Blogia
mQh

un solo perro por familia


[Scott McDonald] China decreta medida que permite un solo perro por familia en Pekín.
Pekín, China. En China es el año del perro, pero no es un buen año para el mejor amigo del hombre: un intento para erradicar la rabia ha llevado a las autoridades a limitar la tenencia de perros a uno por familia.
La directriz, comunicada por la prensa oficial el miércoles, obedece a una campaña en la que decenas de miles de perros fueron eliminados en el marco de la lucha contra la enfermedad.
Como la política oficial del país que autoriza un solo hijo por familia, la agencia de noticias oficial Xinhua dijo que Pekín estaba decretando la política de un solo perro por familia en nueve zonas.
"En las zonas se permitirá sólo una mascota o perro por familia, y los perros peligrosos y grandes serán prohibidos. Todo aquel que mantenga un perro sin permiso será procesado", según Xingua.
La rabia ha aumentado en China, donde sólo el tres por ciento de los perros han sido vacunados contra la enfermedad, que ataca al sistema nervioso. La enfermedad mata casi siempre a los humanos después del desarrollo de los síntomas, aunque puede ser contrarrestada por una serie de inyecciones.
La rabia mató en septiembre a 318 personas en todo el país, según Xinhua. En 2004, el último año para el que se dispone de cifras, se reportaron 2.651 muertes por la enfermedad.
En Pekín 69 mil personas fueron tratados por rabia el año pasado, según la prensa oficial.
El máximo de perros en la capital fue anunciado por la policía de Pekín y las dependencias de agricultura y comercio del ayuntamiento, según Xinhua.
Informó que el abandono de perros se convertirá en una falta según las nuevas regulaciones. "Los dueños que quieran deshacerse de sus mascotas deberán entregarlos a las autoridades locales de control de perros", informó Xinhua.
Los dueños de perros tampoco podrán sacar a sus perros a lugares públicos como mercados, tiendas, parques, salas de exposición, zonas de paseo, parques de atracciones, salas de espera en estaciones de ferrocarriles y áreas turísticas, informó Xinhua.
Una nota en el sitio web del departamento de policía no mencionaba la nueva medida que limita el máximo de perros a uno por familia, pero dijo que se implementará una campaña para sacar de las calles a perros vagos y grandes.
La Sociedad Protectoran de Animales de Estados Unidos dijo que la política china no trata la razón subyacente de la crisis de rabia en el país.
"Creemos que es una política inapropiada que debería concentrarse en la vacunación para impedir la rabia, antes que en limitar el número de perros en una familia", dijo Wayne Pacelle, presidente de la organización y director ejecutivo.
"Algo que hemos aprendido en Estados Unidos es que los programas de vacunación a gran escala diseñados para reducir y erradicar la rabia, funcionan en países grandes", dijo.
Pacelle observó que "si no existe prevención, un perro puede contraer rabia lo mismo que la contraen dos. Esta no es una enfermedad emergente... Es una de las enfermedades zoonóticas mejor conocidas que existe. Tenemos opciones muy constructivas para abordar un problema que es legítimo".
Sin embargo, Ingrid Newkirk, presidente de Asociación por el Tratamiento Ético de los Animales, dijo que la medida podría impedir que la gente adquiriera más perros de los que puede mantener.
"China puede estar ladrando contra el árbol correcto", dijo. "Es triste que se llegue a esto, pero para el bienestar del perro, restringir la tenencia de perros a uno por familia pone un freno a la adquisición, fomenta un mejor cuidado y reduce el número de los perros que sufren en las calles".
Sin embargo, Newkirk instó una "cláusula de exención de modo que la gente que ya tiene más de un perro, no tenga que matar a uno de ellos".
Las autoridades provocaron indignación en el país cuando, en julio y agosto, lanzaron varias campañas de exterminio masivo de perros.
En un condado en la provincia de Yunán, al sudoeste del país, donde murieron de rabia tres personas, las autoridades mataron 50 mil perros, muchos de ellos a palos frente a sus dueños.
A diferencia de Occidente, donde los perros han sido apreciados durante largo tiempo como compañeros o amigos, los perros no han tenido nunca una vida fácil en China. La carne de perro se come en todo el país, es apreciado como tónico en invierno y como restaurador de la virilidad.
Tras la revolución comunista en 1949, la tenencia de perros fue condenada como un amaneramiento burgués y los perros fueron perseguidos como plaga. En los últimos años las actitudes se han suavizado, aunque los residentes de las ciudades todavía deben acatar estrictas reglas sobre el tamaño de sus mascotas y pagar carísimas tarifas de inscripción.

8 de noviembre de 2006
©new york times
©traducción mQh
rss

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres