Blogia
mQh

el verdadero escándalo


[Maggie Farley y Johanna Neuman] George Galloway dice a los senadores que la pesquisa del programa petróleo por alimento pretende desviar la atención de los motivos de la guerra.
Washington, Estados Unidos. Un importante político británico vinculado a los pagos ilegales del programa petróleo por alimento dijo el martes a senadores estadounidenses que su investigación era "la madre de todas las cortinas de humo" para desviar la atención del "verdadero escándalo": la política norteamericana en Iraq.
El parlamentario George Galloway es uno de varios políticos extranjeros a los que el Subcomité de Investigaciones Permanente del Senado acusó la semana pasada de recibir opciones para comprar petróleo iraquí a precios bajos a cambio de ayudar al régimen de Saddam Hussein a evadir las sanciones de Naciones Unidas. Los titulares de esas opciones podían venderlas con beneficios a comerciantes de petróleo. El ex ministro francés de Interior, Charles Pasqua y el parlamentario ruso Vladimir V. Zhirinovsky también fueron nombrados. Los tres han negado haber hecho nada malo.
Pero Galloway, un declarado crítico de las sanciones contra Iraq y la invasión norteamericana del país, fue el único que viajó hasta Washington para defenderse a sí mismo. Declaró bajo juramento y sin inmunidad, pero usó un lenguaje áspero que sorprendió a la normalmente seria sala de sesiones.
Galloway describió al presidente del comité, el republicano de Minnesota, Norm Coleman, como un "halcón neo-conservador partidario de la guerra y babero de George W. Bush" que, dijo, quería vengarse de todos los que no apoyaron la invasión de Iraq.
"Ahora, sé que las normas se han rebajado en los últimos años en Washington, pero para ser un abogado, usted es extraordinariamente arrogante con respecto a cualquier idea de justicia", dijo, acusando a Coleman de no darle la posibilidad de responder a los cargos antes de hacer circulas el informe del comité. "Yo estoy recién hoy aquí, pero usted ya me había encontrado culpable la semana pasada".
La semana pasada Coleman liberó un informe acusando a Galloway de haber recibido adjudicaciones de petróleo de 20 millones de barriles entre 2000 y 2004 y de tener un socio jordano, Fawaz Zureikat, para vender el petróleo y canalizar los beneficios a través de una organización benéfica.
El informe también dice que el ex vice-presidente iraquí, Taha Yassim Ramadan y ex vice-primer ministro Tariq Aziz confirmaron que Galloway estaba en su lista de amigos que debían ser recompensados.
Galloway negó haber comerciado en petróleo o de tener a alguien haciéndolo por él y puso en duda la validez de cualquier información extraída de un prisionero que es acusado de crímenes de guerra, "sabiendo lo que el mundo sabe sobre cómo tratáis a los prisioneros", dijo.
"Ahora, no tenéis qué reprocharme, senador, excepto que mi nombre aparece en listados de nombres de Iraq, muchos de los cuales fueron redactados después de la instalación de vuestro gobierno títere en Bagdad", le dijo a Coleman.
Interrogado sobre qué había logrado con la audiencia, Galloway dijo a un periodista que pensaba que había servido como recordatorio de que la guerra era equivocada.
"La mayoría de la gente piensa que los verdaderos canallas en Iraq no son Kofi Annan [el secretario general de Naciones Unidas] ni Chirac [el presidente francés, Jacques], excepto aquí en Washington y en la Casa Blanca y en la mayoría republicana", dijo.
Tras la comparecencia, Coleman dijo que "nada de lo que se dijo hoy disminuye la veracidad, la fiabilidad de esos documentos que fueron confirmados por importantes funcionarios iraquíes".
Tanto Coleman como Carl Levin, de Michingan, el más importante demócrata en el comité, dijo que "simplemente no es creíble" que Galloway -que se describió a sí mismo como un "querido amigo" de Aziz, uno de los tres funcionarios iraquíes, según Coleman, que elegía a los recipientes de contractos- no supiera que su socio y el hombre que financió su campaña contra la guerra hiciera negocios de petróleo con Hussein.
"Si, de hecho, mintió al comité, sufrirá las consecuencias", dijo Coleman.
La comisión del Senado tenía documentación más detallada sobre los otros políticos implicados. El informe afirma que Pasqua, ahora un senador francés, recibió 11 millones de barriles de petróleo.
El lunes, en París, Pasqua repitió su desmentido de que hubiera recibido algo de esas transacciones y señaló que su nombre desapareció de la lista cuando su asesor, Bernard Guillet, empezó a recibir adjudicaciones en 2000.
"Si mi nombre aparece en algunos documentos iraquíes, eso sólo puede ser el resultado de conducta fraudulenta de parte de algunas personas que usaron mi nombre", dijo.
Las autoridades francesas arrestaron en abril a Guillet por lavado de dinero y tráfico de influencias relacionados con el programa de petróleo por alimento de Naciones Unidas.
El comité del Senado emitió un informe separado de prominentes políticos rusos que supuestamente recibieron derechos al petróleo iraquí. El antiguo jefe del estado mayor del presidente ruso Vladimir V. Putin, Alexander S. Voloshin, y el consejo presidencial recibieron derechos de petróleo por un valor de casi 3 millones de dólares a cambio de trabajar para levantar las sanciones de Naciones Unidas, dice el informe.
También dice que Zhirinovsky, un prominente político ultranacionalista, recibió derechos para comprar 75 millones de barriles de petróleo.
Zhirinovsky, según se dice, fanfarroneó que su partido era responsable de levantar las sanciones rusas contra Iraq. Los investigadores señalaron que Iraq recompensó a Rusia con adjudicaciones extras después de que bloqueara un intento del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de endurecer las sanciones en la primavera de 2001.
Pero Coleman no dijo directamente que la política pro-iraquí de Rusia fuera el resultado de los pagos por el petróleo o de que algún país hubiera cambiado su política exterior debido a las adjudicaciones individuales reportadas.
Coleman dijo que el subcomité celebrará este otoño audiencias sobre la reforma de Naciones Unidas.

Farley informó desde Naciones Unidas y Neuman desde Washington. Kim Murphy en Moscú contribuyó a este reportaje.

19 de mayo de 2005
©los angeles times
©traducción mQh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres