Blogia
mQh

qué nos enseña j.f. kennedy sobre iraq


[Marc J. Selverstone] Grabaciones de Kennedy sobre posible retirada de tropas de la guerra de Vietnam podría servir para pensar retirada de Iraq.
A partir de mañana, académicos, periodistas y funcionarios de gobierno -antiguos y actuales- revisarán un tópico que sigue estando fuertemente insertado en el tejido de la cultura política americana: la Guerra de Vietnam. Reunidos en la Biblioteca John F. Kennedy, explorarán algunos de los aspectos más controvertidos de este capítulo de nuestra historia. Entre las preguntas que harán, están las que tienen que ver con la intervención de Estados Unidos en la guerra, el rol desempeñado por los medios de comunicación y la opinión pública en la forma que adquirió el curso de la guerra, y las lecciones aprendidas de ella.
Demostrativamente, la pregunta más discutida es el ‘qué hubiese pasado si’ de toda la guerra: "Qué hubiese pasado si el presidente John F. Kennedy no hubiese sido matado por la bala de un asesino y hubiese terminado su mandato -y quizás un segundo término? ¿Habría cumplido su deseo, expresado, de retirar las tropas estadounidenses de Vietnam y dejar la guerra en manos de los sudvietnamitas? Estas preguntas no son académicas; como argumentaron hace poco Theodore Sorensen y Arthur Schlesinger Jr. en un artículo de opinión en el New York Times, Kennedy había formulado una estrategia de retirada coordinada que el actual presidente de Estados Unidos haría bien en imitar.
Gracias a una extraordinaria colección de materiales -las grabaciones secretas que hizo Kennedy en la Casa Blanca- tenemos alguna idea de lo que Kennedy quería hacer, y de lo que no quería hacer, con respecto a Vietnam. Aunque disponible al público durante más de una década, estas cintas siguen estando en gran parte inexploradas. Esto se debe en parte a los muchos retos del proceso de transcripción, incluyendo la identificación de numerosas voces difíciles de oír, la colocación de micrófonos junto a Kennedy y sus asesores, y la cualidad misma del audio.
Sin embargo, varias cintas claves son en gran parte inteligibles y revelan el bosquejo de lo que es claramente un plan de retirada, formulado por el ministro de Defensa, Robert S. McNamara y el presidente del Estado Mayor Conjunto, Maxwell D. Taylor, en una serie de reuniones grabadas en octubre de 1963. Tal como fue concebido, para fines de 1964 el plan habría retirado a la mayoría de las tropas norteamericanas de Vietnam y prácticamente todas ellas en 1965. Para acelerar ese proceso, el ministerio de Defensa estaba preparado para retirar a mil soldados a fines de 1963.
A primera vista, el respaldo que dio Kennedy a esta estrategia fue un compromiso terminar con el papel de asesoría de Estados Unidos que él mismo había expandido durante su primer año de gobierno. Sin embargo, la historia tiene muchas vueltas más. Para empezar, las cintas sugieren que este era el plan de retirada de McNamara. De hecho, el ministro de Defensa se extiende ampliamente para convencer al presidente de que el proceso de retirada sea inmediato y público: es innegable la excitación en su voz cuando defiende su posición. En realidad, es McNamara el que define no solamente la razón militar sino también los cálculos políticos en operación, otorgando mayor credibilidad al argumento de que fue el ministro quien concibió la retirada.
Y la reacción de Kennedy ante la idea sugiere lo mismo. Aunque había mantenido siempre que la guerra en Vietnam del Sur debía ganarse o perderse -argumentando repetidas veces contra la intervención de tropas de combate estadounidenses para respaldar o remplazar a las fuerzas sudvietnamitas-, Kennedy sin embargo parece sorprendido por la propuesta de McNamara y Taylor. Esas conversaciones revelan un presidente aparentemente apartado del tópico y que necesita ser convencido.
¿Hay quizás otra historia detrás de este episodio? ¿Orquestó Kennedy la reunión con McNamara y Taylor para que pareciera que todo esto eran cosas nuevas para él y que estaba en gran parte inconsciente de esa estrategia o de la propuesta de retirada? De acuerdo a antiguos funcionarios de gobierno, el presidente tenía la inclinación a dar instrucciones a McNamara que nunca llegaban a los registros escritos. ¿Es este, por eso, un caso en el que Kennedy debate y luego aprueba una posición estudiada previamente en presencia de y para beneficio de sus asesores más conservadores?
Sin un registro escrito, no lo podemos saber con certeza. Los académicos todavía no tienen acceso a varias conversaciones de agosto de 1963 que podrían agregar bastante a nuestra comprensión de lo que pensaba Kennedy sobre Vietnam y sus ideas sobre la intervención estadounidense. Lo que podemos decir con certeza es que el presidente, aunque claramente partidario de la retirada estadounidense, reconoció los imperativos militares y políticos para realizarla bajo condiciones favorables.
Y dijo a sus asesores más importantes en una de esas reuniones de octubre, que ellos simplemente "fijarían una nueva fecha" si la situación en Vietnam impedía una retirada estadounidense para fines de 1965. En realidad, Kennedy deja en claro en esas cintas que cualquiera declaración pública sobre la retirada debía enfatizar el hecho de que el objetivo seguía siendo ganar la guerra.
¿Nos ofrecen las cintas de Kennedy lecciones útiles para la actual guerra de Iraq? En la medida en que proporcionan una analogía no sólo de la intervención inicial de Estados Unidos, sino también de su salida de las dos guerras, haríamos bien en recordar los motivos que tenía Kennedy para su retirada gradual de Vietnam: aumentar la presión sobre el gobierno cliente para que iniciara reformas políticas, económicas y militares; una respuesta tangible a los críticos blandos de su política en casa; y quizás los rudimentos de una retirada total que tenía toda la intención de completar.
Sin embargo, no podemos saber conclusivamente cómo habría respondido Kennedy a las cambiantes condiciones en Vietnam en 1964 y 1965. Dadas sus muchas declaraciones contradictorias sobre Vietnam, todo lo que podemos decir, considerando sus propias palabras sobre el tema, es que él habría cruzado ese puente cuando -y sólo cuando- se acercara a él.

Marc J. Selverstone es profesor del Programa de Grabaciones Presidenciales en el Centro de Asuntos Públicos de la Universidad de Virginia. Transcripciones y grabaciones de las conversaciones de Kennedy mencionadas en el artículo se encuentran disponibles en el sito en la red del programa, www.whitehousetapes.org>

9 de marzo de 2006

©new york times
©traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres