Blogia
mQh

neonazis en parlamento regional


Alemania no prohíbe a los neonazis. Ahora han llegado a un parlamento regional.
Rotterdam, Holanda. Los neonazis en Alemania han logrado por segunda vez en dos años introducirse en un parlamento regional. El Nationaldemokratische Partei Deutschlands NPD, de extrema derecha, superó en las elecciones regionales del parlamento de Meclenburg-Vorpommern, al este de Alemania, el umbral electoral del cinco por ciento. Las elecciones fueron ganadas por el gobernante SPD. Los social-demócratas ganaron también las elecciones regionales simultáneas en la capital Berlín.
Ayer noche, tras el conteo de prácticamente todos los votos en ‘Meck-Pom', el NPD contaba con casi un siete por ciento de los votos. Los neonazis, presentes en el parlamento de Saksen al este de Alemania desde 2004, se aprovechan del descontento de muchos habitantes como consecuencia del enorme desempleo en la antigua Alemania del Este.
El partido neonazi propugna medidas duras contra los inmigrantes y relativiza el pasado nazi. Un intento del gobierno anterior de prohibir el NPD fue desbaratado en 2003 por un veto del Tribunal Constitucional.
Las elecciones en Mecklenburg-Vorpommern fueron ganadas por el SPD. Los social-demócratas perdieron casi un diez por ciento de los votos en comparación con las elecciones anteriores, pero siguen siendo indispensables para la formación de una coalición de mayoría. En Mecklenburg-Vorpommern gobierna desde 1998 una coalición ‘rojo-roja' del SPD y PDS, los sucesores del partido comunista de la antigua DDR. Según resultados parciales, la coalición rojo-roja habría obtenido una estrecha mayoría.
En Berlín ganó el gobernante SPD con una amplia mayoría. Los social-demócratas obtuvieron, con el liderazgo del popular alcalde Klaus Wowereit, casi un 30 por ciento de los votos. El CDU de oposición alcanzó el veinte por ciento.
Los malos resultados de los demócrata-cristianos en las dos elecciones -también en ‘Meck-Pom' estuvieron los resultados del CDU por debajo de las expectativas-, reflejan posiblemente el descontento de muchos alemanes por la lentitud con que el gobierno federal de la canciller del CDU, Merkel, introduce reformas largo tiempo esperadas.
El SPD de Berlín se niega a comprometerse en la continuación de la actual coalición, que como en ‘Meck-Pom', está formada por el SPD y PDS. Muchos social-demócratas reprochan al PDS no haberse pronunciado nunca claramente sobre los abusos en la antigua Alemania comunista.

18 de septiembre de 2006
©nrc-handelsblad
©traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres