algunas reducciones de sentencias que han sido dadas a conocer por China anteriormente, una buena parte de la información es nueva. Por ejemplo, la lista incluye información sobre 16 personas condenadas por espionaje para Taiwán y 13 presos tibetanos.
Trece de las 17 liberaciones anticipadas sobre las se informó y 26 de las 29 reducciones de sentencias otorgadas a gente en la lista que siguen en prisión, ocurrieron el año pasado o este año. El documento dice que las reducciones de sentencia para los otros presos son "posibles" en los próximos meses.
Kamm dijo que el frenesí era inusual debido a que casi todos los presos estaban acusados de "poner en peligro la seguridad del estado" o "contrarrevolución", delitos definidos vagamente en la ley china y que es usada normalmente para castigar a los disidentes. La ley dice que las reducciones de sentencias de esos presos deberían ser "manejadas estrictamente" y algunos estudios indican que reciben clemencia en mucho menor medida que otros en las prisiones chinas.
El gobernante Partido Comunista remplazó los delitos contrarrevolucionarios por delitos que ponen en peligro la seguridad del estado en 1997, pero funcionarios dijeron el año pasado que cerca de 600 personas todavía estaban cumpliendo sentencias por contrarrevolución. El gobierno norteamericano y grupos de derechos humanos han instado durante años a China a liberarlos o a revisar sus casos y liberarlos anticipadamente.
Funcionarios chinos y estadounidenses han realizado conversaciones formales sobre el asunto a fines de 2003 y principios de 2004. Durante las sesiones, los chinos insistieron en que los contrarrevolucionarios y los condenados por amenazar la seguridad del estado eran tratados de la misma manera que otros delincuentes en lo que se refiere a reducciones de sentencia y libertad condicional, dijo Kamm.
El aparente aumento de las reducciones de sentencia de los presos sobre los que se informa en la lista sugiere que funcionarios de al menos algunas provincias están tratando de cumplir con esa política, dijo Kamm. "Es posible que las conversaciones hayan creado un ambiente en el que dejar en libertad a esa gente, otorgándoles clemencia, es algo correcto", dijo.
Kamm dijo que funcionarios chinos le dijeron que la lista era el resultado de una revisión general de las prácticas sobre la libertad condiciones y la reducción de sentencias en todo el país. Diarios oficiales han caracterizado la revisión como un intento de impedir que delincuentes sean liberados impropiamente antes del cumplimiento de sus sentencias.

7 de febrero de 2005
16 de febrero de 2005
©washington post
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres